• Un medicamento económico, de gran disponibilidad y ampliamente conocido por los profesionales de la salud podría ser la respuesta para minimizar los fallecimientos de pacientes con síntomas graves de coronavirus 

Voceros del estudio clínico Recovery Trial, dedicado a buscar posibles tratamiento para el covid-19 en Reino Unido, dieron a conocer este martes 16 de junio los resultados de uno de sus estudios que habla sobre el uso de un medicamento que puede reducir las muertes por coronavirus en el mundo: la dexametasona. 

Este nuevo avance científico es una victoria en la lucha global contra la pandemia, pero sus investigadores aclaran que no se trata de una cura, sino de un medicamento que puede ampliar la expectativa de vida de un paciente con síntomas graves. 

La dexametasona es un fármaco ampliamente utilizado en distintas especialidades médicas, por lo que el equipo de El Diario conversó con un especialista sobre las características de este medicamento. 

Alexis Maldonado, médico internista, explicó que la dexametasona pertenece a un conjunto de esteroides con potenciales efectos antiinflamatorios y que es indicado para frenar procesos inflamatorios producidos por virus, bacterias o traumas de cualquier tipo. 

Los usos comunes de la dexametasona son para tratar reacciones alérgicas graves como rinitis y urticarias, para disminuir la inflamación en los bronquios de los pacientes asmáticos, para frenar las inflamaciones cerebrales de distintos orígenes y para tratar en fases iniciales enfermedades autoinmunes como el lupus y la artritis reumatoidea. 

Este medicamento está clasificado como un esteroide de acción intermedia, eso significa que su efecto antiinflamatorio actúa rápidamente y dura entre 12 y 18 horas. Si al finalizar esas horas la inflamación paró, se puede suspender el medicamento, pero si continua debe usarse nuevamente”, dijo Maldonado en exclusiva para El Diario.

El internista agregó que otros esteroides tienen efectos más prolongados que pueden ir desde tres hasta seis días, por lo que aclara que los médicos indican este fármaco cuando necesitan llevar un control de la reacción antiinflamatoria. 

Presentaciones y advertencias

Maldonado indicó que la dexametasona es un medicamento económico y de fácil acceso, debido a que su uso es muy variado y es sencillo conseguirlo en las farmacias. 

El fármaco está disponible en tabletas, inyecciones y jarabes, principalmente de uso pediátrico, pero las dosis deben ser determinadas por un médico. Insiste en que este ni otro medicamento debe ser automedicado. 

El internista advirtió que las personas con diabetes e hipertensión podrían presentar complicaciones luego del uso de la dexametasona, por lo que el médico tratante debe conocer si el paciente tiene enfermedades preexistentes antes de indicarlo.

Tanto este como todos los esteroides aumentan los niveles de glucemia (cantidad de azúcar en la sangre), es decir a un paciente con niveles bajos puede subirle un poco, pero otro con niveles de 500 puede tener serias complicaciones”, expresó el especialista.

Las con hipertensión arterial que usen este medicamento comienzan a retener líquidos, lo que espesa la sangre y puede provocar dolores en el pecho, angina de pecho, crisis hipertensivas e incluso desencadenar un infarto. 

Uso en el tratamiento para el coronavirus 

El internista Alexis Maldonado señaló que los procesos virales como el del coronavirus producen inflamaciones en el cuerpo. Agregó que la inflamación es un proceso celular y bioquímico que libera sustancias que afectan a órganos como los pulmones. 

La dexametasona, explica el especialista, actúa en dos niveles sobre la inmunidad de las células y sobre la inmunidad de las sustancias, frenando así la inflamación. 

En este sentido Maldonado sugiere que entre marzo y abril el uso de la dexametasona en pacientes con covid-19 fue muy común, porque se utilizaba para disminuir la inflación en los bronquios y muestra una mejoría en los pulmones. Sin embargo, aclaró que no tiene ningún efecto antiviral. 

Los investigadores de Recovery Trial, el ensayo clínico de Reino Unido, indicaron que a las personas que requerían respiración asistida con ventiladores y recibieron una dosis diaria de 6 mg de dexametasona por 10 días presentaron mejoras. Sin embargo, en aquellos que podían respirar de manera normal no hubo ningún beneficio. 

Ese es un resultado que estadísticamente es muy significativo”, dijo el martes Martin Landray, investigador jefe adjunto del juicio y profesor de la Universidad de Oxford, en una conferencia de prensa.

El resultado preliminar fue que el tratamiento redujo en un tercio el riesgo de muerte en los pacientes graves que participaron en el estudio. 

Peter Horby, investigador jefe del Ensayo de recuperación y profesor de la Universidad de Oxford, señaló que la dexametasona fue elegida para esta investigación, porque es un fármaco que mostró buena respuesta en otra infecciones respiratorias virales, además es de bajo costo, fácil de conseguir y mundialmente conocido. 

El informe completo de los resultados aún no ha sido publicado, por lo que autoridades médicas en Reino Unido esperan que esto suceda para iniciar los tratamiento con confianza y convertirlo en un estándar global para tratar a pacientes con coronavirus en estado grave. 

Noticias relacionadas