• Norma Ruíz, o “Mamaína” como la llaman sus nietos, nació en Venezuela en 1930, lugar donde vivió, se casó e hizo su familia, hasta que en 2017 tomó la decisión de emigrar junto a su hija y su nieto
Foto: Norma Ruíz

Norma Ruíz se detiene frente a una estantería repleta de semillas de ají dulce, lo poco que se pudo llevar de Venezuela. Observa la pequeña cosecha fresca producto de años de sacrificio, siente los pequeños brotes como pedacitos de su tierra, y tan solo con mirarlos evoca la brisa helada de San Diego de los Altos, su terruño en el estado Miranda. El pequeño huerto la lleva de vuelta al país de donde tuvo que emigrar en 2017 para emprender como cocinera a los 88 años de edad.

La inseguridad y la falta de medicamentos en Venezuela llevaron a Norma a tomar la decisión de empacar su vida en una maleta. Creció en Río Caribe, en el estado Sucre, donde nació su amor por el arte. Un pincel fue el utensilio principal de trabajo durante la mayor parte de su vida, y con este instrumento creaba bocetos que se materializaron en ingeniosas obras que le permitieron ilustrar varias publicaciones. En aquel entonces, la cocina se hallaba lejos de ser el sustento principal de su vida.

Leer más  ¿Qué es el Sisbén y cómo pueden acceder a esta ayuda los venezolanos en Colombia?

Sin embargo, no tuvo elección. Un boleto de avión cambió su destino hacia México, país al que decidió emigrar porque amigos y familiares se habían establecido allí tiempo atrás. Pero para ella el proceso de adaptación no ha sido sencillo.

Ruíz afirma que le ha resultado cuesta arriba empezar una nueva vida en un lugar desconocido. “La idea era que mi hija — docente de postgrado — trabajara en su profesión mientras que yo, por otro lado, buscara otra manera de ayudar. Sin embargo, ha sido difícil. Ella ha realizado millones de solicitudes, pero no ha conseguido un empleo estable, por ello decidí emprender un proyecto para contribuir con los gastos de la casa”, explicó la mujer en exclusiva para El Diario.

En la cocina encontró una oportunidad de surgir. Junto a sus hija formó equipo para crear un negocio de salsas para pastas, reto que se propuso y comenzó a labrar abrazando la esperanza de salir adelante.

Leer más  ¿Qué es el Sisbén y cómo pueden acceder a esta ayuda los venezolanos en Colombia?
Foto: @LasSalsasdeNorma

“Nunca vi mi edad como un impedimento, al contrario, no podía quedarme con los brazos cruzados. A mí siempre me ha gustado cocinar, por eso sabía que esto que comenzó como una pequeña aventura sería de gran ayuda para aportar en los ingresos”, indicó.

El negocio Las Salsas de Norma poco a poco fue creciendo. El perfeccionismo y entrega en la cocina de su artífice son características de sus preparaciones, pero ese toque que faltaba llegó con el tiempo. Su nieta se encargó de diseñar un logotipo para darse a conocer en la comunidad, y fue así como sus envases de salsa pasaron a ser reconocidos no solo por las tapas de diferentes colores y los estándares de calidad, sino también por su estilo venezolano.

Foto: Norma Ruíz

Además de la salsa boloñesa picante, la marca también ofrece platos como lasaña y las tradicionales hallacas venezolanas. “Mi hija y yo somos un equipo, pero también hemos recibido colaboración de gente amiga que nos ha ayudado con las etiquetas y con ideas para los volantes. Son cosas que agradecemos muchísimo”, expresa.

Leer más  ¿Qué es el Sisbén y cómo pueden acceder a esta ayuda los venezolanos en Colombia?
Foto: Norma Ruíz

“Mamaína”, como la llaman sus nietos, afirma que está trabajando en una salsa que logre contener un pedacito de Venezuela en un envase de plástico. Con las semillas del ají dulce venezolano que llevó consigo planea hacer una receta para sus compatriotas residenciados en México. “Yo trato de adaptarme al sabor mexicano, pero siempre me dicen que mi comida sabe a Venezuela”, comenta entre risas.

Norma se define como una luchadora y su lema de vida puede resumirse con el título del famoso drama del español Alejandro Casona: “los árboles mueren de pie”. Ella, una mujer que se ha convertido en una enamorada de la cocina y en una empecinada estudiosa del picante, quiere dejar su marca sin darle importancia a la “barrera” de la edad; muy por el contrario, afirma que ha utilizado su experiencia como principal motor para contrarrestar cualquier adversidad.

Leer más  ¿Qué es el Sisbén y cómo pueden acceder a esta ayuda los venezolanos en Colombia?

Nunca olvida su país. Cada vez que puede describe la Caracas en la que se casó y vió a sus hijos crecer. Los recuerdos de Venezuela la sensibilizan, porque sabe que no puede mostrar a sus tres bisnietos el país maravilloso en el que trabajó toda su vida.

“Uno no se puede rendir jamás. Cada día que me despierto pienso en la libertad de mi país. Éramos tan felices en ese lugar que nadie pensó que llegaríamos a este momento… Pero no pierdo la esperanza de ver el inicio de un camino de luz para Venezuela. Eso es lo que pido y aspiro para mi tierra, y estoy segura de que lo voy a ver”, dijo Ruíz.

La oriunda de Río Caribe se refugia en sus logros y en la convicción de regresar con sus bisnietos al jardín de su casa en la cima de San Diegof. “Mamaína” sueña con volver a ver una cosecha de ají, pero en su país, sitio que, asegura, será reconstruido por los mismos ciudadanos.

Foto: Norma Ruíz

Para encargos en Ciudad de México:

Teléfonos: 55–6433–0600 / 55–4339–5360

Instagram: @LaSalsasdeNorma

Correo electrónico: lasalsasdenorma@gmail.com

Noticias relacionadas