• Funcionarios de Nicolás Maduro irrumpieron de forma violenta la sede de la misión diplomática nacional en el país amazónico, esto luego de que la representación del presidente interino, Juan Guaidó, ingresó al lugar

Un grupo de funcionarios del régimen de Nicolás Maduro en la embajada de Venezuela en Brasil reconoció este 13 de noviembre a Juan Guaidó como presidente interino y le entregó las llaves de la sede diplomática a su representación, liderada por María Teresa Belandria.

Luego de conocerse el hecho, Paulo Pimenta, diputado del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), aseguró que la misión diplomática venezolana en el país amazónico sufrió “una invasión” por partidarios de Guaidó.

Minutos después, Freddy Meregote, encargado de negocios de Maduro en esa nación irrumpió violentamente en la sede diplomática junto a varias personas, entre ellas Manuel Barroso, agregado militar del régimen y ex presidente de la extinta Comisión Nacional de Administración de Divisas (Cadivi).

Tomas Silva, ministro consejero de la embajada de Venezuela en Brasil, aseguró para El Diario que cuando la representación legítima del presidente interino ingresó a la sede no hubo ningún inconveniente.

“Llegamos a primera hora, luego los funcionarios que estaban adentro nos ofrecieron entregarnos las llaves y el control remoto del portón e ingresamos de la embajada que nos pertenece”, dijo.

Tras su ingreso, en los alrededores del edificio se presentó un grupo de ciudadanos brasileños con identificaciones de partidos políticos y música, quienes se abalanzaron sobre la policía militar que custodiaba el lugar.

“La policía tuvo que arrojarles gas pimienta, pero igual lograron romper la barrera y entrar a la fuerza a nuestra embajada”, detalla.

En un video difundido por Julio Borges, comisionado presidencial para las Relaciones Exteriores de Venezuela, se observa cómo los seguidores de Maduro ingresaron violentamente a la embajada tras un fuerte forcejeo por la entrada de vehículos.

Una vez dentro, los funcionarios chavistas aseguraron que “ciudadanos irregulares irrumpieron en el territorio sagrado venezolano y se encuentran dentro de nuestras instalaciones”.

Horas después del hecho, la diplomática María Teresa Belandria indicó que el personal de la representación legítima de Venezuela se retiró de la embajada debido a la imposibilidad de garantizar su seguridad ante los grupos violentos afectos al régimen.

“No podemos garantizar su seguridad en virtud de la violencia generada por los usurpadores del régimen de Nicolás Maduro, quienes golpearon e hirieron a varios venezolanos, irrumpieron por la fuerza dentro de las instalaciones y convocaron manifestaciones igualmente violentas en las áreas exteriores con apoyo de ciudadanos extranjeros”, agregó.

La embajadora precisó que se ha iniciado un proceso de negociación, junto a las autoridades de Brasil, para poder acceder nuevamente a la sede diplomática.

“Sabemos de dónde proviene la violencia y quiénes la generaron. Las evidencias demuestran claramente a los responsables. Confiamos en que se adelantarán las investigaciones para que se apliquen las sanciones legales y diplomáticas correspondientes”, indicó.

Antes de retirarse del lugar, Belandria expuso en un video que la entrega de la embajada se realizó de manera pacífica hasta la llegada de Barroso.

“Cuando estábamos realizando un inventario del estado en que encontramos la embajada, notificamos a Ernesto Araújo, canciller de Brasil; Pedro Miguel Costa, director para las Américas; y a la Policía Militar, encargada de custodiar las embajadas”, precisa.

Destacó que Barroso llegó junto a personas de otras nacionalidades y militantes del PT y que, debido a los actos violentos para entrar a la embajada, dos personas resultaron heridas.

“En este momentos estamos en un proceso de esperar más instrucciones de la Cancillería de Brasil, con lo cual vamos a cumplir”, sostuvo.

Belandria señaló que han intentado mediar con los funcionarios del régimen ofreciéndoles tres opciones: que trabajen con la representación legítima de Venezuela, que no serán expulsados de Brasil en caso de no querer trabajar con ellos, y que le brindarán ayuda para realizar los trámites necesarios para regresar a Venezuela.

El reconocimiento de los funcionarios del régimen en la embajada de Brasil a la presidencia interina de Guaidó se da días antes de la convocatoria del 16 de noviembre, la cual pretende movilizar a la sociedad civil venezolana para protestar en contra de Maduro y la dramática situación que se vive en el país.

El internacionalista Carlos Luna explicó para El Diario que para desalojar a los funcionarios del régimen que permanecen en la embajada es necesario que interceda el gobierno de Brasil.

“Ningún país va a querer que se genere una situación de conflicto. Todo se tiene que coordinar con el gobierno y con la Cancillería. Por lo general, lo que se trata de promover es la cancelación de la documentación oficial, la culminación de la relación de inmunidades y privilegios y declararlos, en último caso, personas no gratas”, señala.

A juicio del internacionalista, que la representación legítima de Venezuela haya ingresado a la sede diplomática y que luego los afectos a Maduro hayan irrumpido violentamente al a misma mostró la naturaleza violenta del régimen.

“Hirieron a funcionarios de la legítima representación con apoyo del PT y personal de Cuba, lo cual exalta y profundiza una vez más lo que es la cooperación de estos Estados”, indica.

Reconocimiento al gobierno interino

El gobierno de Jair Bolsonaro fue uno de los primeros en reconocer a Guaidó como presidente interino de Venezuela, quien se juramentó en un acto multitudinario el 23 de enero de este año en Caracas.

En las primeras semanas del interinato, la Asamblea Nacional comenzó a designar a representantes diplomáticos en los diferentes países en donde se reconoció su gobierno.

Durante la sesión del Parlamento venezolano realizada el 5 de febrero, se designó a María Teresa Belandria como representante diplomática de Venezuela en Brasil. El presidente de ese país la reconoció como tal el 4 de junio, día en el que Bolsonaro recibió formalmente sus cartas credenciales.


Noticias relacionadas