Es falso. El miércoles 29 de julio Nicolás Maduro envió saludos al enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams. Agregó que tienen pendiente una conversación y que recibió su mensaje. “De acuerdo con lo que me dices. Vamos pa’lante”, indicó el dirigente chavista durante una alocución.

Sin embargo, Abrams desmintió a Maduro y, en declaraciones al medio Bloomberg precisó: “Esto es una broma o desinformación. Estados Unidos no ha enviado mensajes a Maduro, aparte de nuestras declaraciones públicas de que la recuperación de Venezuela comienza el día que se va y estamos dispuestos a discutir los detalles de su partida «.

Maduro también dijo que las conversaciones con funcionarios noruegos para evaluar la situación política y humanitaria del país se han reanudado, aunque no ofreció más detalles al respecto. “Saludos a la delegación noruega que estuvo en Venezuela. Conocen nuestro compromiso con el diálogo», expresó.

Abrams reconoció que el gobierno estadounidense ha mantenido conversaciones con la delegación del diálogo de paz en Noruega, que arribó la semana pasada a Venezuela. “Fue un viaje difícil por la pandemia, pero siempre estamos esperanzados en que sea posible una negociación. El propósito de la presión contra Maduro es forzarlo a negociar seriamente”, dijo.

Pero el funcionario estadounidense puntualizó que la administración de Donald Trump no tendrá interacciones con el régimen de Maduro si sigue adelante con la convocatoria de elecciones parlamentarias y no se compromete  a implementar un gobierno de transición.

“No puedo decir que sea particularmente optimista sobre este viaje porque parece que el régimen ha decidido que continuará con esta farsa de elección (las parlamentarias)”, dijo Abrams.

Agregó que siempre es alentador ver cómo los noruegos permanecen activos y comprometidos. Y que si se llega al punto de tener una negociación en los próximos meses, es razonable que Noruega “sea clave para eso”.