Es falso. Desde el sábado 14 de marzo, comenzó a circular por las redes sociales la información de que el jugador de fútbol Cristiano Ronaldo había puesto a disposición sus hoteles para convertirlos en hospitales a partir de esta semana, donde las personas infectadas del Covid-19 en Portugal podrían ser tratados de forma gratuita.

También se dijo que el crack de la Juventus les pagaría los honorarios profesionales al personal médico.

En pocas horas, la información tuvo miles de visitas en publicaciones de Facebook y fue compartido en redes sociales como Instagram y Twitter. El periódico deportivo español Marca fue también vocero de esta información falsa y provocó que la misma ganará fuerza.

blank
Articulo del periódico Marca

En el texto de la noticia del portal web de ese periódico no se cita ninguna fuente, solo se basan en una de las publicaciones en línea, replicadas por Edgar Caires, ex esposo de la hermana mayor de Ronaldo, Elma Aveiro. 

La confusión se creó desde que Caires publicó en sus stories de Instagram una imagen del sitio web Arena Desportiva, donde se informaba la supuesta decisión del jugador. Tanto esa página web como el perfil de Caires ya no muestran las imágenes de la publicación.

La página Arena Desportiva en Facebook publicó una nota de aclaración sobre el origen de la supuesta historia. Según el comunicado, la información fue transmitida originalmente por Paula Carvalho, presidenta de la asociación sin fines de lucro Essência Humana.

El periódico portugués Observador desmintió la noticia con fuentes cercanas al delantero de la Juventus. Además, este medio se contactó con allegados a la compañía hotelera que le indicaron que “Grupo Pestana (donde Cristiano Ronaldo es accionista) no confirma esta declaración en absoluto. Es una mentira”.

Cristiano Ronaldo permanece en cuarentena en su casa de Madeira (Portugal) luego de que uno de los jugadores del club italiano, Daniele Rugani, diera positivo por el nuevo coronavirus.

Todo el equipo de la Juventus deberá permanecer en cuarentena por un periodo de quince días. Algunos decidieron iniciar voluntariamente el plan de aislamiento en hoteles para evitar contagiar a sus familiares y amigos en caso de dar positivos por el COVID-19 en los próximos días.