• En el mundo existen más de 800 millones de personas en situación de pobreza y el venezolano no escapa de esta problemática

La hambruna global es un problema que aumenta a medida que crece la población. En la actualidad, más de 800 millones de personas viven con menos de 1,25 dólares diarios, colocándolos en el espectro de la pobreza extrema, de acuerdo con el Banco Mundial. Además, muchos de estos ciudadanos carecen de acceso a alimentos, agua potable y saneamiento adecuado, según datos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

La ONU explica que la pobreza en sí misma es un problema de derechos humanos urgente, al tiempo que es causa y consecuencia de violaciones a estos derechos, puesto que se caracteriza por múltiples vulneraciones e interconexas de los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales. Generando así que las personas que viven en pobreza sean discriminadas y esto atenta directamente en contra de su dignidad.

blank
Foto: Acnur

Este 17 de octubre fue El Día Mundial de la Erradicación de la Pobreza, una conmemoración que remonta al 17 de octubre de 1987, fecha en la que más de 100.000 personas se congregaron en la plaza del Trocadero, en París (Francia), para rendir homenaje a las víctimas de la pobreza extrema, la violencia y el hambre. En ese mismo lugar, pero en 1948, se había firmado la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Los que se reunieron en la plaza francesa proclamaron que la pobreza es una violación de los derechos humanos. Las declaraciones relevantes de esa manifestación fueron inscritas en una piedra conmemorativa. Desde entonces, personas de todas las culturas, creencias y origen social, se reúnen cada año para reafirmar su compromiso y mostrar su solidaridad con los pobres.

El analista internacional peruano, Miguel Ángel Rodríguez Mackay, escribió en su columna para el diario Correo, por la conmemoración de esta fecha, que “la pobreza es un estado real mayoritario. Por eso la comunidad internacional se prepara permanentemente para erradicarla. La pobreza liquida las aspiraciones y hace más vulnerables a los pobres’’.

El lema para el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza 2019 fue “Actuar unidos para empoderar a los niños, a sus familias y a sus comunidades para acabar con la pobreza”. Esto va relacionado con que este año se cumplen 30 años de la adopción de la Convención sobre los Derechos del Niño (CDNU) establecida el 20 de noviembre de 1989.

La pobreza se apodera de Venezuela

Venezuela es actualmente un lugar sin condiciones favorables para las poblaciones más vulnerables. Según los resultados de la Encuesta de Condición de Vida (Encovi), los connacionales que se encuentran en situación de pobreza, desde que se agudizó la crisis en 2017, han perdido aproximadamente 13 kilos debido a la imposibilidad de adquirir alimentos. Esta situación ha empeorado en los últimos años en vista de las fallas de los servicios básicos como luz, agua y gas.

La nación petrolera que recibió — años atrás — un enorme volumen de ingresos por la exportación del crudo y además tenía un avanzado ritmo de progreso económico, actualmente presenta cuadros de miseria en comunidades urbanas y rurales como hace años se veía en Haití, que era el país más pobre del continente. La situación afecta principalmente a niños y personas de la tercera edad.

blank
Foto cortesía

El pasado 14 de octubre el constituyentista Francisco Torrealba anunció un incremento salarial de 300.000 bolívares (Bs 150.000 de salario y Bs 150.000 de bono de alimentación), que equivale — según la tasa oficial de cambio — a 15 dólares mensuales aproximadamente. Esta medida no aleja a los venezolanos de la categoría de pobreza extrema establecida por el Banco Mundial, al devengar menos de 1,25 dólares diarios.

Los incrementos salariales durante la gestión de Nicolás Maduro han generado mayor inflación, destrucción del poder adquisitivo y más pobreza. El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé en 200.000% la inflación en Venezuela al cierre de 2019.

De acuerdo con la ONG Convite, 9 de cada 10 venezolanos no tienen ingresos suficientes para adquirir alimentos con el salario que perciben. Encovi determinó a través de una encuesta que 94% de los ciudadanos no poseen ingresos suficientes para cubrir sus gastos en el país.

Conforme avanza la crisis en Venezuela, la ciudadanía se ve agobiada por una hiperinflación que pulveriza a diario su poder adquisitivo. La situación empeora si se toma en cuenta que no existe mejora en los servicios básicos de electricidad, agua y gas directo, lo que demuestra que el país está lejos de cumplir con su compromiso de erradicar la pobreza.

Noticias relacionadas