• La rama investigativa del Departamento de Seguridad Nacional de EE UU anunció la inclusión de El Aissami en la lista de los más buscados por su presunta vinculación en un esquema de narcotráfico

Estados Unidos informó este miércoles que se encuentra en la búsqueda de un hombre acusado de facilitar el envío de cargamentos de droga provenientes de Venezuela. Su nombre es Tareck El Aissami, vicepresidente para el área económica, una figura de poder en el régimen de Nicolás Maduro y el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

En un comunicado publicado en el portal web de ICE, rama investigativa del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, aseguran que mientras ocupó los cargos de gobernador del estado Aragua, ministro de Interior, Justicia y Paz y posteriormente vicepresidente ejecutivo de la República valiéndose de su poder, participó de manera activa en el tráfico de narcóticos mediante el uso de aviones y barcos.

Foto: ICE

“En sus antiguas posiciones, él supervisó o fue dueño parcial de cargamentos de narcóticos de más de 1.000 kilogramos desde Venezuela en múltiples ocasiones, incluyendo aquellos con México y los Estados Unidos como destinos finales”, indicó la institución.

El señalamiento de Estados Unidos a El Aissami por su presunta vinculación con el tráfico de drogas no es nuevo, pues en el año 2017 el Departamento del Tesoro decidió incluirlo en la lista OFAC (Oficina para el Control de Activos Extranjeros). Dicho listado incluye a personas y empresas acusadas de haber recibido dinero proveniente del narcotráfico, tales como los ministros Vladimir Padrino López y Nestor Reverol.

Estas acusaciones han sido negadas por El Aissami, quien de acuerdo con una publicación de el New York Times, durante el tiempo en que se desempeñó como ministro de Interior la lucha contra el tráfico de drogas registró un progreso sin precedentes en el país.

Alejandro Rebolledo, magistrado del Tribunal Supremo de Justicia en el exilio, aseguró que si bien Estados Unidos todavía no ha solicitado la emisión de una alerta roja por parte de la Interpol, esto podría suceder en cualquier momento.

“En estos momentos no hay una alerta roja de Interpol contra El Aissami, pero pudiera darse en cualquier momento”, afirmó Rebolledo durante una entrevista a VPI.

Añade que luego de la oficialización de la orden de búsqueda emitida en contra del dirigente oficialista cualquier persona o país estará en la capacidad de cooperar para lograr su aprehensión.

“A partir de hoy veremos cómo el gobierno de Estados Unidos acelerará en sus acciones contra el régimen”, indica.

De ser emitida una alerta roja por parte de la Interpol para la detención de El Aissami, cualquiera de los 194 países miembros de la organización estarán en la capacidad de capturarlo en caso de encontrarse dentro de sus fronteras.

Carlos Vecchio, embajador de Venezuela ante el gobierno de Estados Unidos, expresó en una entrevista con el periodista Sergio Novelli que la decisión del gobierno norteamericano se enmarca en la lucha por la restitución de la justicia, libertad y democracia en el país.

“Hoy ICE difunde ficha de Tareck El Aissami como uno de los narcotraficantes más buscados por Estados Unidos. La dictadura debe tener claro que vamos adelante con todo por la restitución de justicia, libertad y democracia en Venezuela”, comentó.

¿De qué se le acusa a Tareck El Aissami?

Las primeras acusaciones realizadas en contra de El Aissami por su posible vinculación a hechos ilícitos se remontan al año 2014. En esa fecha el periódico estadounidense The Wall Street Journal reveló una presunta red creada por El Aissami para transportar terroristas provenientes del Medio Oriente a Venezuela y países vecinos, además de enviar fondos para financiar el terrorismo en oriente medio.

Esta situación fue denunciada en su momento por Robert Morgenthau, fiscal del distrito de Nueva York, quién aseguró que El Aissami facilitó que obtuvieran pasaportes venezolanos y les fuera concedida la naturalización a miembros de Hamas y Hezbollah ─organizaciones consideradas por Estados Unidos como terroristas─.

Posterior a estos señalamientos, en el año 2015, luego de huir de Venezuela y convertirse en un testigo protegido de la fiscalía en Estados Unidos, Rafael Isea, también ex gobernador del estado Aragua, acusó a El Aissami de recibir sobornos de narcotraficantes para facilitar el envío de estupefacientes desde Venezuela a diversas partes del mundo entre ellas EE UU.

De acuerdo con Isea uno de esos capos de la droga era Walid Makled, alias “el árabe”, un empresario venezolano de origen sirio, al igual que El Aissami. Makled fue detenido en Colombia en el año 2011 y extraditado posteriormente a Venezuela por estar implicado en casos de narcotráfico y lavado de dinero.

Este empresario, que en su momento fue considerado uno de los 5 narcotraficantes más buscados del mundo, confesó luego de su detención que había realizado pagos a El Aissami utilizando como intermediario al hermano de este último.

Poco tiempo después de las denuncias realizadas por Isea en contra de El Aissami, Efraín Antonio Campo Flores y Francisco Flores de Freitas ─sobrinos políticos del presidente Nicolás Maduro─ fueron detenidos en Haití por agentes de la Administración para el Control de Drogas (DEA), por presuntamente intentar ingresar a Estados Unidos un cargamento de 800 kilogramos de cocaína.

Al ser interrogados por las autoridades sobre la procedencia de dicha droga los “narcosobrinos”, como se les conoció posteriormente, aseguraron que esta pertenecía a Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y segundo hombre más poderoso dentro de las filas del chavismo. Sin embargo, posteriormente debido a las pesquisas realizadas por los agentes de la DEA, Efraín Flores y Francisco Freitas confesaron que esta era propiedad de Tareck El Aissami.

Recientemente las acusaciones en contra del vicepresidente del área económica se han recrudecido luego de que el pasado 8 de marzo la Corte Federal de Manhattan en Nueva York emitiera una sentencia en la que se le acusa junto a Samark López de narcotráfico. Medida que desencadenó su posterior incorporación en la lista de los más buscados por el tráfico ilícito de drogas.

Samark López

En múltiples de los señalamientos realizados por Estados Unidos en contra de Tareck El Aissami figura el nombre del empresario venezolano Samark José López Bello. Este según la justicia norteamericana sería testaferro del funcionario venezolano y habría prestado su apoyo financiero, bienes y servicios para facilitar las operaciones de narcotráfico realizadas por El Aissami.

Debido a sus nexos con El Aissami el secretario del Tesoro de Estados Unidos informó que los activos de López que se encontraban en jurisdicción de EE UU habían sido congelados y detalló que la cifra de los mismos ascendía a decenas de millones de dólares.

Según el Departamento del Tesoro López está vinculado con las siguientes empresas:

Profit Corporation. C.A

Yakima Trading Corporation

Grupo Sahet

MFAA Holding Limited

Agusta Grand I LLC

200G PSA Holding LLC

Noticias relacionadas