• Las dificultades que han enfrentado los ciudadanos para alimentarse adecuadamente en los últimos años ante la escasez y alto costo de la comida han generado que el venezolano de hoy tenga una dieta muy poco nutritiva en comparación con otras épocas

El pasado 22 de febrero el Programa Mundial de Alimentos reveló una encuesta realizada en Venezuela sobre el nivel de seguridad alimentaria del país. El estudio fue ejecutado durante 60 días en 23 estados y Distrito Capital y arrojó como resultado que 32.3% de los venezolanos sufre de inseguridad alimentaria y requiere asistencia. 

Programa Mundial de Alimentos

33%

de las familias han aceptado trabajar a cambio de comida

20%

ha vendido bienes para comprar alimentos

6 de cada 10

familias han gastado sus ahorros en comida

En el reporte señala que 74% de las familias utiliza estrategias de sobrevivencia relacionadas al consumo de alimentos y su reducción en calidad y variedad y que 60% de los hogares habrían reducido el tamaño de las porciones.

Estos resultados hablan de un deterioro profundo de los hábitos alimenticios venezolanos y que si se compara con la alimentación de los esclavos en la época de la colonización refleja una alta precariedad. 

El profesor José Rafael Lovera aseguró, en su libro Historia de la Alimentación en Venezuela (1988), que los esclavos que eran traídos de África tenían un régimen alimentario saludable y altamente nutritivo, dado la condición física y fuerza con la que contaban y que era necesaria para trabajar en el campo. 

Algunos de los alimentos que consumían

Abre arrow_downward

-Mijo
-Sorgo
-Arroz silvestre
-Ñame
-Alubias
-Habas
-Garbanzos
-Lentejas
-Calabazas
-Berenjenas
-Coles
-Pepinos
-Ajos
-Melón
-Patilla
-Tamarindo
-Dátiles
-Higos
-Granadas
-Limones
-Naranjas
-Plátano
-Miel
-Aceite de palma
-Margarina vegetal
-Carne de vaca, ovejas o cabra
-Pescado de mar y de río

Cierra arrow_upward

La mezcla entre las dietas de africanos, indígenas criollos y europeos cada vez fue mayor y poco a poco fue creando lo que se conoce actualmente como la cocina tradicional venezolana.

Lovera explica que muchos de los esclavos que eran trasladados a esta tierra eran de pueblos sin escrituras y donde su cultura se transmite de forma oral. Además que ese conocimiento era difundido por los ancianos, por lo que los africanos que llegaban a América sabían muy poco sobre sus orígenes porque sus edades promedio eran de 15 a 20 años. 

Soul Food en EE UU. Este es el nombre que recibe un tipo de gastronomía afroamericana típica del sur de los Estados Unidos. Tiene sus orígenes en el tráfico de esclavos africanos a esta región y se caracteriza por aprovechar todo lo que se pueda, como por ejemplo usar cada parte del cerdo para un plato distinto.

Otro factor particular en esta época es que la mayoría de los esclavos eran hombres y, en ocasiones, algunos de ellos eran encargados de la cocina, oficio que aprendieron en América, porque en África era una labor exclusivamente de las mujeres. 

¿Cómo come el venezolano actualmente?

En los últimos 20 años, los venezolanos han hecho diversos cambios a su dieta debido a dos motivos fundamentales: disponibilidad de los alimentos y costo de los mismos. 

 En la encuesta realizada por el Programa Mundial de Alimentos, siete de cada diez venezolanos reportaron que siempre hay disponibilidad de alimentos. Sin embargo, el acceso a ellos se dificulta por sus altos precios, que no coinciden con los ingresos de los hogares. 

Ingresos

59%

de los hogares no tiene ingresos suficientes para comprar comida

65%

de las familias no es capaz de comprar artículos esenciales de higiene, ropa y calzado.

Esta desigualdad se ve reflejada en la última presentación de la Cesta Básica alimentaria que elabora el Centro de Documentación y Análisis de la Federación Venezolana de Maestro (Cendas-FVM). Documento correspondiente al mes de enero indica que la lista de productos tiene un precio total de 24.139.128,44 bolívares o aproximadamente 317 dólares para el momento. 

El costo de los alimentos hace contraste con el salario mínimo y sus beneficios de ley, que actualmente están ubicados en apenas 450.000 bolívares.

La Confederación Venezolana de Industriales  (Conindustria) advirtió que en 2019 la demanda de carne bajó y que el consumo promedio de carne por año quedo en tres kilogramos por persona.

Además, en octubre de 2019 Ricardo Cusanno, presidente de Fedecámaras, aseguró que 60% de los venezolanos ya no comen proteínas ni frutas, debido a la dura crisis económica “Hoy vemos que hay contracción de 30% y 40% en víveres, frutas o proteínas. Estamos llegando a la crisis más severa, va más allá de la capacidad de poder adquisitivo, se transforma en problemas de salud, que a la larga generan una carga al Estado”, puntualizó Cusanno.

 La falta de fuentes de ingreso altas y de trabajo han dejado como resultado que 18% de las familias dependa de asistencia o programas sociales del Estado, entre ellos el llamado Comité Local de abastecimiento y Producción (CLAP), que provee a las familias mensual o quincenalmente de una bolsa o caja de alimentos. Sin embargo, estos alimentos carecen totalmente de proteínas animales, vegetales y frutas frescas lo que disminuye considerablemente su valor nutricional. 

blank
Foto: Correo del Orinoco

La deficiente alimentación del venezolano se ha convertido en inseguridad alimentaria y ya es advertida por el Programa Mundial de Alimentos, por lo que se espera que este problema sea atacado por las autoridades competentes y así los ciudadanos tengan acceso a una dieta nutritiva.

Noticias relacionadas