-- Publicidad --
  • Algunos extranjeros aseguraron que no les informaron sobre el motivo para tomar estas muestras | Foto: pixabay

Expertos en Derecho en Estados Unidos han expresado su preocupación por la medida del gobierno de ese país de recolectar muestras de ADN de migrantes que llegan por la frontera o que ya estaban radicados en la nación. Cuestionan que este plan respete la privacidad de las personas.

De acuerdo con el testimonio de una migrante mexicana de 27 años de edad, le tomaron pruebas de ADN a ella, a su padre y su hermana en un centro de inmigración donde estuvieron detenidos. La familia entró al país por la frontera entre San Diego (EE UU) y Tijuana (México).

“No te preguntan, solo te dicen ‘Te voy a tomar la prueba de ADN’ y ya”, contó la mujer en entrevista para CNN el 19 de junio.

La migrante prefirió ocultar su identidad por temor a tener dificultades en su proceso de asilo, el de su hija de 10 años de edad, y el de otros familiares. Aseveró que vive con miedo de no saber qué pasará con su muestra de ADN.

-- Publicidad --

Qué dice el gobierno de EE UU sobre la medida

De acuerdo con el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS, por sus sigen inglés), en un comunicado enviado a CNN, los agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza examinan a los migrantes con criterios y métodos sensibles para las agencias del orden. 

“Cuidar la privacidad de nuestras poblaciones más vulnerables es de suma importancia”, mencionó el DHS.

Ola de violencia contra migrantes causa alarma en la frontera de México
EFE/ Luis Torres

Asimismo, aseguró que la Oficina de Derechos y Libertades Civiles dependientes de ese departamento apoya las medidas que se están implementando. 

Sin embargo, Elizabeth Uribe, abogada de la migrante mexicana, cuestionó las declaraciones del DHS sobre su preocupación por la privacidad de las personas. 

“Si fuera así, no estarían haciendo esta recolección de ADN”, manifestó. 

EE UU habría recolectado más de 1,5 millones de muestras de ADN

En mayo de 2024, el Centro de Privacidad y Tecnología de la Escuela de Leyes de la Universidad de Georgetown (Washington DC) publicó una investigación en la que reveló que desde el año 2020 el DHS había agregado más de 1,5 millones de muestras de ADN de migrantes a la base federal que usan los cuerpos de seguridad del Estado.

El estudio fue titulado Asalto al genoma: cómo el gobierno abusa de sus poderes inmigratorios con el fin de acumular ADN para políticas futuras. A los autores de este trabajo les tomó más de un año y medio de investigación llevarlo a cabo. Se basaron en registros públicos, además de entrevistas con migrantes a quienes les tomaron dichas muestras.

Denuncian que agentes de inmigración en EE UU toman muestras de ADN a migrantes: ¿a qué se debe la medida?
Foto: CNN

El documento detalla que las muestras de ADN son enviadas a la Oficina Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés) para ser procesadas e incluidas de forma permanente en el Sistema de Índice Combinado de ADN (CODIS, por sus siglas en inglés). 

El informe señala que, al estar en esta base de datos, las muestras de información genética quedan disponibles “de forma indefinida” para agencias policiales de todo el país.

La base de datos CODIS fue creada en 1990 por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

El FBI acumula más de 20 millones de perfiles de ADN, equivalentes a aproximadamente el 7 % de la población de Estados Unidos, según datos de la Oficina revisadas ​​por el medio estadounidense The Intercept.

En el sistema CODIS se originan perfiles genéticos, permite a los laboratorios de un mismo estado compartir información, además de que se puedan comparar las muestras en toda la nación.

Esta base de datos contiene información de personas desaparecidas, delincuentes y muestras forenses de escenas donde ocurrieron delitos.

El estudio también señala que, en sus primeras dos décadas,  CODIS recabó alrededor de 25 mil muestras de no ciudadanos estadounidenses.

Sin embargo, tras modificaciones implementadas en el año 2020 por el Departamento de Justicia durante el gobierno de Donald Trump, estas cifras aumentaron, ya que se permitió a las autoridades recabar muestras de ADN de todas las personas detenidas en la frontera o que ya vivían en el país. 

De acuerdo con la investigación, el método se ha mantenido en la Administración del presidente Joe Biden.

Interrogantes sobre la medida

El Centro de Privacidad y Tecnología de la escuela de Derecho de Georgetown destacó que los hallazgos de la investigación dejan  interrogantes sobre si fueron violados los derechos de privacidad de los migrantes.

De acuerdo con el informe, las muestras de ADN son presuntamente tomadas por agentes de inmigración de Estados Unidos bajo engaño e “intimidación”, pese a que el reglamento del Departamento de Seguridad Nacional indica que los agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) deben informar a las personas antes de tomar las muestras.

¿De qué trata la orden que permitirá limitar las solicitudes de asilo en la frontera de EE UU con México?
EFE/Luis Torres

En las entrevistas que los autores de la investigación realizaron a varios migrantes, algunos dijeron que pensaban que la recolección de muestras eran para descartar el covid-19. Otros aseguraron haber sido amenazados con ser procesados penalmente.

Los investigadores sugirieron al gobierno federal tomar medidas y recomendaron que se detenga la recolección de ADN. Además de que se eliminen todos los perfiles o muestras obtenidas con este programa.

Noticias relacionadas