• La Asociación Venezolana en Chile (Asoven) confirmó que 26 venezolanos están contagiados y aún no han sido aislados. Foto:El Dínamo

Un posible foco de contagio en un albergue ubicado en Santiago de Chile activó las alarmas entre las organizaciones civiles. La Asociación Venezolana en Chile (Asoven) confirmó para El Diario que 26 venezolanos que se encuentran actualmente en el colegio Arturo Alessandri Palma, habilitado como refugio, dieron positivo para Covid-19.

Patricia Rojas, presidenta de Asoven, advirtió que las personas contagiadas aún no han sido aisladas, lo que genera preocupación debido a que en el lugar hay alrededor de 90 personas, incluyendo niños, mujeres embarazas y personas de la tercera edad. Todos esperan poder ser repatriados.

Estos casos fueron confirmados luego de que la noche del 1°de junio se conociera que un venezolano, de 40 años de edad, falleciera en el albergue. De acuerdo con la información oficial, el hombre-oriundo de la ciudad de Valencia, estado Carabobo-habría sufrido un paro cardiovascular.

“Venía presentando un cuadro de salud complicado. Se había solicitado que se trasladara a un centro de salud, pero las autoridades nos indicaron que estaban colapsadas. Se solicitó que le hicieran la prueba por Covid-19 y aún no poseemos los resultados. También presentaba obesidad y su condición pudiera haberse agravado si efectivamente estaba contagiado con el virus”, explicó Roja.

Luego de conocerse el caso, el 2 de junio las autoridades chilenas les realizaron la prueba a los venezolanos que habitan el albergue para descartar que otras personas han resultado contagiadas.

“Los contagiados deberían estar en residencias sanitarias y no en un lugar rodeado de personas”, reza un comunicado emitido este miércoles por la ONG.

Roja informó además que el pasado lunes fue trasladado a un centro asistencial otro venezolano que presentaba síntomas sospechosos de Covid-19, entre ellos deshidratación y descomposición.

Llamado a las autoridades

En el comunicado emitido por Asoven, hicieron un llamado a las instituciones chilenas para que se activen los mecanismos necesarios que protejan la salud de los migrantes en los refugios.

Asimismo solicitaron al gobierno de Chile y de Venezuela que se logre un acuerdo para poder repatriar a los connacionales a sus hogares.

Vuelo humanitario. Desde abril más de 600 venezolanos se ubicaron en las afueras de la embajada de Venezuela en Chile solicitando ser repatriados.

Estas personas acamparon en carpas, recibieron donaciones de alimentos, pero arriesgándose a las bajas temperaturas que se comienzan a percibir en Chile debido a la llegada del invierno (desde junio hasta septiembre).

Sin embargo, Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación del régimen, informó el pasado 25 de mayo que los vuelos humanitarios serían suspendidos debido al incremento de casos de Covid-19 en venezolanos que retornaban al país mediante el plan vuelta a la patria.

El canciller chileno Teodoro Ribera pidió a los países que tienen a sus ciudadanos pernoctando a las afueras de las embajadas que les permita retornar a sus tierras.

Hay países que tiene normas mucho más severas y no dejan ingresar ni a los extranjeros y tampoco a sus propios nacionales. Esa es una situación que nos complica”, detalló el canciller.

Los venezolanos se mantienen en los albergues esperando poder ser repatriados a sus hogares, mientras tanto organizaciones y ciudadanos siguen aportando donaciones para que estas personas puedan alimentarse y protegerse el intenso frío en Chile.

Este artículo de El Diario fue editado por: José Gregorio Silva / Irelis Durand.

Noticias relacionadas