• Pabellón es el lugar en el que cientos de clientes pueden degustar los sabores de los platos tradicionales del país y llevarse una experiencia cultural que los reconecta con sus raíces

El crujir de una arepa recién salida del budare, el aroma de las caraotas, el arroz y la carne mechada al terminar de cocinarlas y las tajadas cuando se fríen son parte de los olores de la gastronomía venezolana que se han ganando un espacio en la cocina internacional, y en los paladares de los comensales de Europa y el mundo.

Pabellón es un local de comida venezolana ubicado en Londres. Allí un grupo de venezolanos se encargan de llevar los sabores de la arepa y el pabellón a decenas de ciudadanos. Gracias a su sabor y calidad se coronaron campeones del British Street Food 2019, donde también se alzaron con el premio “Mejor sandwich”, por su arepa de carne de res con papas al horno.

Helios Gala, cofundador de Pabellón junto a su esposa Karla Quetglas, dijo para El Diario que decidieron probar con la venta de comida venezolana, lo que les permitió establecerse en el Reino Unido.

“Nuestro proyecto inicial no estaba funcionando. Un día se nos ocurrió hacer un experimento de arepas, porque teníamos los ingredientes y se vendieron muy bien. Lo repetimos y tuvo el mismo éxito. A partir de ahí empezamos a hacer recetas formalmente y nos empezó a ir muy bien”, indicó Gala.

blank
Foto cortesía

Los comensales en Pabellón pueden elegir la arepa de pollo, carne mechada, o vegetariana. Gala relató que tienen una especialidad que acompaña el pabellón: las batatas tempura, que se preparan rebosadas en harina, sal marina y polvo de pimentón ahumado.

Una experiencia para el comensal

Gala explicó que buscan ser más que un negocio de comida venezolana por lo que trabajan para crear experiencia donde los clientes se lleven un grato recuerdo y el gusto de haber probado su comida.

“Desde que llega al cliente lo saludamos con un poco de español con música latina y tratamos de ser amistosos. Es increíble cómo les cambia la cara y reaccionan cuando comienzan a comer y expresan que ‘está buenisimo’. Mucha gente nos llega y nos dice que no ha probado comida venezolana, y aprovechamos y le contamos algo sobre Caracas o de nuestra comida, siempre hay una historia para contar”, dijo.

El local también ha recibido numerosas visitas de londinenses de la tercera edad quienes relatan que por razones laborales vivieron en el país.

“Mi esposo estuvo trabajando hace 40 años en Maracaibo en las refinerías y vivimos en Venezuela por 10 años”, es una de las historia que recuerda Gala, al tiempo que también asegura que sus clientes les relatan que al comer sus arepas reviven los recuerdos de su vida en el país.

blank
Foto cortesía

Uno de los secretos del éxito de su negocio es que mantienen sus platos tradicionales como se preparan en Venezuela, junto a las batatas y un mix de salsas, que le ofrecen al cliente una variedad de sabores y una experiencia culinaria diferente.

Gala aseguró que otro de los atributos esenciales de su comida es la preparación. “Hacemos la masa de las arepas lo más perfecta posible y en el plato de pabellón el arroz va junto a la carne y los granos para que tenga un mayor sabor”.

El orgullo de representar a Venezuela

El cofundador de Pabellón dijo que al principio les causaba nervios participar en festivales gastronómicos porque se requiere de una mayor preparación y concentración en los platos, pero han logrado causar impacto, por lo que se sienten orgullosos de representar la gastronomía venezolana.

“Estamos viviendo un sueño que no esperábamos, para nosotros significa todo. Significa que por fin podemos ser reconocidos y valorados nuestro trabajo porque hemos venido trabajando duro por años. Sentimos que no éramos tomados en cuenta por no ser una marca importante o por el simple hecho de ser venezolanos”.

Gala aseguró que es increíble saber que todo su trabajo se ha convertido en una bandera que se iza en el exterior y que ha hecho que miles de venezolanos se sientan orgullosos de conocer nuestros logros y convertirse en una buena noticia ante la grave situación que atraviesa el país.

Uno de los proyectos a futuros y que esperan concretar tras su triunfo en el British Street Food es poder ampliar el negocio e incluir un foodtruck que les permita expandirse hacia otras ciudades y llevar la comida venezolana más allá de Londres.

blank
Foto cortesía

La masiva migración de los venezolanos hacia numerosos países del mundo ha permitido que las raíces de la cultura del país puedan ser conocidas por miles de personas. La gastronomía también brinda la oportunidad de reconectarse con aquellos sabores cotidianos que añoran y que ahora son más cercanos al degustar una arepa o un pabellón.

Noticias relacionadas