• La coyuntura que atraviesa el país aumenta la presión sobre los que buscan sobrevivir en un contexto negativo. Este 10 de octubre se celebra el Día Mundial de la Salud Mental y los especialistas nos contaron de qué manera se puede lidiar con los problemas de ansiedad en el país

En Venezuela la situación política, social y económica ha afectado a los habitantes que día a día deben sortear diversos obstáculos para intentar satisfacer las necesidades básica en un país sumergido en una crisis humanitaria compleja que afecta el estado mental de los ciudadanos.

Cada 10 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Salud Mental, fecha que pretende concientizar a la población acerca de la importancia de ayudar a las personas que padecen algún tipo de deterioro psicológico.

La psicóloga Marisabel Parada, fundadora de Psicólogos Sin Fronteras, afirma para El Diario de Caracas que hay que tener una gran fortaleza interna y la mayor cantidad de herramientas psicológicas posibles para afrontar todos los acontecimientos que se viven en Venezuela.

“La mejor manera de enfrentar el estrés y tratar de paliar un poco el estado emocional de tensión continua que viven los venezolanos es hacer ejercicio para poder mantener el cerebro en buenas condiciones, utilizar técnicas de relajación y algunos mecanismos o herramienta psicológicas que le ayuden a uno a enfrentar las situaciones difíciles”, detalla.

La especialista precisa que también es importante utilizar las herramientas relacionadas con la recreación y la sociabilidad, comunicarse con familiares, amigos y evitar los conflictos.

Asegura que ante las situaciones difíciles es importante manejar una técnica de respiración lenta y profunda para calmar la ansiedad que se puede generar.

“La respiración puede aliviar el miedo o temor en un momento determinado o en una situación crítica y ayuda a manejarse sin pensamientos catastróficos tratando de utilizar la inteligencia emocional. La razón, la objetividad y la capacidad de resolución de problemas están por encima de las emociones que pueden dispararse y nublar la mente de las personas”, señala.

De acuerdo con la especialista, la crisis psicológica es un trastorno emocional temporal que afecta lo intelectual, lo psicológico y también lo conductual.

“Se afecta lo intelectual porque la persona no consigue una solución inteligente para afrontar la realidad que está viviendo, lo emocional porque se dispara tanta tensión psíquica y tanta ansiedad extralimitada que está por encima de todas las posibilidades de actuar en forma inteligente y serena, por eso es preferible que la persona maneje en un momento determinado un mecanismo de concentración, relajación y respiración profunda para poder enfrentar la situación”, resalta.

Parada detalla que es fundamental que las personas compartan lo que les está sucediendo para tener el soporte emocional de las personas más cercanas y así poder lidiar de mejor manera con las situaciones que enfrentan.

Planificación para enfrentar la crisis

La psicóloga Yorelis Acosta, investigadora del Centro de Estudios del Desarrollo (Cendes) de la Universidad Central de Venezuela, precisa que para enfrentar la crisis venezolana los ciudadanos deben hacer un gran esfuerzo y desarrollar nuevas estrategias y habilidades que les permitan desenvolverse adecuadamente en el contexto en el que viven.

Eso es lo que requiere la crisis, que no veamos la situación solo desde una forma desesperada, sino que nos sentemos a organizar el pensamiento y las estrategias que tenemos para enfrentar la situación difícil. Quien siga desesperado, enfocándose solamente en lo difícil de la situación va a ver el monstruo más grande”, indica.

Las crisis de ansiedad, estrés o pánico son procesos, no aparecen de un día para otro, por lo que es importante cuidar ciertos aspectos para evitar un nivel de estrés o ansiedad muy altos.

“Nos tenemos que cuidar siempre y no esperar llegar al momento crisis. La crisis es un proceso que se va dando porque agotamos nuestras fuerzas, nuestros recursos psicológicos y físicos, no pedimos ayuda a tiempo o no intentamos ver las cosas de manera diferente”, precisa.

Foto cortesía

Cuando una persona agota las fuerzas y los recursos psicológicos que posee, es momento de buscar ayuda especializada. A pesar de que no hay síntomas claramente asociados a las crisis de ansiedad es importante monitorear la energía, las emociones y los síntomas mentales y fisiológicos, tales como la sudoración, la taquicardia y los dolores musculares.

Es necesario buscar ayuda psicológica profesional, no hay otra manera. Incluso hay problemas como estrés agudo o depresión que van a requerir terapia. No esperemos llegar a un momento extremo para buscar ayuda”, precisa Acosta.

La especialista señala que cualquier persona puede atravesar una crisis emocional, por lo que resalta que no hay edad para pedir ayuda profesional.

“En cualquier momento de la vida puedes pedir ayuda y atención psicológica porque las condiciones que tenemos aquí son muy adversas y juegan contra nosotros”, comenta.

La investigadora del Cendes resalta que es importante dormir, caminar, descansar, practicar algún deporte y tomar un baño antes de dormir.

“Siempre tiene que haber un paréntesis para el descanso e incluso incluir micropausas en el dia para hacer respiraciones y visualizaciones positivas. Es importante identificar cual es la emoción que predomina y saber cuales con las situaciones que más te limitan o te sacan de control”, afirma.

Acosta asegura que es importante que las personas que poseen mucha más fuerza emocional desarrollen la competencia de estar atenta a las personas que están a su alrededor.

“Si estás en el Metro no vas a identificar cuando hay un cambio, pero si entre tus compañeros de trabajo, de clases y familiares. Cuando vemos que la gente se aísla, cuando su lenguaje es muy negativo, cuando no quiere ir a trabajar o hacer las cosas que siempre hace son síntomas de alarma”, detalla.

Por su parte, Marisabel Parada señala que las personas más vulnerables a sufrir son las personas que durante su infancia o adolescencia no contaron con personas que los estimularon y dieron afecto y seguridad.

Foto cortesía

“Las personas más vulnerables son las personas que no conocen sus propios dones, fortalezas, que no tienen seguridad personal, que no se reconocen cualidades y potencialidades y por lo tanto se sienten incapaces para enfrentar las situaciones”, precisa.

La especialista recomienda que las personas vulnerables al estrés que genera la situación país deben reforzar continuamente su crecimiento personal y leer frases estimulantes para poder tener cada vez más capacidad y herramientas emocionales para poder enfrentar las situaciones difíciles.

“Los pensamientos de yo no valgo o yo no soy capaz dominan la mente hace que las personas sean más vulnerables. Por eso esa importante que las personas, cuando están en calma, logren decirse a sí mismas los valores con los que han sido educados y las cualidades que saben que pueden tener: decírselo todos los días cuando no hay problemas para que en el momento que enfrenten situaciones la persona sea capaz de enfrentarla con fortaleza, coraje y resiliencia”, comenta.

Ante la situación que viven los ciudadanos venezolanos deben cuidar cada día más su salud mental. Quienes requieran ayuda psicológica pueden comunicarse con Psicólogos Sin Fronteras por Instagram y Twitter: @psfvenezuela o por Facebook: Psicólogos Sin Fronteras Venezuela.

El grupo social Cesap también ofrece servicios de atención. Sus números de contacto son (0424) 292.5604 y (0212) 860.3885.

Noticias relacionadas