• Esta nueva forma de trabajo que acogieron las empresas a nivel global tras la llegada del Covid-19 podría perdurar como modelo laboral

Desde que se decretó la pandemia por Covid-19, las empresas implementaron el teletrabajo, una manera flexible de desempeñar las actividades profesionales lejos de una oficina.

Miguel Sogbi, Consultor en Comunicación Estratégica y CEO de The Media Office; y José Adelino Pinto, líder de Negocios Mercer, una consultora Americana de Recursos Humanos, con sede en Venezuela, coinciden en que este modelo de trabajo que se implementó como respuesta a la crisis por el coronavirus de Wuhan se mantendrá cuando termine esta crisis. Sogbi señaló en exclusiva para El Diario que a pesar de que las empresas desconfiaban de este modelo, con el paso de los meses se ha demostrado que sí funciona como método de trabajo y organización.

blank
En el campo específico empresarial el teletrabajo es algo que va a quedar definitivamente instaurado, lo que van a importar son los resultados de las gestiones y no necesariamente el presentismo laboral». Miguel Sogbi

José Adelino Pinto, explicó para El Diario que anteriormente el teletrabajo sólo era un beneficio para figuras claves de una empresa principalmente transnacional. Sin embargo, explicó que esta modalidad tiene sus desventajas y las compañías deben tener en cuenta intentar solventarlas a la hora de activar el teletrabajo. 

«Todos los trabajadores deben estar conectados y tener un equipo para que puedan ejecutar sus tareas; de no tenerlo, la compañía debe proporcionarle estos recursos a los empleados (…) también pueden existir problemas para que desde casa los trabajadores se conecten al servidor de la empresa, particularmente en Venezuela. Además de esto, existe el problema también de la conexión a Internet y las fallas en el servicio eléctrico», especificó José Adelino Pinto. 

Pero a pesar de las limitaciones en Venezuela, el teletrabajo igual podría ser una opción a futuro para las empresas. Miguel Sogbi explicó que es muy probable que las compañías decidan no invertir en una oficina si no en Internet satélital para que sus empleados continúen en sus casas manteniendo el distanciamiento social.

Recomendaciones para el teletrabajo

-Para empresas
Asegurarse de que el trabajador tiene buena conexión a Internet o proporcionar una. Dotar al empleado de los equipos necesarios para que pueda ejecutar su labor.
Cambiar el modelo de trabajo, ahora hay que centrarse en el cumplimiento de tareas en lugar de los horarios. Ser empáticos con sus empleados ya que las conexiones de Internet en todo el mundo están fallando.

-Para el trabajador
Establecer rutinas e identificar un espacio en su vivienda para utilizarlo como lugar de trabajo, no debe quedarse en la cama trabajando.
Fijar horarios en los que le es posible trabajar y horarios dónde debe cumplir actividades en su hogar.
Mantener conversación con su empleador y estar atento a todos los mensajes que estos le envíen.

Los dos expertos aseguraron que las oficinas en Venezuela, y quizá en gran parte del mundo, no están adecuadas para que los empleados cumplan sus labores manteniendo una sana distancia. Por ello, «el teletrabajo llegó para quedarse como una relación laboral», afirmó el líder de Mercer José Adelino Pinto, ya que muchas organizaciones se dieron cuenta de que pueden ser más eficientes con esta modalidad y ahorrarse costos como electricidad, personal de limpieza o alquiler de las instalaciones. 

En el caso de Venezuela, a todo lo anterior, se añade otra dificultad: la escasez de gasolina que a su vez va a generar falta de transporte público para que las personas se trasladen a sus lugares de trabajo o va a generar que los que tengan vehículos no puedan surtirse de combustible y por lo tanto, tocará quedarse en casa de todas formas, indicó Pinto. 

blank
En Venezuela sí puede ser posible, con sus limitaciones pero ya dependerá de cada organización solventar estos inconvenientes. El teletrabajo es algo que se va a quedar en lo falta de año en muchas empresas». José Adelino Pinto

Sin embargo, el consultor en Comunicación Estratégica Miguel Sogbi, destacó que algo que va a prosperar también luego de la cuarentena van a ser las oficinas compartidas, ya que a pesar de un eficiente teletrabajo, las empresas van a necesitar una sede fija y reunirse en algunas ocasiones. 

Comentó que en países como Estados Unidos ya se están construyendo oficinas de seis pies de distancia (Six feet office) para cuando sea necesario que las personas vuelvan a sus puestos de trabajo, lo hagan de forma segura. 

Empresas venezolanas y el teletrabajo 

En un informe elaborado por la consultora Mercer en el cual se encuestó a 70 empresas venezolanas, multilatinas y multinacionales, se pudo notar que la decisión de ordenar el aislamiento no permitió a la mayoría de las empresas prepararse para la contingencia, a pesar de que al menos 63 empresas ya habían impartido charlas en febrero y marzo sobre el Covid-19.

blank
Foto: Cortesía

Sin embargo, el estudio también muestra que entre 35 y 63 empresas de las consultadas, mantienen variedad de operatividad, específicamente, 26 compañías continúan en labores con la mitad o la totalidad de sus empleados desde sus casas, es decir, realizando teletrabajo. Algo importante que resaltó Pinto, tanto en el estudio como en la conversación con El Diario es que 40 de las empresas consultadas consideraron que sus empleados están comprometidos con sus responsabilidades. 

Por otro lado, al menos 60 empresas que participaron en el estudio calificaron al teletrabajo como “muy exitoso” y “bueno”. Indicaron que la calidad de las comunicaciones ha sido variada entre “regular” y “buena”. Mientras que un tercio de las compañías reportó fallas eléctricas y casi la totalidad de los encuestados denunció fallas de Internet en el hogar. 

“La experiencia me revela que la casa no es para trabajar”

Un periodista y productor radial venezolano que prefirió quedar en el anonimato, aseguró que la experiencia de teletrabajo le ha sido complicada ya que estaba acostumbrado a pasar todo el día en oficinas y ahora todo lo debe hacer desde casa. 

“Fue una transición dura y también un poco engañosa. Yo creía que trabajar desde mi casa me iba a poder permitir un poco de tranquilidad, pero no fue así”, indicó. 

El proceso de adaptación fue difícil. Al principio una de las cosas que más le generaba estrés era la sensación de irrespeto hacia su horario de trabajo. Comentó que antes de la cuarentena, salía de su casa a trabajar a las 5:10 am y regresaba a las 8:00 pm. Ahora desde que se despierta y hasta máximo la 1:00 am está activo trabajando. A esto se le suma las fallas en el Internet que no le permiten un desarrollo óptimo de su tiempo para teletrabajar. 

“La experiencia me revela que mi casa no es el mejor sitio para trabajar, las casas deberían ser usadas para descansar o para hacer cosas que no tienen que ver con trabajo, porque no tienes un espacio adecuado. Además, uno en casa también tiene otras responsabilidades que debe cumplir (…) Los que hacemos teletrabajo convivimos con una pésima conexión a Internet, dependemos de que el Internet esté estable para poder trabajar”, sentenció.

El periodista explicó que tiene tres empleos y que la organización que ha podido poner en práctica para tratar de hacer un buen teletrabajo es ir priorizando lo que debe entregar primero. 

blank
Durante el día dedico mi tiempo a mi empleo en un medio digital mientras que voy chequeando la información de relevancia para la productora de televisión a la que también pertenezco. La tarde – noche la dedico a pautar invitados para el programa de radio del día siguiente y así tengo la información lo más actualizada posible”, indicó.

El comunicador social indicó que conversó con una psicóloga que le recomendó que entre cada hora de trabajo, se tome 10 o 15 minutos para descansar. Aseguró que procura cumplir con esta medida a diario para despejar la mente, aunque descansa cada dos o tres horas. 

Debido a que no ha logrado familiarizarse 100% con el teletrabajo, opinó que cuando la cuarentena pase y todo vuelva a la normalidad, no se le hará complicado volver a su rutina presencial en las oficinas, aunque destacó que se siente agradecido de no tener que movilizarse de un lado a otro en estos momentos. 

Resaltó que a pesar de que las personas están trabajando desde sus casas y enfrentando ciertas limitaciones, han logrado sacar adelante sus labores diarias y no se han detenido ni han dejado de crear contenido y producir, esto en el caso de los medios de comunicación.

El Covid-19 forzó al mundo a crear nuevas tecnologías y actualizarse en otras para que la economía no llegue a un colapso total. Así como el teletrabajo, que llegó para quedarse, vendrán muchos otros avances a los que las personas se van a acostumbrar y van empezar a usar en su vida diaria.

Noticias relacionadas