• De acuerdo con cifras de Acnur, la migración venezolana sobrepasa los 4.000.000, una cantidad que se espera que aumente para el cierre de 2019 y para el año que viene

La migración es un fenómeno que ha estado presente a lo largo de toda la historia de la humanidad, sin embargo, actualmente es un tema que recibe gran cantidad de atención debido al drama que supone para cientos de ciudadanos de distintos países que deben abandonar su sitio de nacimiento en busca de superación y una mejor calidad de vida.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), hay más de 200 millones de personas en el mundo que han tenido que abandonar su país y si bien esta es una situación que ha creado retos y oportunidades para sociedades en todo el mundo, también ha supuesto un gran reto para los países receptores que no cuentan con las condiciones para recibir a quienes buscan estabilidad y un mejor futuro.

Es un fenómeno que despierta atención y en muchos casos mezcla los factores de incertidumbre, urgencia y complejidad, sobre todo cuando hay movilizaciones masivas que impactan en una región entera, como es el caso de la venezolana, la mayor de la década de acuerdo con datos del Alto Comisionado de las Nacional Unidas para los Refugiados (Acnur), que estima que son 4,7  millones los venezolanos los que han salido del país.

Sin embargo, se presume que no se están incluyendo en esas cifras a los venezolanos que cuentan con con doble nacionalidad, un aspecto que podría indicar que para el cierre de 2019 la cifra pudiera estar cerca de los 6 millones, una afirmación que hizo para El Diario la abogada venezolana especializada en temas migratorios María Montoya.

Esta es una situación que ha despertado el llamado tanto de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la ONU y Acnur para que los países receptores de venezolanos muestren solidaridad con respecto a su condición.

Sin embargo, también se ha evidenciado que algunos países de la región han creado mecanismos para tratar de controlar y disminuir la llegada del éxodo venezolano, una medida que ha afectado a cientos de ciudadanos que no han podido salir del país debido al pedido de visado exclusivo para el ingreso a países como Chile, Perú, Ecuador, Aruba, Panamá, Honduras, Guatemala, Trinidad y Tobago y República Dominica el más reciente.

blank
Foto: EFE

La abogada Montoya explicó que esta imposición de visas o mecanismos de regulación migratoria no son más que instrumentos legales que permiten a los países receptores el poder filtrar el flujo migratorio, así como poder insertar de manera apropiada a los migrantes venezolanos en las naciones de acogida, a pesar de que esto suponga un bache en el camino de quienes buscan salir del país.

“El no estar regularizados implica sobre todo la explotación laboral y la falta de protección entre otras del aspecto médico. Es posible que se vea como una traba, pero más bien es una forma de ayudar tanto a la sociedad como a los migrantes” explicó Montoya.

Sin embargo, a pesar de estos mecanismos que implementaron algunos países, la abogada argumenta que la migración venezolana no disminuirá para la llegada del año próximo y planteó dos escenarios:

blank
Los venezolanos migrantes se movilizarán a los países cercanos que no soliciten visa y/o se apegarán a los requisitos migratorios de cada país solicitando su documento reglamentario desde Venezuela».

Las personas siguen huyendo de Venezuela debido a la crisis y la violencia, la inseguridad y las amenazas, así como la falta de alimentos, medicinas y servicios esenciales como agua potable. Además, los acontecimientos políticos, de derechos humanos y socioeconómicos que se suceden día a día en Venezuela, obligan a un número creciente de niños, mujeres y hombres a irse hacia los países vecinos o incluso, más allá hasta caminando. 

Un día para el migrante

Como una manera de resaltar el fenómeno migratorio mundial de la emigración y el desplazamiento de personas, la ONU, en una Asamblea General reunida el 4 de diciembre de 2000, decretó el 18 de diciembre como el Día Internacional del Migrante. 

Más tarde, en el 2016, hubo un paso importante para la migración ya que la Asamblea General de la ONU aprobó un conjunto de medidas que se concretaron en la Declaración de Nueva York sobre Refugiados y Migrantes. Dicha declaración reconoce la labor positiva de los migrantes y se compromete a proteger su seguridad, dignidad, libertad y derechos humanos de los migrantes. 

blank
Foto: Acnur

La inspiración de la ONU es que la celebración anual de la fecha permita un reconocimiento global a la movilización humana en el planeta y permita la propagación de información sobre los derechos humanos y las libertades fundamentales de los migrantes, el intercambio de experiencias sobre el tema entre los países y la formulación de medidas jurídicas para proteger a los grupos de migrantes en todo el planeta.

La celebración del Día Internacional del Migrante en este 2019 estuvo centrada en las historias de cohesión social que son tan variadas y únicas como cada uno de los más de 200 millones de migrantes de todos los países que comienzan una nueva vida y construyen nuevas comunidades en cada rincón del mundo. 

Noticias relacionadas