-- Publicidad --
  • El comediante inicia una gira junto a Belkys Martínez por Caracas, Valencia y Maracaibo para presentar “El show de las 2000 voces”. En entrevista para El Diario habló sobre el impacto que ha tenido la imitación en su carrera, además de recordar su paso por proyectos como Isla Presidencial

Emilio Lovera se ha convertido en una figura que trasciende generaciones. Desde algunos de los sketches más icónicos de la Radio Rochela en la década de los noventa, hasta la serie animada Isla Presidencial, el actor y humorista ha mostrado a lo largo de su carrera no una, sino miles de caras y de voces que han hecho reír a los venezolanos al punto de detener un par de corazones en el camino.

Esa versatilidad que acostumbra mostrar tanto la pantalla como el escenario precisamente será explotada en una nueva gira de “El show de las 2000 voces” con la cantante e imitadora Belkys Martínez. A pesar de tener más de una década en vivo, Lovera comentó en entrevista para El Diario que siempre disfruta presentar este espectáculo, pues constantemente están renovando sus rutinas con nuevas voces.

“Esto me lleva al inicio de mi carrera, donde uno de mis fuertes era la imitación. Me gusta cantar y me gusta imitar, y frente a la avalancha de stand up que vivimos, demostrar otra forma de hacer reír tiene un valor muy importante. Es el valor de la versatilidad, de lo completo que se puede ser, del artista total y universal”, declaró.

El show contará con dos funciones en Caracas el 11 y 14 de julio en el Anfiteatro de El Hatillo, estado Miranda. Entre ambas fechas también realizarán un par de paradas el 12 de julio en el Hotel Hesperia de Valencia, estado Carabobo; y el 13 de julio, en el Teatro Baralt de Maracaibo, estado Zulia. En el caso de Caracas, las entradas tendrán un costo de entre 33 y 44 dólares y se podrán adquirir en el Centro Comercial Ciudad Tamanaco (CCCT) o en la página web de Ticketmundo y la productora La Comedia Local.  

-- Publicidad --

El arte de imitar

Las mil voces de Emilio Lovera se mantienen vigentes tras 42 años de carrera
Foto: cortesía

“El Show de las 2000 voces” es un espectáculo en el que Lovera y Martínez conversan sobre la actualidad del país mientras, entre charlas, parodian a varios de los dúos musicales más emblemáticos de la cultura popular. Desde Jennifer López y Marc Antony hasta Lila Morillo y José Luis Rodríguez, pasando por otros de la talla de Juan Gabriel y Rocío Durcal, se trata de todo un festival de música interpretado solo por dos artistas. 

La imitación ha sido una pieza clave de su vida. Esta comenzó en su infancia, cuando emulaba a los personajes que veía en la televisión para hacer reír a sus compañeros de clase, e incluso a sus profesores. Ya en Radio Rochela, programa que estelarizó por 23 años, el artista hizo todo un doctorado en la materia. Destaca su imitación del entonces alcalde de Caracas, Claudio Fermín, cuando aspiraba por primera vez a la presidencia en 1993. 

En el escenario también dejó para la posteridad su imitación de Simón Bolívar, con una voz casualmente parecida a la del expresidente Hugo Chávez, en su chiste “¿Por qué el llanero es flojo?”. 

Lovera afirmó que cada vez que puede intenta incorporar imitaciones a sus rutinas. Es un arte que disfruta mucho por su complejidad técnica, pues requiere desarrollar una gran capacidad de observación para estudiar hasta los más sutiles cambios de gestos y tonos de la persona que va a imitar. Algo que, si bien reconoció como un talento innato, también viene de décadas de práctica. 

“A pesar de que el stand up se puede entender y aprender en clases, la afinación y copiar los timbres parece no tener un método preciso. La mayoría de los imitadores solo lo hacemos y ya. Es como innato. Luego, el oído y la práctica es esencial, sobre todo para las entonaciones o cadencias, una vez que uno domine el timbre. Oír, oír y oír”, explicó.

Comitiva oficial

Las mil voces de Emilio Lovera se mantienen vigentes tras 42 años de carrera
Foto: cortesía

Antes de aparecer en la televisión, Emilio Lovera iniciósu carrera en 1981 en la versión radiofónica de Radio Rochela. Siguió trabajando durante años en diferentes programas para Radio Caracas Radio (RCR) donde aprendió la importancia que tenía su voz, siendo en muchas ocasiones lo único que necesitaba para hacer reír. Quizás de allí el éxito que tuvieron muchas de sus rutinas entre los CDs piratas que se vendían en las autopistas del país a principios de la década de los 2000. 

A pesar de esto, el comediante ha incursionado poco en el mundo del doblaje, donde prestó su voz para la serie animada Nada que ver (2007), producida por El Chigüire Bipolar y Plop TV, o la película Er relajo del loro (2012). No obstante, su legado para la industria y el humor de la generación millenial estuvo en la serie web animada Isla Presidencial, la cual se emitió en YouTube entre 2010 y 2014. 

Era una sátira política que parodiaba a la serie dramática Lost, pero con los principales mandatarios latinoamericanos del momento atrapados en una isla desierta. Lovera destacó por interpretar todas las voces de los presidentes, desde Hugo Chávez o Luis Inácio Lula da Silva, hasta Evo Morales, o Cristina Fernández. Admitió que fue un reto interpretar un rango tan amplio, y que en casos puntuales como el del expresidente ecuatoriano Rafael Correa, o el aún presidente nicaragüense Daniel Ortega, tuvo que hacer varios cambios pues le costó emular sus acentos. 

***

Emilio Lovera
Foto: cortesía

Aun así, la imitación de Lovera, además del humor ácido de la serie llegaron a llamar la atención del propio Chávez, quien en una ocasión se la recomendó a su homólogo boliviano. “¡Tienes que ver este programa, Evo! ¡Suenan igual que nosotros!”, dijo entre risas. No tuvo la misma acogida después por Nicolás Maduro, quien la criticó cuando le tocó aparecer en la isla. “Me ponen muy bruto, yo no soy tan bruto así. Y muy gordo”, comentó.

Actualmente Latinoamérica parece estar nuevamente en la misma deriva que cuando se estrenó el show hace 14 años. Lula da Silva es nuevamente presidente de Brasil, mientras Morales aspira a gobernar nuevamente en las próximas elecciones de Bolivia. Otros como Ortega y Maduro nunca abandonaron el poder. Lovera reconoció que hoy en día producir un programa como Isla presidencial sería complicado. No solo por las repercusiones políticas que podría tener en la Venezuela actual, sino incluso también por el despliegue técnico y de recursos que tuvo en su momento la obra de Juan Andrés Ravell y Oswaldo Graziani.

“Hoy en día no tengo la capacidad para producir algo así. Se necesita un equipo y mucha energía, pero me gusta ponerle voces a personajes y darle el carácter que me inspira o me provoca”, acotó. 

Multimedia

Las mil voces de Emilio Lovera se mantienen vigentes tras 42 años de carrera
Foto: cortesía

Lovera ha sido conocido en el mundo del espectáculo como “El hombre de las mil caras” por su capacidad de interpretar a diferentes personajes. Algunos que quedaron marcados en la memoria colectiva venezolana han sido El Chunior, Chepina, Perolito o El Chagüitón. Aunque su primer intento de figurar en solitario fuera de Radio Rochela fue con la serie Gaviman (1986), la cual fue cancelada en su primera temporada. 

Aun así, Lovera no desistió y en 1996 volvió a probar suerte con Humor a primera vista, con Laureano Márquez. Ciertamente hubo química en el aire, pues el dúo no solo ha mantenido una sólida amistad, sino que por 21 años presentaron juntos el show Laureamor y Emidilio, que en febrero de 2024 tuvo su última gira por el país. 

Las mil voces de Emilio Lovera se mantienen vigentes tras 42 años de carrera
Foto: cortesía

Además, Lovera tuvo otros programas individuales en la televisión como E-milio.Combo, La cámara indiscreta o Las mil caras de Emilio. Tras la salida del actor de Radio Caracas Televisión (RCTV) en 2005 y el posterior cierre del canal, muchos de estos personajes regresaron en el programa Misión Emilio, emitido por Televen entre 2011 y 2013, y en el que combinaba sketches al estilo Radio Rochela con un talk show en el entrevistaba a diferentes personalidades e incluso contaba con números musicales.

Precisamente la música es otra faceta que el artista parece no haber explotado lo suficiente, a pesar de ser algo fijo en sus shows. Más allá de cantar en sus rutinas y en eventos de caridad para organizaciones como Fe y Alegría o la Fundación Atenea, reflexionó que no ha tenido oportunidad de componer o grabar profesionalmente sus canciones. “Siempre me gustó, pero creo que no tuve el suficiente interés como para aprender a leer música. Tal vez un poco de motivación me faltó, ¡Pero bueh!”, comentó. 

Vigente

Recientemente Emilio Lovera cumplió 42 años de trayectoria artística. Un largo camino desde sus inicios en Radio Rochela, en el que ha visto cómo el humor de los venezolanos ha ido cambiando con el paso de las generaciones. Lo mismo con el formato en el que se presenta. Desde finales de la década de los 2000, una nueva camada de comediantes surgió de la popularización del stand up en ciudades como Caracas, y más adelante se adentraron en los contenidos digitales.

Las mil voces de Emilio Lovera se mantienen vigentes tras 42 años de carrera
Foto: cortesía

Aunque sus rutinas no han tenido mayores variaciones, y chistes como “El malandro y el carro de Drácula” aún llenan salas en sus presentaciones, Lovera también se ha sabido adaptar a los tiempos modernos. Ejemplo de ello es su podcast Cuéntame la vaina, el cual terminó a principios de julio su séptima temporada y marcó su regreso al género de la entrevista. Sus episodios, además de grabaciones de sus shows, ahora están en su canal de YouTube, el cual tiene más de 284 mil suscriptores.

“Creo que mantenerse vigente es el trabajo de cualquier standupero, tocar temas actuales y de alguna forma modernizar los términos y las situaciones. El humor es el mismo de siempre, lo que dio risa ayer hoy puede maquillarse de actualidad y usarse”, agrega.

Bajo esa filosofía, Lovera prepara una nueva gira a partir de agosto del show “Por los caminos verdes”, junto al comediante Amílcar Rivero y que es una continuación de “¿Emigrante yo?”, de 2012 ahora actualizado al contexto de la migración venezolana a través de la selva de Darién. También adelantó que está desarrollando una nueva rutina con Laureano Márquez, que espera esté escrita para finales de año. 

Noticias relacionadas