• El país enfrenta una grave escasez de gasolina que ha llevado al extremo la insensibilidad social. Ahora, en la mayoría de los estados venezolanos se le debe pagar en divisas a los guardias para poder surtirse de combustible, según denuncian usuarios

Han pasado más de tres semanas desde que el régimen de Nicolás Maduro decretó la cuarentena social luego de conocerse los primeros casos de Covid-19 en Venezuela. Ante ese escenario, se comienzan a profundizar los problemas y fallas en los servicios básicos que se han agudizado durante los últimos días.

Fallas en el servicio de agua potable, sobre todo en sectores populares, apagones o bajones de luz en diversos estados y una marcada escasez de gasolina es parte del panorama que se observa en cuarentena. Esto último a ocasionado que el mercado negro de la gasolina prolifere.

“Se ha hecho demasiado difícil poder echar gasolina” son las palabras de un taxista particular de la ciudad de Caracas, quien prefirió resguardar su identidad. Indicó que la última vez que pudo surtirse de gasolina de forma “legal” fue el pasado viernes 27 de marzo. 

“Me paré a las 3:00 am, salí de mi casa y estuve en la estación de gasolina hasta las 1:00 pm” contó.

Pero confiesa que estos últimos días han sido diferentes, pues madrugó para ir a una estación de servicio y, a pesar de estar horas ahí esperando, no logró adquirir combustible. Contó que fue este viernes 3 de abril que pudo hacerlo, pero pagando en dólares.

“Yo pude echar gasolina este viernes, pero porque me tocó darle 10 dólares a una persona que estaba en la cola supuestamente organizando. Él se entendería con el guardia, me imagino. Marcaron mi carro y el de mi compañero de trabajo, en total fueron 20 dólares que le dimos al tipo”, aseguró.

Foto cortesía

El taxista alertó que, entre la Guardia Nacional Bolivariana, la Policía Nacional Bolivariana y los colectivos armados, tienen “una mafia” en las estaciones de gasolina del país y se “hace lo que ellos dicen y lo que a ellos les da la gana”. Denunció que no les importa si los ciudadanos de las colas poseen salvoconducto. 

“Se me ha hecho muy difícil y más el hecho de tener que darle 10 dólares a alguien por solo 20 litros de gasolina, que fue lo que pude echar”, lamentó. 

Iván Freites, secretario de la Federación de los Trabajadores Petroleros de Venezuela, aseguró para El Diario que el país dejó de producir gasolina desde noviembre de 2019. Agregó que desde ese entonces, el país estuvo importando gasolina de empresas como la rusa Rosneft (recientemente sancionada por el gobierno de los Estados Unidos y que liquidó todos sus activos en Venezuela), Repsol, además de otras asociadas al régimen de Maduro. 

En este sentido, Freites acotó que luego de las sanciones impuestas contra la empresa rusa Rosneft, las demás compañías petroleras que tenían relaciones comerciales con Pdvsa prefirieron tomar distancia. Por ello, desde los primeros días de marzo de este año, Venezuela no ha podido importar combustible. 

“No viene gasolina al país desde marzo y con todo el tema del coronavirus, la situación se agravó y eso complica a los que distribuyen alimentos”. Iván Freites – Secretario de la Federación de Trabajadores de Petróleos de Venezuela

Gasolina paralela 

Freites aseguró que la situación con la escasez de gasolina en el país es de “extrema gravedad” porque prácticamente Venezuela se quedó sin ese combustible. Dijo que las pocas reservas se están distribuyendo a medias y, para poder adquirirla, hay que permanecer durante largo rato en colas y pagarles a terceros o a los funcionarios de la Guardia Nacional en divisas. 

“Nosotros lo veníamos denunciando desde 2019. La situación del combustible ya no era solo de contrabando, sino también bachaqueo, incluso a nivel interno” aseguró.

Indicó que en su mayoría son los funcionarios de bajos rangos los que se ven inmersos en esta corrupción con la venta ilegal de gasolina en dólares. 

Foto cortesía

“Hay funcionarios que han sido detenidos porque le echan gasolina a los carros oficiales y luego cuando se van, sacan la gasolina y la venden (…). Ellos están viviendo una situación país tan igual como la de nosotros y no es que lo esté justificando, pero es la realidad” expresó Freites.

Diariamente, usuarios de la red social Twitter realizan denuncias sobre el cobro en dólares del combustible, incluso con tarifas más altas que las establecidas en los mercados internacionales. En El Diario recopilamos varios testimonios de diferentes partes del país:

De igual forma los usuarios de Twitter expresan sus dudas sobre hacia dónde va el dinero de la gasolina que se comercializa en moneda extranjera y por qué.

En Venezuela la escasez de combustible parece agravarse con el paso de los días, sin que exista un panorama claro sobre cuándo pudiera haber una mejoría. Recientemente el vicepresidente de Economía (también señalado de narcotráfico por el Departamento de Justicia de Estados Unidos) Tareck El Aissami, habló de un Plan Especial de Suministro de Combustible para aplicar racionamientos y «garantizar» la movilización de los sectores priorizados.

Noticias relacionadas