• El ex piloto de Williams y Lotus es el único venezolano en saborear la champaña del triunfo en la máxima categoría del automovilismo. Fue el 13 de mayo de 2012 en el Circuito de Montmeló, por el Gran Premio de España

Arriesgado, polémico y agresivo son tres adjetivos que califican el estilo que dejó Pastor Maldonado durante las cinco temporadas que estuvo en la Fórmula 1 (F1). El piloto venezolano disputó 95 carreras en la categoría reina del automovilismo con los equipos Williams (2011-2013) y Lotus (2014-2015).

A pesar de que dio el salto al campeonato de la F1 por méritos deportivos —en 2010 fue campeón en la GP2 Series, la antesala de la F1, a falta de dos fechas para finalizar la campaña— su desempeño se vio eclipsado debido a su imprudencia con el volante y las constantes críticas.

Los choques y accidentes en las las pistas, así como el patrocinio que recibió de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) mientras la crisis económica golpeaba al país, causaron que al piloto nacido en Maracay, estado Aragua, no se le valore como el tercer venezolano en competir en la máxima categoría.

Hazaña de Pastor Maldonado

El 13 de mayo de 2012 es una fecha inolvidable, una de las más importantes en la historia del deporte en Venezuela, y es que que Maldonado se convirtió en el primer criollo en saborear la champaña del triunfo en la F1. Fue en el Gran Premio de España, la quinta carrera de la temporada.

Foto: Agencias

El corredor de Williams había conseguido el segundo lugar de la clasificación en el Circuito de Montmeló, por delante del español Fernando Alonso (Ferrari). No obstante, fue promovido a la pole position —la única en su carrera— puesto que el británico Lewis Hamilton (Mercedes) fue penalizado al no tener suficiente combustible en su monoplaza, logrando así el mejor puesto de partida para un venezolano en la historia.

Con todos los pronósticos en contra, Pastor no se dejó intimidar por el asedio de Alonso. Fue una tensa lucha entre ambos pilotos durante las 66 vueltas. El asturiano lideró el compromiso en la primera curva hasta la segunda parada de pits, en la que el maracayero sorprendió con su estrategia y recuperó la primera plaza en la vuelta 27. En tanto, el finlandés Kimi Raikkonen (Lotus) presionaba desde la tercera posición.

Menos carreras para un triunfo. Pastor Maldonado se convirtió en el noveno piloto en conseguir un Gran Premio de la Fórmula 1 con menos carreras disputadas.

Parecía que el Ferrari de Alonso volvería a estar al frente de la carrera, se encontraba a menos de un segundo de distancia; pero bajó el ritmo, sus neumáticos se desgastaron más de lo esperado y fue incapaz de superar el Williams de Maldonado, quien no cometió ningún error y se acreditó con la victoria ante los 85.000 espectadores en Cataluña.

Una vez mostrada la bandera a cuadros, las notas del “Gloria al Bravo Pueblo” se escucharon por primera vez en lo más alto del podio. El aragüeño recibió una ovación en el pedestal y fue alzado en brazos por Alonso y Raikkonen, dos campeones del mundo,como muestra de reconocimiento.

Este ha sido un gran día para el equipo, que lleva trabajando muy duro desde hace tiempo (…). El coche se portó muy bien. Solo tuvimos un error en un cambio de ruedas, pero no nos afectó. Tenemos que continuar así y desarrollar el coche para que sea consistente. Esto es lo más importante”, expresó el representante de Venezuela tras el lauro.

Aquella conquista devolvió a lo más alto del podio a Williams, que no lo conseguía desde que el colombiano Juan Pablo Montoya dominó el Gran Premio de Brasil en la campaña 2004. Hasta la fecha, la escudería británica no ha vuelto a ganar una carrera.

Declive de Pastor Maldonado

A partir de ese momento la trayectoria del venezolano fue una serie de hechos desafortunados. Entre las temporadas 2013 y 2014 solo sumó dos puntos. Luego de tres años con Williams se marchó a Lotus, pero sus continuos percances con el volante provocaron rechazos y reproches entre los pilotos, la prensa especializada y los fanáticos.

Pastor abandonó el campeonato antes de que la temporada 2016 abriera el telón, en vista de que dejó de contar con el apoyo financiero de Pdvsa. Desde entonces, se desempeñó como piloto de pruebas de Pirelli, sin posibilidad de retornar a la Fórmula 1.

Luego de casi tres años sin correr de manera oficial, el venezolano participó en el Campeonato Mundial de Resistencia, en las 24 Horas de Le Mans y en el WeatherTech SportsCar (categoría LMP2). Para 2020 no llegó a un acuerdo contractual con el equipo DragonSpeed, razón por la que se mantiene inactivo en estos momentos.

Independientemente de la cantidad de infortunios, Pastor Maldonado es el único piloto latinoamericano que ha reinado en la GP2. Además, se mantiene como el único venezolano que se ha bañado de champaña en el campeonato más importante del automovilismo.

Noticias relacionadas