• En El Diario conversamos con Santiago de la Fuente, vocalista y guitarrista de la banda venezolana, y nos contó acerca de la edición deluxe de su primer álbum y de lo que han hecho durante la pandemia que refugió a las personas en sus hogares. Foto principal: Alejandro Arreaza

Anakena, una banda que se mantiene a distancia entre España y Venezuela, ha vuelto a demostrar que la separación no es un impedimento para hacer música. Desde el confinamiento para prevenir el contagio por Covid-19, los integrantes de la banda venezolana estrenaron una versión deluxe de Anakena, su álbum debut, para que sus fanáticos disfruten durante la cuarentena. 

Este lanzamiento no estaba planeado, pero la pandemia lo cambió todo. La banda se iba a reunir en Venezuela durante el mes de abril y quería aprovechar el momento para estrenar el primer sencillo de su segundo álbum.

La energía y alegría de la voz de Santiago de la Fuente, cantante y guitarrista de Anakena, es contagiosa. Vía telefónica aseguró para El Diario que el estreno del deluxe durante la cuarentena fue “como una cosa del destino”. 

Cuando estábamos planeando todo decíamos ‘¿no será muy pronto para sacar un sencillo nuevo cuando no llevamos ni seis meses con el disco?’ Salieron varias ideas y la propuesta de hacer un deluxe. Sentíamos que no era el momento de cerrar el capítulo del disco y cuando llegó la cuarentena fue ‘¡bueno esto es claramente una señal de que tenemos que sacar el deluxe!”, dice entre risas.
¿Qué contiene el deluxe? Temas de su primer álbum, remixes, versiones en vivo, bonus tracks y una nueva canción.

Cuando decidieron ampliar su primer capítulo musical con versiones que no habían sido publicadas también surgió “Ojitos café”, una canción inédita que nació completamente en cuarentena.

Leer más  Santiago Pol: “Tengo mi vacuna cromática de Venezuela”

Durante este proceso no faltaron las videollamadas por Zoom y el intercambio de ideas por la plataforma de mensajería instantánea WhatsApp para darle forma al tema. 

Al imaginar un dúo para “Ojitos café” pensaron en Ale Jiménez,  una cantautora colombiana, a quien conocieron en un concierto en Miami, Estados Unidos, durante el mes de enero. Para Santiago el hecho de que todo el tema haya sido grabado desde casa le da un toque especial.

“Nos hacía falta como ese color de voz femenina. Desde el momento uno estuvo super atenta y comprometida con el proyecto: yo creo que salió un producto muy sencillo, muy casero, pero muy bonito”, detalla. 

Santiago explica que la diferencia más notoria entre Anakena y la versión deluxe es el concepto. El primer álbum tenía más sentido y orden, en cambio en el deluxe se dieron la libertad de hacer lo que quisieran hacer, incluso un remix en electrónica de “Otro lugar”, la primera canción del primer EP de la banda. “A mí me encanta ese tema, no sé por qué. Soy cero fan de los remix pero me encanta como quedó, estoy orgulloso y alegre del resultado”, expresa con notable emoción. 

Anakena. Fue fundada en 2016 y ganó el Festival Nuevas Bandas 2018.

Planes de cuarentena

La llegada del Covid-19 pospuso algunos de los planes que Anakena tenía para este 2020: estaban emocionados por visitar ciudades venezolanas como Mérida, Barquisimeto, Puerto Ordaz y Maracay, pues nunca lo han hecho. A pesar de la crisis que afecta al interior y lo costos que implica realizar una gira en el país, la banda venezolana estaba preparada para hacerlo. “Lo íbamos a lograr, pero todo pasa por algo: volveremos con mejores condiciones y mejores cosas”, expresa Santiago. 

Leer más  Oscar Olivares se prepara para hacer el mural de tapas de botellas más grande del mundo

Así como la pandemia detuvo algunos planes, les dio el tiempo necesario para concretar proyectos que no habían podido realizar por falta de tiempo. Actualmente Santiago (cantante y guitarrista), Mikel (cantante), Antonio (bajista) y Mara (percusionista) tienen más horas para dedicarse a ejecutar ideas que surgieron alrededor de sus canciones, entre ellas un podcast y más versiones acústicas.

La idea del podcast la tienen desde hace hace seis meses, según recuerda Santiago. Dentro la rutina que vivían los integrantes de la banda antes de la pandemia no habían encontrado el tiempo necesario para grabarlo y ahora es una realidad. 

Para Santiago el cambio en la cotidianidad y el haber pasado de tener un ritmo de vida un poco agitado a tener que detenerse bruscamente fue un poco frustrante. 

“Creo que a todos se nos prendió como una mecha de “¡tengo que hacer algo!”, como esa desesperación de crear. Yo, que compongo la mayoría de las canciones, no he estado tan fructífero a nivel de composición: nos ha tocado explorar otras maneras de comunicar nuestro proyecto y eso también ha sido super interesante”, explica. 

Sin embargo, agradece el tiempo que le ha dado la cuarentena para concretar proyectos, aprender, apreciar las caminatas o salir a tomar algo con los amigos. El confinamiento también ha sido aburrido y preocupante: no lo niega. 

Sabe que la industria del entretenimiento es lo último que se va a normalizar después del coronavirus de Wuhan. “Yo hago música porque me gusta, pero también la parte de los shows en vivo es increíblemente divertida y que te quiten esa parte, a nivel tanto empresarial como personal, es fastidioso. Hay que reinventarse”, detalla. 

El cantante no cree que la pandemia vaya a cambiar la manera en que se hace música, sino la forma en que se consume. También piensa que el confinamiento ha hecho que las personas se den cuenta de que las herramientas como el Instagram Live pueden ser muy útiles, eficientes y que no hay que estar confinado al hogar para utilizarlas. 

Creo que sí nos ha abierto los ojos en que podemos ser mucho más independientes de lo que pensábamos”, resalta.

Santiago presiente que para la próxima vez que Anakena se reúna en Venezuela ya deben haber estrenado, al menos, una de las canciones de su próximo disco. Siempre que se presentan en el país intentan superar la experiencia que vivieron la vez anterior, que el concierto sea inolvidable para todas las personas que asisten. 

Leer más  Santiago Pol: “Tengo mi vacuna cromática de Venezuela”

“Te aseguro que cuando volvamos, vamos con algún proyecto más ambicioso de lo que pensamos, con muchísimas ganas de trabajar y hacer las cosas bien, ¡eso es segurisimo!, expresa alegremente. 

Durante la cuarentena, y mientras espera que el mundo retome la normalidad, Santiago ha disfrutado de series y escuchado música de artistas nacionales. 

The Office es demasiado increíble, me morí de la risa todo el dia; y Tiger King es buena. También siento que he descubierto muchas bandas nacionales que creo que tienen muchísimo que dar: siempre es bueno ver que se está haciendo en casa”, comenta. 

Desde su confinamiento, Santiago, Mikel, Antonio y Mara continúan creando para sorprender al público que se refugia en el hogar y que se ha vuelto fanático de la energía, la vibra y los ritmos del Caribe que Anakena ofrece en cada canción. 

Noticias relacionadas