• Distintas organizaciones científicas venezolanas publicaron un comunicado el 31 de julio con las directrices que se deben cumplir para hacerle frente a la pandemia de la manera más adecuada 

Desde hace más de 150 días los venezolanos conviven con el covid-19 en medio de un aumento exponencial de los casos de esta enfermedad. Pese a todo el tiempo que ha transcurrido desde entonces, aún hay personas que no tienen del todo claro cuáles son las medidas que permitirán frenar los contagios. 

Por ello, la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales, junto con la Academia Nacional de Medicina, el Instituto de Medicina Tropical de la Universidad Central de Venezuela, la Alianza Venezolana por la Salud y la Sociedad Venezolana de Infectología publicaron las directrices que permiten a los ciudadanos enfrentar la pandemia. 

Los lineamientos están estructurados a partir de evidencias científicas fundamentadas en las mejores prácticas sanitarias y guiados por un estricto apego y respeto de los derechos fundamentales de las personas y el Estado de derecho”, aseguran las instituciones en el comunicado. 

A continuación, El Diario presenta los lineamientos más importantes:

Buena política comunicacional

Se plantea la necesidad de mantener a los ciudadanos informados y educados con transparencia sobre los riesgos asociados a la enfermedad.

Dicha política comunicacional debe orientar adecuadamente a la población a adoptar las medidas individual y conscientemente sobre el uso del tapabocas, el distanciamiento social y el lavado frecuente de las manos. 

También resaltan la importancia de la información epidemiológica clara y detallada que incluya: 

  1. Cantidad de casos sospechosos y de infectados confirmados, día del inicio de los síntomas, día del diagnóstico.
  2. Número de PCR positivas y negativas por día, también el número de decesos por covid-19 con prueba PCR y de decesos de pacientes con cuadro clínico compatible con covid-19.
  3. Número de las poblaciones infectadas especificando la edad, sexo, etnia y comorbilidades. Especificar también la parroquia y estado donde reside la persona contagiada. 
  4. Anunciar la cifra del personal médico de la salud infectado y fallecido. 

En el texto se propone que el boletín epidemiológico se actualice semanalmente, tomando en cuenta que la transparencia de la situación epidemiológica aumenta la confianza de la comunidad médica y de la población en general. 

Capacidad diagnóstica y equipo calificado

Para la ubicación temprana de casos y focos de covid-19 en todo el país, es importante que exista una capacidad amplia de pruebas para diagnosticar la enfermedad. 

“Esta capacidad no debe ser menor a 8.000 o 10.000 pruebas PCE-RT diarias, garantizando una respuesta al paciente en menos de tres días”, se expresa en la misiva que contiene los lineamientos.

Es necesaria la existencia de un equipo de rastreo sanitario, es decir, personas que estén dedicadas al seguimiento y detección de los contactos que tuvieron los contagiados. De acuerdo con los criterios internacionales, se requieren al menos 6.000 rastreadores en Venezuela y estos, por ningún motivo, pueden retirar de sus casas a los ciudadanos contagiados, reseña el comunicado. 

Asimismo, se precisa de un equipo multidisciplinario de expertos conformado por médicos, virólogos, epidemiólogos, matemáticos, profesionales de la salud, sociólogos, economistas y antropólogos para el diseño de unas políticas públicas eficientes que permitan formular estrategias y protocolos que minimicen el impacto de la pandemia. 

Foto: Federación Médica Venezolana

Aislamiento con protocolos claros

Las instituciones indican que no es necesario que todos los infectados estén en hospitalización. El aislamiento se puede cumplir en centros de atención primaria o en las casas, siguiendo el tratamiento y la cuarentena.

Resaltan que el aislamiento en centros de atención no debe ser obligatorio, sino una elección del paciente. De lo contrario, se estarían violando los derechos fundamentales de los ciudadanos. 

Otro requerimiento planteado en el texto es un buen nivel de funcionamiento del sistema hospitalario, tanto público como privado, donde haya una amplia dotación de recurso humano con la preparación adecuada.

Este personal debe tener los instrumentos necesarios para su bioseguridad.

Para una población de magnitud acorde con la venezolana, se estima que el número de camas de cuidados intensivos con soporte de ventilación no debe ser menor a 1.300. El uso de estas camas debe hacerse de acuerdo con criterios médicos claros”, se especifica en los lineamientos.

Al aplicar un protocolo de tratamiento con medicamentos en fase de ensayo, la administración debe contar con la evaluación de una Comisión Bioética y con la aprobación del enfermo o su representante legal. Además el paciente tiene que dar su consentimiento por escrito.  

Foto: cortesía

Flexibilización, medidas sociales y económicas

Las instituciones recomiendan restringir las actividades colectivas basados en criterios que incluyan metas, clasificar los sectores de la actividad económica y evaluar las tasas de contagio, así como la capacidad hospitalaria instalada. 

Aplicar medidas sociales y económicas que permitan sostener a la economía y orienten la supervivencia de las personas.

Esto se logra, de acuerdo con lo expresado en el comunicado, con el establecimiento de un compromiso entre el impacto de la pandemia y los efectos socioeconómicos de las medidas implementadas. 

Foto: Efe

Finalmente, en los lineamientos se exhorta a la participación de las comunidades en el combate del covid-19 a través de la educación sanitaria. Los ciudadanos deben comprometerse a acatar las indicaciones para la protección de su propia salud. 

Noticias relacionadas