• De acuerdo con una encuesta privada compartida con El Diario, 41% de los ciudadanos considera que las medidas anunciadas por el gobierno estadounidense perjudican la situación del país

Las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos sobre los activos venezolanos en ese país hacen eco en la opinión pública nacional. Las medidas del presidente Donald Trump han servido al régimen de Nicolás Maduro para reafirmar el discurso de que la crisis obedece al supuesto bloqueo, mientras que desde el gobierno interino de Juan Guaidó aseguran que las sanciones están dirigidas contra la cúpula chavista. En medio de esas posturas discrepantes, 41% de los venezolanos considera que las medidas están perjudicando la situación del país.

Cuando se trata de las razones que propician la crisis económica en que está inmersa la nación, 63% de los venezolanos las atribuyen al gobierno de Nicolás Maduro, de acuerdo con una encuesta privada de Consultores 21 que obtuvo El Diario. Sólo 29% considera que se debe a la guerra económica, el sabotaje y las sanciones de EE UU. El sondeo fue realizado en el segundo trimestre de junio, con un trabajo de campo hasta el día 30 de ese mes.

Saúl Cabreras, director de la encuestadora, explicó que las sanciones son bien vistas por los opositores a Maduro, siempre y cuando las mismas garanticen su salida del poder o generen un nuevo proceso político, “aun sabiendo que las mismas van a afectar la compra de cosas, los viajes, entre otros aspectos”. Del lado del chavismo, asegura que se oponen a las medidas “aunque no sepan muy bien de qué manera los puede afectar”. Afirmó que 80% se consideran opositores a Maduro, mientras que la cifra de quienes se identifican con el chavismo es cercana a 20%.

Cabreras señaló que el poco interés de la población en la sanciones obedece a que la principal preocupación de esta no es la macroeconomía. Para el analista, “lo que genera angustia es la comida, lo que van a llevar para sus casas a diario”. Por esto, el sondeo arrojó que 60% de las personas cree que el problema principal es la inflación, que se ubica en el primer lugar de la lista. El segundo es Maduro y el tercero es la inseguridad y los servicios públicos.

Sanciones y negociación son compatibles

A pesar de que la decisión de Trump no presenta mayor oposición entre los venezolanos, 68% mencionó la “negociación” como la principal forma para salir de la crisis, mientras que 58% estima que se debe acudir a un diálogo. No obstante, el analista explicó que esto no se traduce necesariamente en optimismo respecto a los resultados de las conversaciones, debido al fracaso de los procesos anteriores. De acuerdo con el sondeo, 29% de los encuestados cree que habrá elecciones en el país, y en caso de producirse esos comicios con un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE), 89% ejercería su derecho al voto.

“Los venezolanos en su mayoría estarían de acuerdo con ir a unas elecciones con garantías. Si a la gente se le garantiza no solo por escrito, sino también con participación de la comunidad internacional, con cambio del CNE, con un registro electoral abierto, sin candidatos inhabilitados, habría una mayoría importante que participaría”, comentó Cabreras para El Diario.

En ese eventual escenario electoral, Guaidó partiría con el favoritismo para ser el candidato opositor al régimen. 36% respondió que el también presidente de la Asamblea Nacional debe ser el elegido, frente a 22% que opta por Leopoldo López y 11% por Henrique Capriles Radonski. Sin embargo, Cabreras considera que unas candidaturas por separado supondrían un daño para la oposición al régimen.

Los líderes de Voluntad Popular son los mejores valorados dentro de la oposición a Maduro. El partido naranja también tiene el mayor respaldo entre las confluencias opositoras, con 16% del favoritismo

“En el lado de la oposición el concepto que prima es el de unidad, porque la gente está convencida de que tiene que ser un proceso unitario para poder enfrentar al chavismo”, dijo.

Sobre el liderazgo de Guaidó, el sondeo recogió que 55% de los encuestados considera que el fallido alzamiento militar del 30 de abril debilitó su imagen. Aun así, 57% evalúa de forma positiva su gestión y 49% lo considera presidente, frente al 39% que obtuvo Maduro.

Angustia generalizada

En lo que va de 2019 los servicios públicos como el agua, el gas, el transporte y la electricidad se han visto mermados por la incapacidad del Estado para generar respuestas a los ciudadanos. De acuerdo con el sondeo de Consultores 21, 91% de los encuestados aseguraron que tienen problemas eléctricos, y 70% dijo tener gas a través de bombonas.

En este contexto, la frustración siguen siendo el sentimiento que principal entre los ciudadanos. Según la encuesta, 74% de los venezolanos dicen sentirse angustiados. “La percepción de los venezolanos sobre la situación del país es pesimista porque no ven que las cosas estén cambiando. Tienen frustración, rabia, desencanto”, concluyó Cabreras.

En un país en el que las sanciones de EE UU no parecen tener incidencia en la salida del conflicto, y en donde reina la desconfianza respecto a las negociaciones entre los líderes políticos, el analista considera que harán falta otras medidas para que la población recupere la esperanza en torno a la solución de la crisis.

Noticias relacionadas