• Frank Mendoza se ha desempeñado como médico en hospitales públicos y como coordinador de postgrado de Cirugía General en la UCLA

Durante 26 años el cirujano Frank Mendoza entró y salió del quirófano infinidad de veces. A lo largo de su carrera se ha dedicado a operar personas con cáncer de tiroides. La mayoría de sus pacientes no contaban con recursos para las cirugías, pero Mendoza las hizo gratis en el Hospital Central Antonio María Pineda de Barquisimeto, estado Lara. 

El médico es coordinador de postgrado de Cirugía General en la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA), que se dicta en el hospital de esa ciudad. También imparte clases de Anatomía en el segundo semestre de Medicina en la misma universidad. 

Él ha operado a un sinfín de pacientes sin recursos porque es docente y a pesar de que ya debería estar jubilado él sigue activo porque la universidad no cuenta con profesores de su nivel”, dijo Adriana López, ahijada de promoción de Mendoza.
Foto: Twitter

Planificar y establecer los sistemas de enseñanza de los futuros cirujanos de la UCLA también es parte de su día a día. Además su trayectoria como docente le ha permitido apadrinar varias promociones de especialistas, incluida la de López. 

“El doctor se ha dedicado de manera abnegada a la labor docente y de médico. Desapegado de lo material porque actualmente los salarios están por el piso. Muchos buenos médicos se han ido, pero el profesor sigue ahí porque todavía siente la necesidad de seguir formando a los jóvenes”, añadió para El Diario.

Una noticia inesperada 

La noble labor del cirujano sufrió una interrupción en el mes de junio. Mendoza comenzó a presentar fiebre. Su malestar persistió por 15 días. Luego de que no logrará controlar su temperatura y al desconocer cuál era su origen fue a realizarse varios exámenes.

El 22 de junio sus médicos le confirmaron que contrajo una bacteria que afectó su corazón (endocarditis bacteriana). La grave consecuencia de esta infección fue que desarrolló una insuficiencia mitral severa con rotura de cuerdas tendinosas.

Esta condición no permite que su corazón funcione de forma adecuada, por lo que actualmente requiere una prótesis de válvula mitral. 

Válvula mitral. Regula el flujo de sangre en la cavidad superior izquierda del corazón hacia la cavidad inferior izquierda.

Ahora Frank Mendoza debe entrar una vez más en el quirófano, pero esta vez como paciente. La operación no es sencilla ni económica. Su familia creó una campaña en Go Fund Me para recaudar los 65.000 dólares que requiere para la cirugía. 

Sintió que se le vino el mundo encima, porque es algo que uno no se espera y menos en este momento que vivimos en el país con la pandemia”, explicó López.
Foto: Actualidad Médica

El 23 de junio Mendoza fue hospitalizado en la Clínica Acosta Ortíz, donde también hace cirugías. 

Hasta el momento, los antibióticos que le han aplicado funcionan, pero todavía está a la espera de la prótesis que puede darle la oportunidad de seguir apoyando a pacientes sin recursos en el estado Lara. 

Gratitud hacia el médico

Adriana López se siente plenamente agradecida con el doctor Mendoza, porque además de ser parte integral de su formación académica también fue el cirujano de un miembro de su familia. 

“En ese momento mi familiar se vio comprometido de salud y el doctor estuvo allí. Nunca pensé que recibiría ese apoyo de su parte”, recordó. 

Esa gratitud también la sienten muchos de sus pacientes, alumnos y colegas que han sido testigos de su labor en el Hospital Central Antonio María Pineda. 

Hace una semana López acompañó a sus compañeros de promoción a la clínica donde está hospitalizado el cirujano y aseguró que el ánimo de Mendoza ha mejorado considerablemente. 

Él está sorprendido por todo el apoyo que ha recibido y eso lo tiene de buen humor. Los pacientes y sus colegas han estado muy pendiente e intentan aportar lo que pueden a su recuperación”, añadió.

López espera con fe que llegue el día en el que el doctor Frank Mendoza pueda seguir salvando vidas dentro de un quirófano. Mientras tanto sus compañeros y familia continúan difundiendo la campaña que hasta ahora podría ser su única esperanza de retomar su vida.

Noticias relacionadas