• En lo que va de año el ente que regula las telecomunicaciones en el país ha cerrado 11 medios de comunicación y sacado del aire 20 programas de opinión, algo que para el Colegio Nacional de Periodistas significa una escalada en la persecución por parte del régimen a la prensa libre
blank
Fachada de Conatel en Las Mercedes, Caracas. Foto: Cortesía

Una sombra más se cernió sobre la golpeada libertad de expresión venezolana la noche del 5 de noviembre, cuando la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), organismo del régimen venezolano que regula las telecomunicaciones en el país, confiscara equipos y cerrara la emisora Jet 95.3 FM, con sede en Punto Fijo, estado Falcón.

La denuncia fue realizada por el Colegio Nacional de Periodistas (CNP) de Caracas a través de redes sociales. El ente calificó el hecho como una nueva violación a la presa y a la libertad de estar informado.

blank
Personal de Conatel confisca equipos a Jet 95.3 FM. Foto: CNP

Las razones que motivaron la decisión de Conatel aún son desconocidas. El mismo panorama se repitió en esa entidad el primero de octubre cuando, por decisión del régimen, salió del aire Médano 95.5 FM y Extrema 92.5 FM.

El pasado 28 de mayo, el ente que regula las telecomunicaciones quitó del aire otras tres emisoras en Punto Fijo, esta vez por supuestos trámites vencidos e inconsistencias en su documentación. El hecho sucedió durante una inspección que realizaba el organismo, con el apoyo de la Policía de Carirubana, a varios medios de comunicación de la entidad occidental. En el procedimiento cerraron Activa 98.9 FM, NR Radio 93.1 FM y Carirubana 96.1 FM, perteneciente a la Alcaldía de Carirubana.

Censura en todas las regiones

El jueves 7 de febrero propietarios de dos emisoras radiales que transmiten desde la isla de Margarita, estado Nueva Esparta, fueron citados por Conatel. Luego de la reunión, cinco programas de opinión de esas emisoras fueron suspendidos.

Un día después las emisoras Reina 96.7 FM y Señal 94.9 FM, esta última perteneciente al circuito Unión Radio, dejaron de transmitir los programas que conducían los periodistas Norberto Mazza, Gustavo Novoa, Ana Carolina Arias, Carlos Lesma y Elio Sánchez. Los comunicadores afectados tienen una trayectoria de más de 15 años de experiencia en medios y fueron notificados, de manera verbal, sin dejar constancia de la razón de la decisión ni de los criterios aplicados para la misma.

Asimismo, el 27 de febrero el organismo sacó del aire a Rumbera Network Cojedes 94.7 FM, emisora con sede en San Carlos, estado Cojedes.

Luego de que José Rivas, alcalde del municipio Tinaco, publicara un video en su cuenta de Instagram en el que recomendaba a los dueños de la emisora a revisar la programación y su personal, además de amenazar con el cierre de esta planta radial, el ente regulador de las telecomunicaciones se presentó en el lugar con la excusa de realizar un supuesto procedimiento de rutina que resultó en el cierre del medio.

Édgar Cárdenas, secretario general del Colegio Nacional de Periodistas de la seccional Caracas, informó en una exclusiva para El Diario que en lo que va de 2019, 11 medios de comunicación han sido cerrados y unos 20 programas de opinión, tanto de radio como de televisión, han sido quitados del aire. “Esto demuestra una escalada en la persecución por parte de Nicolás Maduro en contra de la prensa libre y la prensa independiente”, sentenció.

Antecedentes de censura. Para el año 2018 ya había un registro de 35 medios de comunicación sacados del aire. Édgar Cárdenas explicó que entre 2013 y lo que va de este año, 126 medios de comunicación en total han sido víctimas de este tipo de censura.

“Esto forma parte de lo que hemos denominado nosotros como una política de Estado que trata de silenciar a la prensa libre con la única finalidad de que el ciudadano común no pueda conocer de primera mano la información noticiosa sobre los hechos que ocurren en Venezuela y que el ciudadano pueda enterarse solo a través de una vía que la de los medios de comunicación que le son afectos al gobierno” explicó.

Tras la juramentación de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela el pasado 23 de enero, Conatel advirtió a los medios de comunicación que serían sancionados si le daban el tratamiento de presidente.

Sin embargo, Cárdenas comentó que cuando el organismo de telecomunicaciones procede a realizar los cierres de las emisoras, argumenta que es por supuesta carencia de las licencias respectivas para operar o para poder recibir la renovación de la concesión del medio.

blank
Foto: Skitterphoto / Pixabay

Agregó que los directivos de los medios de comunicación afectados se han dirigido a Conatel para solicitar sus respectivas renovaciones, pero no han recibido respuesta alguna.

“La respuesta cuando se presenta es precisamente una medida sancionatoria que no solamente implica el cierre de la respectiva emisora, sino el decomiso de los equipos. Esto es un atentado grave ya no solo a la libertad de opinión, sino a la libre prensa”, añadió.

Explicó que realmente la censura a los medios no ha sido mejor o peor que con el gobierno del fallecido ex presidente Hugo Chávez, sino que más bien Maduro lo que hizo fue “perfeccionar la estructura de control” que dejó su antecesor sobre los medios con leyes hechas a la medida del régimen.

Venezuela se encuentra en el tercer peor país de América Latina en materia de garantías al desarrollo periodístico, según un ranking publicado por Reporteros Sin Fronteras (RSF) en 2018.

A medida que pasa el tiempo la prensa libre en el país se enfrenta la férrea censura de un organismo que dice “regular las telecomunicaciones”, pero que en la práctica no presenta argumentos consistentes para aplicar sanciones y clausurar medios con larga trayectoria.

Noticias relacionadas