-- Publicidad --
  • La venezolana es reconocida por sus investigaciones para reciclar baterías de litio y por sus iniciativas sobre educación ambiental en países de Latinoamérica | Foto: EFE

La científica venezolana Yarivith González recibió el 10 de julio el Premio Internacional 2024 de la Fundación Princesa de Girona, en España, por la categoría de Investigación que por primera vez se dirige a talentos de Latinoamérica. 

Este reconocimiento se lo llevó o se lo ganó por sus investigaciones para reciclar baterías de litio y por su labor de difundir la ciencia en escuelas de países latinoamericanos a través de iniciativas de educación ambiental.

González, oriunda de Barquisimeto (Lara), es licenciada en la especialidad de Química, tiene un magíster en Ciencias Ambientales, así como en Educación, Ambiente y Desarrollo Sostenible. De acuerdo con una publicación en la web de los Premios Princesa de Girona, la venezolana está actualmente finalizando un doctorado en Química en la Universidad de San Luis, Argentina. 

La química es miembro activo y voluntaria de diferentes organizaciones no gubernamentales (ONG) que desarrollan trabajos sociales y ambientales en Latinoamérica y el Caribe.

-- Publicidad --
La científica venezolana Yarivith González recibió Premio Princesa de Girona 2024 
Foto: Fundación Princesa de Girona

Para esta edición de 2024 de los premios también fueron reconocidos la guatemalteca Susa Arrachea y los españoles Antonio Espinosa de los Monteros (emprendedor), Daniel Millor (arquitecto), Vicky Luengo (actriz) y Moisés Expósito-Alonso (biólogo y ecólogo).

Premios Princesa de Girona

Es una premiación española que entrega todos los años la Fundación Princesa de Girona con el objetivo de promover y fomentar la iniciativa, esfuerzo, investigación científica y creatividad artística de talentos jóvenes.

Estas son las categorías de los Premios Princesa de Girona:

-Social
-Investigación Científica
-Artes y Letras
-Empresa
-Internacional

Soluciones a problemas medioambientales

En entrevista para la agencia de noticias EFE el 7 de julio, la científica venezolana aseguró que América Latina y Europa, en especial España, deben compartir sus investigaciones científicas, ya que pueden aportar soluciones a problemas medioambientales comunes que serán más acuciantes en el futuro.

Qué hacer con las baterías de carros eléctricos, es parte de las soluciones en las que trabaja la Universidad Nacional de San Luis en Argentina, institución que es parte de la trayectoria de Gónzalez como científica. 

La científica venezolana Yarivith González recibió Premio Princesa de Girona 2024 
Foto: tomada de X

El Laboratorio de Metalurgia Extractiva cuenta con un grupo de investigadores que ha patentado varias soluciones, dirigido por Jorge González y Lucía Barbosa, a través del Instituto de Investigación en Tecnología Química de esta universidad y del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas del país.

Somos pioneros en América Latina al abrir un camino para reciclar un mineral como el litio que no es un recurso renovable, pero al que se puede convertir en un metal con distintos usos una vez utilizado en las baterías de carros o de teléfonos móviles”, subraya González.

El laboratorio de la vida

La investigadora ahondó en que la sociedad necesita “mentes curiosas”, que vayan más adelante, al considerar que la tecnología todos los días está abarrotando y hacen falta ideas para que ese desarrollo sea sostenible.

Expresó que valora este premio, porque además de reconocer logros científicos, aprecia el trabajo de organizaciones no gubernamentales (ONG) en educación ambiental.

La científica venezolana Yarivith González recibió Premio Princesa de Girona 2024 

“Es la punta de lanza para invitar a las nuevas generaciones a que investiguen desde un punto de vista ambientalista a invitarlas a trabajar en una ciencia transferible a la sociedad que llegue a la gente desde un punto de vista más práctico, para solucionar problemas ambientales, acortar plazos ante situaciones que nos preocupan”, mencionó.

González mencionó como ejemplo la labor desarrollada en Venezuela desde hace más de una década por organizaciones que van a las escuelas con prácticas que buscan animar a “curiosear” en la ciencia.

Noticias relacionadas