• La sentencia número 0119 detalla que la nueva directiva del partido chavista estará encabezada por Williams José Benavides Rondón

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) afín al régimen de Nicolás Maduro suspendió este 18 de agosto a la actual dirección nacional de la organización Partido Tendencias Unificadas Para Alcanzar Movimiento de Acción Revolucionaria Organizada (Tupamaro).

La Sala Constitucional nombró una junta directiva ad-hoc de la referida organización política “para llevar adelante el proceso de reestructuración necesario”, según se lee en la sentencia número 0119 publicada este martes en la página web del ente judicial.

La nueva directiva estará encabezada por Williams José Benavides Rondón y conformada por un presidente, un secretario general y un secretario nacional de organización que cumplan las funciones directivas y de representación del partido.

“Dicha junta directiva ad hoc-podrá utilizar la tarjeta electoral, el logo, símbolos, emblemas, colores y cualquier otro concepto propio de la organización con fines políticos Partido Tendencias Unificadas Para Alcanzar Movimiento de Acción Revolucionaria Organizada (Tupamaro)”, detalla el texto.

Al igual que con otras toldas políticas intervenidas, el TSJ advierte en su sentencia que están suspendidos, de manera provisional, los actos de expulsión o exclusión partidista, suspensión, efectuados por los directivos de la dirección nacional política Tupamaro contra sus militantes.

El actual secretario general de Tupamaro, José Pinto Marrero, se encuentra detenido desde el pasado 15 de junio por su presunta responsabilidad, junto con otros dos sujetos, en el asesinato de George Soto Berroterán, de 16 años de edad.

El referido partido político ha manifestado su disposición de participar en las elecciones parlamentarias convocadas por el CNE afín a Maduro para el 6 de diciembre.

Tras conocer la decisión del TSJ, el partido político Tupamaro expresó su respaldo a Maduro.

Los partidos políticos que se distancian del PSUV

Nueve organizaciones políticas que simpatizan con el chavismo decidieron crear la Alternativa Popular Revolucionaria (APR) para acudir con tarjeta propia a las parlamentarias del 6 de diciembre. Esta medida se realiza en claro distanciamiento al Partido Socialista Unido de Venezuela PSUV.

Sin unificación El PSUV, desde su fundación en 2007, aglutinaba las convocatorias electorales del oficialismo.

El nuevo bloque está integrado por Patria Para Todos (PPT), el Partido Comunista de Venezuela (PCV), Izquierda Unidad, Corriente Unida Marxista Lucha de Clases, el Partido Revolucionario de los Trabajadores, MBR-200, la Red Autónoma de Comuneros, Compa y Somos Lina.

“La Alternativa Popular Revolucionaria es el fruto de la presión de las bases sociales de la izquierda en general por orientar un desmarque de la política gubernamental, que ha destruido las conquistas de la revolución bolivariana de forma sistemática, ha traicionado las aspiraciones de los trabajadores y el pueblo, ha asfixiado de manera burocrática todas las instancias de participación popular, que combina el ajuste económico anti-obrero con innumerables concesiones a la burguesía tradicional, toda vez que favorece el surgimiento de la llamada “burguesía revolucionaria” mediante la corrupción desmedida”, se lee en el texto donde se dan detalles de su creación.

El TSJ también ha impuesto directivas ad-hoc a los principales partidos de oposición Acción Democrática (AD), Primero Justicia (PJ) y Voluntad Popular (VP) para habilitar su participación en los venideros comicios.

A través de un tuit publicado el pasado 15 de junio, el PCV rechazó la «judicialización» de los procesos internos de las toldas políticas y exigió al TSJ el total «respeto al desarrollo y ejercicio democrático de la vida orgánica de los partidos políticos».

Noticias relacionadas