-- Publicidad --
  • El plan, que durará 3 años, abarcará varios de los problemas que presentan las mujeres migrantes en Cali y Quito

El director de la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) para la zona andina, Philippe Serres, anunció un proyecto con el nombre de Mujeres echando raíces para ayudar con la integración de mujeres venezolanas en Ecuador y Colombia. 

El plan será ejecutado y financiado por la agencia Expertise France para reducir los problemas que enfrentan las migrantes, como la dependencia económica, la falta de una vivienda digna y la violencia de género.

El embajador de Francia en Ecuador, Frederic Desagneaux, comentó que Mujeres echando raíces es uno de los primeros proyectos que desarrollará la agencia.

“Juntos trabajamos para construir un mundo libre de cualquier forma de represión y en el que hombres y mujeres puedan contar con las herramientas para construir su proyecto de vida y un futuro digno”, señaló Desagneaux durante el anuncio del proyecto realizado en Quito (Ecuador).

-- Publicidad --
Policía de Colombia detuvo a siete personas que tenían a 126 migrantes retenidos en la frontera con Ecuador
Foto: EFE

¿De qué trata el proyecto?

El proyecto Mujeres echando raíces tendrá tres años de duración y será financiado con siete millones de euros por la cooperación francesa, con el objetivo de lograr la integración socioeconómica y el empoderamiento frente a la violencia de género de las migrantes venezolanas en Cali (Colombia) y Quito, así como también de las mujeres de las comunidades de acogida.

“Todos sabemos bien que son muchos los casos donde no se deja atrás el hogar por voluntad propia. El exilio conlleva la intensificación casi siempre de vulnerabilidades de todo tipo. Las mujeres están particularmente expuestas a la degradación de sus condiciones de vida, durante y después de su proceso de migración”, agregó el embajador Desagneaux. 

Este plan se ejecutará a través de varios ejes: el acceso a una vivienda digna bajo políticas de alquiler social, el acceso a empleos dignos y actividades económicas autosostenibles, la prevención y atención de la violencia de género y el acceso a salud sexual y reproductiva.

Además, se destinará a evaluar las posibilidades de extender este programa a Perú y Costa Rica, país donde el proyecto se dirigiría en este caso a atender a mujeres migrantes provenientes de Honduras.

Mujeres son víctimas de violencia y desapariciones en la frontera colombo-venezolana
Foto: EFE

En Ecuador, el proyecto tendrá como socio a la Prefectura de Pichincha y estará enfocado en Calderón, una parroquia urbana de Quito que es la más grande del país y donde un alto porcentaje de la población proviene de Venezuela.

Violencia contra las mujeres 

Para abordar la prevención de la violencia machista y dar atención en salud reproductiva y sexual, el proyecto aprovechará la infraestructura ya en funcionamiento de los Centros Warmi (mujer, en lengua indígena kichwa) y los Centros Wambra (joven, en kichwa) implementados por la Prefectura de Pichincha.

“Estoy segura de que estamos poniendo el dedo en la llaga. Por mucho tiempo hemos evadido hablar de políticas públicas, inversión y migración venezolana. Es un paso muy importante”, sostuvo durante el lanzamiento del proyecto la prefecta de Pichincha, Paola Pabón.

Agregó que este plan invita a reflexionar sobre lo dura que es la vida de las migrantes venezolanas y en general, las dificultades que viven las mujeres en círculos de violencia.

Mujeres echando raíces es una buena noticia para quienes estamos convencidas de que de manera colectiva tenemos que defender la vida y cuidar la dignidad de las mujeres”, dijo Pabón.

Con información de EFE

Noticias relacionadas