• Luego de que se dio a conocer la existencia del Covid-19, que progresivamente se extiende en todo el mundo, comenzaron a surgir rumores sobre la procedencia de esta epidemia. En El Diario recopilamos los más mencionados, aunque no dejan de ser falsos

En esta era digital donde la información se comparte por múltiples plataformas multimedia, cualquier rumor puede expandirse más rápido que un virus y generar incertidumbre dentro de la población que busca estar al tanto de lo que ocurre en el mundo. 

Muestra de ello son los datos confusos o las teorías conspiranoicas que se han originado recientemente a propósito del coronavirus de Wuhan, originado en esa ciudad china a mediados de diciembre de 2019.

Conocido como Covid-19, se trata de una nueva cepa de coronavirus que hasta este 26 de febrero ha dejado 2.770 muertos y más de 81.200 infectados principalmente en China, según datos de la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos (EE UU) que cuenta con un mapa interactivo que muestra, en tiempo real, la evolución de la epidemia.

Sin embargo, este mismo miércoles se confirmó un caso en Brasil, por lo que la epidemia ya se encuentra en todos los continentes del planeta. 

El gobierno de Xi Jinping ha tomado una serie de medidas para frenar el virus, entre ellos, poner en cuarentena a las ciudades de la provincia de Hubei, desinfectar o quemar billetes por temor al contagio, vigilar con drones que la población cumpla los protocolos de seguridad y en el más extremo de los casos, castigar hasta con la muerte a quien oculte el Covid-19.

En Europa se han encendido las alarmas con los 374 casos registrados en Italia y los 12 fallecidos, mientras que en España, de acuerdo con los últimos datos, existen 9 casos confirmados.

El impacto que este nuevo coronavirus ha tenido en el mundo entero ha servido de caldo de cultivo para que muchos a través de Internet o incluso en medios locales, elaboren complejas teorías, en su mayoría conspiranoicas, sobre su origen.

En El Diario compilamos las más mencionadas, aunque no dejan de ser falsas.

Falso que el Covid-9 se originó en un laboratorio de Wuhan

Luego de que se incrementaron los casos del nuevo coronavirus, en las redes sociales, especialmente en Twitter, diversos usuarios mantuvieron la tesis de que esta epidemia fue creada en un laboratorio de Wuhan, China, para generar ganancias a las empresas farmacéuticas. 

El senador republicano Tom Cotton fue criticado por sugerir en Fox News y mediante varios tuits que el virus no se originó en un mercado de animales en Wuhan, como el gobierno chino afirmó, sino quizá de otra fuente, como un laboratorio de investigación de enfermedades infecciosas cercano. «China mentía desde el principio, y todavía mienten hoy», aseguró.

«Este virus no se originó en el mercado de animales de Wuhan», dijo Cotton. «Los epidemiólogos que son ampliamente respetados de China y que publicaron un estudio (…) han demostrado que varios de los casos originales no tuvieron ningún contacto con ese mercado de alimentos», agregó.

El político indicó que a pocas millas de dicho mercado de mariscos y animales salvajes, se encuentra el único súper laboratorio de nivel 4 de bioseguridad de China que investiga enfermedades infecciosas humanas. Sin embargo, reconoció no tener evidencia “de que esta enfermedad se originó allí, pero debido a la duplicidad y deshonestidad de China al principio necesitamos al menos hacer la pregunta «, indicó.

Cotton aseguró que su postura no se trata de teorías conspiranoicas, sino de hipótesis que deberían estudiarse a “la luz de la evidencia”, si el gobernante Partido Comunista Chino, proporcionara información. 

No obstante, la revista médica The Lancet emitió un comunicado el 19 de febrero donde un grupo de científicos de todo el mundo criticaron y desacreditaron el rumor de que el nuevo coronavirus no tenga origen animal, sino de que se haya originado en un laboratorio chino, como dijo el senador republicano.  

27 destacados científicos de salud pública fuera de China indicaron en el comunicado que se han analizado genomas del agente causal y concluyeron que este coronavirus “se originó en la vida silvestre”. Afirmaron que estas constantes teorías, que circulan en redes sociales, solo tienen la intención de generar miedo.

blank
Nos unimos para condenar enérgicamente las teorías de conspiración que sugieren que Covid-19 no tiene un origen natural”, escribieron los 27 autores. “Las teorías de la conspiración no hacen más que crear miedo, rumores y prejuicios que ponen en peligro nuestra colaboración global en la lucha contra este virus”, escribieron los especialistas en el texto.

Falso que EE UU creó el nuevo coronavirus

Desde que se dio a conocer la existencia del Covid-19 empezaron a difundirse comentarios en redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram sobre la supuesta responsabilidad del gobierno de Estados Unidos en crear el virus para «librar una guerra económica contra China».

También se decía que es un arma biológica inventada por la CIA y que es parte de una estrategia occidental de «mensajes anti-China».

Por su parte, fuentes del gobierno de Donald Trump denunciaron que miles de cuentas ligadas a Rusia en las redes sociales propagan, de manera coordinada, desinformación contra EE UU sobre el Covid-19, en un “intento de dañar” la reputación estadounidense atizando preocupaciones sanitarias.

Funcionarios del Departamento de Estado de EE UU encargados de combatir la desinformación rusa dijeron que se están utilizando identidades falsas en Twitter, Facebook e Instagram para promover los argumentos y conspiraciones rusas en varios idiomas.

Dichas cuentas, son manejadas por personas y no robots, publican mensajes simultáneamente en inglés, francés, español, italiano y alemán, según reseñó la agencia de noticias AFP.

El subsecretario de Estado interino de la Oficina de Asuntos Europeos y Euroasiáticos, Philip Reeker, comentó que «la intención de Rusia es sembrar la discordia y socavar las instituciones y alianzas de Estados Unidos desde adentro, incluso a través de campañas encubiertas y coercitivas de influencia maligna», dijo.

Los mensajes acusan también falsamente al cofundador de Microsoft, Bill Gates, cuya fundación ha invertido miles de millones de dólares en programas internacionales de salud.

blank
Al difundir la desinformación sobre el coronavirus, los agentes malignos rusos vuelven a elegir amenazar la seguridad pública al distraerse de la respuesta sanitaria mundial», dijo Reeker.

Algunos medios rusos financiados por el Kremlin comenzaron una campaña por Internet el 20 de enero, transmitiendo artículos y entrevistas antioccidentales sobre la causa de la epidemia, especialmente en RT y la agencia de noticias Sputnik.

Los operadores de las cuentas de redes sociales comenzaron a publicar globalmente al día siguiente, según explicaron funcionarios estadounidenses.

Lea Gabrielle, jefa del Global Engagement Center de Estados Unidos, dijo que «en este caso, pudimos ver plenamente en funcionamiento su ecosistema de desinformación, incluyendo la televisión estatal, sitios web cercanos a ellos y miles de identidades falsas en las redes sociales, todas empujando los mismos temas».

Falso que hace 40 años un libro haya predicho el coronavirus de Wuhan

Los ojos de la oscuridad, de Dean R. Koontz, es una novela publicada el 10 de mayo de 1981 que cuenta cómo un arma biológica, denominada casualmente virus Wuhan-400, llegaba al mundo alrededor de 2020.

Las alusiones a la epidemia aparecen en el capítulo 39 y forman parte de una trama secundaria de la historia. Pero las coincidencias con la alerta sanitaria lanzada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) han avivado la imaginación de los usuarios en las redes sociales.

En las primeras versiones del libro, publicadas en 1981, el virus se llamaba Gorki-400, pero este nombre cambia y aparece como Wuhan-400 en versiones publicadas en 1996.

Ficción y realidad. Por su parte, la letalidad de coronavirus de Wuhan es de 3,3%, según los datos del Ministerio de Sanidad de España, lo que marca una gran diferencia con la referencia del libro.

Otra de las diferencias es el período de incubación: el del Covid-19 está entre los 2 y 12 días, con un promedio de 5, según datos del Ministerio de Sanidad de España, lo cual no coincide con el virus descrito en el libro, en el que las personas mueren entre 12 y 24 horas después de tener contacto con el virus.

blank

A medida que pasa el tiempo crecen las especulaciones en torno al Covid-19 cuya tasa de letalidad es baja (entre 2% y 4% en Wuhan y 0,7% fuera de esa ciudad, según la OMS) si se le compara con otros tipos de coronavirus como el SARS, que en entre 2002 y 2003 mató a 774 personas de un total de 8.098 infectados en China.

Sin embargo, la OMS ha instado a estar alertas y acatar las medidas de prevención para contener o mitigar el impacto del nuevo virus.

Noticias relacionadas