• Thaideé Díaz se vio obligada a emprender para tener un ingreso adicional y cubrir los gastos de la universidad de su hijo menor, quien estudia Comunicación Social en la Universidades Católica Andrés Bello (UCAB). Pese a las dificultades, ha continuando con el proyecto para ver los sueños de su hijo cumplirse

La situación del país ha obligado a los venezolanos a buscar otras alternativas para obtener su sustento diario y cumplir con sus necesidades. Desde la venta de ropa hasta de productos artesanales son emprendimientos que han marcado un auge notorio en la sociedad. Así es el caso de Thaideé Díaz, quien se vio en la tarea de crear un proyecto para seguir pagando la universidad de su hijo.

Díaz inició en el año 2019 con la venta de ponche artesanal a un grupo determinado de personas, entre ellos sus amistades y familiares. No fue sino hasta este 2020 que decidió emprender oficialmente con la venta de este producto debido a que considera que muchas cosas están en juego. 

Cuenta que la inspiración para realizar el ponche la tiene debido a que es una de las bebidas que más le gusta. A pesar de que es una bebida que suele degustarse en épocas navideñas, ella siempre tuvo en mente que quería hacer algo distinto para que se consumiera en cualquier momento del año.

Con @EsTuPonche quiero que las personas tengan una opción distinta a las que normalmente hay en el mercado para compartir en familia y con amistades. Por supuesto lograr que fuese un producto asequible para las personas que quieran adquirirlo”, dijo en exclusiva para El Diario.

Su hijo Manuel Higuera estudia séptimo semestre de Comunicación Social, en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB). Desde el primer momento que escuchó sobre la idea de su madre para expandirse un poco en el mercado, le brindó su total apoyo especialmente en el uso de redes sociales, herramienta con la que pretenden llegar a muchas más personas. 

https://www.instagram.com/p/CCRv10GAHxI/?igshid=1pksdrmd6nasi

Thaideé comenta que sus hijos siempre han sido un pilar fundamental en su vida y por eso siempre hará lo que esté a su alcance para cumplir sus metas. “Siempre les he enseñado que ante los problemas no nos podemos quedar sentados quejándonos, debemos buscar soluciones. Con este proyecto les estoy enseñando cómo salir adelante ante las adversidades”, expresa. 

A su juicio, los estudios universitarios le darán a su hijo herramientas para salir adelante y ella intenta enseñarle con su emprendimiento que se puede innovar para enfrentar los problemas, y que todo sacrificios traerá grandes recompensas. Señala que ambos ámbitos le dejarán enseñanzas para su crecimiento.

“Para llegar a este momento hemos hecho muchos sacrificios, así como sucedió cuando mi hija mayor estudiaba Medicina. Pero en el caso de mi hijo la situación del país ha empeorado muchísimo y con la pandemia del covid-19 se ha visto peor”, cuenta Díaz.

Antes de tener este proyecto se dedicaba profesionalmente en el área de Administración de Empresas. Pero con el tiempo se dedicó al diseño y a la elaboración de piezas artesanales y tuvo un taller para realizar objetos decorativos, recuerdos de bautizos y comuniones, sabanas, etc. La situación del seno familiar y la del país la trajo a este camino. Sin embargo, a pesar de los obstáculos no se queja de lo que ha conseguido. 

Emprendimiento en tiempos de cuarentena 

La cuarentena para prevenir la propagación del covid-19 ha sido uno de los grandes obstáculos que ha tenido que enfrentar Thaideé. Muchos establecimientos donde adquiría la materia prima se encuentran cerrados, pero la situación no ha impedido que continúe con su proyecto. 

En algunos supermercados consigue algunos de los productos, mientras que para otros ha tenido que optar por las tiendas virtuales con delivery. A pesar de que los ha obtenido más costosos, no lo refleja en el precio del ponche porque mantiene que tiene que ser un monto razonable para que las personas los conozcan. 

Cuando corre con la suerte de conseguir los establecimientos abiertos se organiza para ir rápidamente a comprar lo que necesite. Aunque en ocasiones se le hace imposible dejar las labores del hogar para salir. 

A las medidas del confinamiento se le suman las fallas en los servicios de agua y luz. Recursos indispensables para la elaboración de la bebida.

Es todo un reto, pero apenas estamos comenzando no nos podemos quejar de todo. Esperamos seguir superando los obstáculos y salir cada día mejor con este proyecto”, dice.

A pesar de todos los obstáculos con los que se ha tropezado, considera que el futuro de @EsTuPonche es prometedor. Es algo que está haciendo con mucho cariño y además es para una causa necesaria. Espera poder continuar con el proyecto y expandirse un poco más en el mercado y no quedarse como un “boom” del momento. 

Thaideé se queda sin palabras cuando piensa en que consejo darle a las personas que quieren emprender. Pero si tuviese que dar alguno diría que no pueden esperar a que todas las circunstancias estén dadas a la perfección. Para ella lo principal es evaluar los gustos de las personas y tenerse fe a uno mismo. 

“Empezar poco a poco, pero con mucha fe de que se lograran los objetivos que uno se proponga”. Ese ha sido su punto de inicio en cada momento, arriesgarse es el punto de partida que deben tener todas las personas. Su motivación siempre serán sus hijos y por eso no se arrepiente de cada proyecto que tenga que hacer para ayudarlos a cumplir sus metas. 

Este artículo de El Diario fue editado por: Yazmely Labrador |Irelis Durand |Génesis Herrera.

Noticias relacionadas