• El documental, que se estrenó en ESPN y Netflix, muestra la historia del último año de Michael Jordan en los Chicago Bulls y la travesía para conseguir el sexto campeonato del equipo en la NBA

Michael Jordan. Su alteza, Air Jordan, Mike, MJ, son algunos de los nombres con el que se le conoce al, considerado por muchos expertos y fanáticos, mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos. Ganador de seis títulos con los Chicago Bulls en la NBA, dos medallas de oro en juegos olímpicos, y múltiples premios, marcó una era en el baloncesto debido a su competitividad y nivel de juego, lo que le permitió construir una dinastía junto a su equipo.

The Last Dance (El Último Baile) fue el nombre que le dio Phil Jackson, técnico de los Chicago Bulls entre 1989 y 1998, como mensaje de motivación en la última campaña juntos de la dinastía del quinteto de Chicago en 1998 y que sirve de título al documental de ESPN que relata todo lo vivido por el equipo desde que Michael Jordan llegó hasta esa temporada final.

Cortesía

Más de 500 horas de videos fueron grabadas de la campaña de 1997-1998, que sería la última de Michael Jordan con los Bulls, año del último campeonato logrado por el equipo. Más de 20 años pasaron sin que esos videos fueran revelados, debido a que Jordan tenía la última decisión sobre la posibilidad de usar o no la imágenes para un documental. En 2016 fue cuando el ex jugador aceptó que se utilizaran los videos para realizar una serie documentada de 10 capítulos.

La serie se estrenaría en junio, pero a causa de la pandemia por el Covid-19, el director Jason Herir y el equipo de ESPN adelantó el estreno para 19 de abril, con la emisión de dos capítulos cada domingo, hasta el 17 de mayo, y así brindar un contenido deportivo ante la suspensión masiva de todos los disciplinas. Para el documental fueron entrevistados ex jugadores, compañeros de Michael Jordan, familiares, periodistas especializados en baloncesto e incluso ex presidentes de Estados Unidos como Bill Clinton y Barack Obama.

Récord de espectadores para un documental deportivo

6.000.000

de personas disfrutaron de la emisión de cada capítulo

1° lugar

de las tendencias tras la transmisión de los episodios

El comienzo y el fin de una era

La serie inicia con la temporada del 97-98, una de las más difíciles para Jordan y su equipo. Jerry Krause, gerente general, anunció que no renovaría a Phil Jackson como coach y que su intención era reconstruir el equipo, sin avisar a las principales estrellas del conjunto, que además venían de ganar dos títulos consecutivos y cinco en los últimos siete años.

Paralelamente, regresan al año en que Michael Jordan llegó a la NBA en 1984 con 21 años de edad y cómo impactó en la liga siendo novato.

El primer capítulo va relatando el ascenso de Jordan en su inicio en la liga y sus primeras experiencias en los playoffs donde luego de una grave lesión se enfrentó a los Celtics de Boston y Larry Bird, ex jugador estrella y Salón de la Fama. Bird expresó “haber visto a Dios disfrazado de jugador de baloncesto”, luego de que Jordan anotara 63 puntos en un solo partido, pero no fue suficiente e igual quedaron eliminados. Tras esta derrota comenzó una reconstrucción y con la llegada de Scottie Pippen y Horace Grant, Chicago tomó otro rumbo.

Cortesía

Los siguientes episodios relatan la importancia de Pippen, Rodman y el coach Phil Jackson, porque a pesar de que Jordan era la máxima estrella del baloncesto, él confiesa que no pudo haberlo conseguido solo, y sus compañeros relatan cómo era jugar y convivir con el mejor jugador de la época y tener esa mentalidad competitiva por más de una década.

Los testimonios de los compañeros y protagonistas hacen que cada anécdota y momento tome un valor histórico en torno a sucesos que ocurrieron hace más de 20 años y que muchos fanáticos nunca supieron.

El lado oscuro de una estrella

A medida que los capítulos avanzan, muestran un lado personal de Michael Jordan y cómo llegó a ser reconocido globalmente en una era en la que no existían las redes sociales, pero gracias a su juego dentro de la cancha luego de los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992, el escolta de los Chicago Bulls y la NBA se convirtieron en una fenómeno mundial.

Luego de 7 años en la liga sin un título, Jordan ganó tres consecutivos. Su dominio fue total, pero en el camino del tercer campeonato un sector de la prensa comenzó a criticarlo y ligarlo sobre su supuesta adicción a las apuestas y vinculación a personas con antecedentes criminales, y algunos lo señalaban por su tendencia política.

Cortesía

Pero uno de los momentos más duros en la vida de MJ fue la pérdida de su padre, quien fue asesinado mientras estaba en su auto. Algunos escritores comenzaron a indagar y preguntar si había sido por algún ajuste de cuentas por las apuestas de Michael Jordan. Ante esto, el jugador decidió retirarse y dedicarse al béisbol, deporte que le gustaba a su papá.

Uno de los momentos que aborda el documental es ver cómo siguió el equipo de baloncesto sin su máxima estrella, y el camino de Jordan para jugar en las Ligas Menores y adaptaba su cuerpo para ese deporte en el que se desarrolló como jardinero. Pero tras dos años, y luego de una huelga de jugadores en la Major League Baseball, Jordan volvió a colocarse la camisa de los Bulls.

El fin de la dinastía de los Bulls de Chicago

Cortesía

Algo que se repite varias veces son los testimonios de sus compañeros de equipos que decían tenerle miedo y algunos rivales también.  «Nunca le pediré algo a un compañero que yo no haya hecho antes», fue la respuesta que dio Jordan en su entrevista y con lágrimas en los ojos, pide un descanso al entrevistador, siendo uno de los momentos cumbres de la serie.

El último capítulo narra a la perfección la final que se disputó en 1998, todos los jugadores sabían que era el final de una dinastía y que la única manera en que podían irse era ganando el campeonato ante el Jazz de Utah. En el sexto juego de dicha final, Jordan se erigió como héroe, como lo había hecho tantas veces en anteriores partidos. Con Pippen que apenas podía caminar debido a un dolor en la espalda, el número 23 de Chicago se cargó al equipo y tras un tiro final consiguieron el tan ansiado sexto título.

Relata 22 años después que le hubiera gustado firmar un año más e intentar ganar el cuarto título junto a su equipo, pero eso nunca pasó. Al final varios jugadores tomaron rumbos diferentes y Jordan decidió retirarse por segunda vez de la NBA.

Diez horas de duración tiene el documental que demuestra por qué Michael Jordan marca un antes y un después en el baloncesto. Cada capítulo es independiente y aborda un fragmento de la historia. Sin embargo, juntos enmarcan lo que fue una era cuando el baloncesto significó todo para un país y el mundo, y que deja la sensación de que tal vez no habrá otro jugador como Michael Jordan y otro equipo como los Chicago Bulls de 1998.

Noticias relacionadas