• La Morpho helenor cramer obtuvo el 64,3% de los votos y representa el ícono de la biodiversidad del país como parte de un proyecto de sensibilización. Surgió este 2019 durante el contexto de los continuos apagones y el 26 de octubre será exhibida en el Miss Earth como traje típico de Venezuela

En un agitado contexto de incertidumbre provocado por el mayor apagón nacional de la historia del país, registrado el 7 de marzo, que se replicó en menor intensidad durante los meses siguientes, se fue tejiendo la idea de buscar un nuevo símbolo para sensibilizar a la población sobre la importancia de preservar la biodiversidad existente en el territorio venezolano.

Fue entonces cuando el Museo del Instituto de Zoología Agrícola “Francisco Fernández Yépez” (MIZA) de la Universidad Central de Venezuela (UCV), la Sociedad Venezolana de Entomología y el Capítulo Maracay de Hackers & Founders desarrollaron en abril la estrategia para promover a una lepidoptera, comúnmente conocida como “mariposa”, que sirviera como nuevo ícono nacional.

El proceso de votación se llevó a cabo — usando una plantilla de Google — redes sociales del 5 de mayo al 5 de julio, para que coincidiera con el Día de la Independencia de Venezuela, y dio como ganadora a la Morpho helenor cramer con 2.790 votos (64,3%). En total sufragaron 4.340 personas de todos los estados, de las cuales 60% fueron mujeres. Se pudo determinar que en la encuesta participaron funcionarios del Ministerio del Ecosocialismo.

“La idea es que esa mariposa sea la representante de todos los insectos que habitan en nuestro país y en general en todo el trópico, de manera de que cuando uno la vea se sensibilice en que si algo le ocurre, lo mismo le va a pasar a otros animales y vegetales”, explicó el director del museo y entomólogo, José Clavijo, durante una entrevista para El Diario de Caracas.

Las otras candidatas que formaron parte de la votación son: Anartia amathea, Heraclides homothoas y Heliconius erato. El criterio de selección, según Clavijo, se basó en que estos ejemplares fuesen fácilmente reconocibles y estuviesen ampliamente distribuidos en todo el país. “El último criterio era que fuese hermosa, no porque la belleza sea importante, pero sí porque está asociada a que la gente la memorice fácilmente”, agregó.

El especialista comentó que la idea fue propuesta por Francisco Romero, uno de los colaboradores del MIZA, quien luego de observar el malestar de la ciudadanía por los continuos cortes del suministro eléctrico, consideró que sería bueno pensar en la promoción de un insecto que formara parte de la simbología nacional para reforzar la identidad y aliviar tensiones.

Los resultados de la selección están disponibles en línea para que la comunidad científica pueda realizar investigaciones con respecto al tema. Además, se realizó un registro en las actas de la Sociedad Venezolana de Entomología, así como en su revista Entomotrópica. La Academia de Ciencias Naturales y distintas ONG encargadas de la protección del medio ambiente felicitaron el proyecto.

Clavijo expuso que antes de iniciar la campaña de votación, le consultó a sociólogos y psiquiatras si los ciudadanos de una Venezuela sumida en escasez de combustible, gas, agua y constantes fallas eléctricas, recibirían con beneplácito la propuesta de una mariposa como ícono nacional: la respuesta fue afirmativa. “Los venezolanos necesitan un tema que los relaje. Esa campaña va a ayudar a bajar tensiones en la población”, fue uno de los comentarios que obtuvo por parte de los especialistas.

“La mariposa nacional es un nuevo ícono de la venezolanidad. Los ciudadanos necesitamos tener una mayor identidad, también reforzar los valores sobre todo en estos momentos tan duros y bueno la presencia de este nuevo ícono va a reforzar esos sentimientos patrios”, comentó.

Recordó que aproximadamente entre 1966 y 1967 la Morpho helenor cramer fue la única lepidoptera documentada en la revista Natura como candidata a mariposa nacional, sin embargo, no fue sino en este 2019 y por “votación popular” que resultó ganadora en un evento inédito para la historia de Venezuela.

De acuerdo con datos del MIZA, esta mariposa azul puede llegar a medir 63 milímetros de ancho por 120 milímetros de ancho y se encuentra en América Central y del Sur. De las 10 subespecies que existen, cuatro son originarias de Venezuela, específicamente corydon, peleus, tucupita y ululina. Puede observarse en las zonas boscosas, aunque también en áreas urbanas.

El MIZA, con sede en Maracay, estado Aragua, posee una colección de 3,5 millones de muestras de insectos, la más extensa del país y la segunda más importante de Suramérica. También posee arañas y escorpiones donadas por el fallecido biólogo venezolano Manuel Ángel González Sponga.

El organismo se dedica a trabajar con artrópodos, principalmente insectos. A través de redes sociales suelen publicar infografías de insectos para conocer más acerca de estos. Tienen un servicio gratuito, mediante redes sociales, de que si alguien quiere identificar un insecto le envía una foto y ellos lo hacen.

Aunque el museo es considerado por muchos como un patrimonio de Venezuela, cuenta con un presupuesto operativo de apenas un dólar al año.

El entomólogo alertó de que los insectos están sufriendo una disminución en todo el mundo de 40% en muchos casos, lo que puede tener un impacto negativo en la polinización, la dieta de otros animales que ayudan a la descomposición del suelo y por ello la elección de la mariposa nacional puede ayudar a concienciar sobre la importancia de este tipo de biodiversidad.

La mariposa como parte de la idiosincrasia

Michell Castellanos | Foto: Panorama

La Morpho helenor cramer ha comenzado a calar poco a poco dentro de la idiosincrasia nacional. Le sirvió de inspiración al modista valenciano Daniel Fábregas para crear el traje típico que lucirá la venezolana Michell Castellanos en el certamen de belleza Miss Earth 2019, en Filipinas, cuya gala final será el 26 de octubre.

La criolla, que se perfila como una de las favoritas para ganar el certamen, obtuvo su primera medalla de plata en el “Resort Wear Competition” del Grupo Fuego. Próximamente competirá por los premios en las categorías de Mejor Traje Típico, Mejor Pasarela y Rostro.

Castellanos busca obtener para Venezuela la tercera corona de este concurso, así como lo hicieron Alexandra Braun en 2005 y Alyz Henrich en 2013. Su traje destaca por su color azul en distintos tonos y una pedrería con alto impacto visual.

“Ya hay un movimiento que, pese a no estar aprobado por la Asamblea Nacional, entró en la idiosincrasia del venezolano, desde el punto de vista comercial y cultural”, comentó José Clavijo, quien indicó que en el pueblo de El Hatillo existe una tienda llamada Siete Al Cubo, @sietealcubo por su nombre en Instagram, que promociona a la mariposa nacional a través de franelas.

Foto @sietealcubo

Los organismos encargados de dar a conocer a la Morpho helenor cramer ya están promocionando este ejemplar en distintas instituciones educativas del país y han hecho contactos con la Asamblea Nacional para que sea decretada oficialmente como la mariposa de Venezuela.

Noticias relacionadas