• La aplicación de videos es acusada de facilitar información de sus usuarios en Estados Unidos al gobierno chino

El terreno tecnológico es el nuevo escenario de lucha escogido por la administración de Donald Trump para enfrentarse a China. La protagonista de esta nueva disputa es la aplicación de videos de origen chino TikTok, la cual ha sido descargada por más de  2.000.000.000 de usuarios en todo el mundo. 

El mandatario estadounidense acusa a la app de ser un riesgo para la seguridad nacional de su país. Fundamenta su afirmación en el hecho de que la propagación de aplicaciones desarrolladas en China “amenazan” la economía y la política exterior de Estados Unidos.

Basándose en esos señalamientos, el pasado 6 de agosto Trump firmó una orden ejecutiva que obliga a las empresas estadounidenses a detener cualquier tipo de operación con la compañía tecnológica ByteDance, propietaria de TikTok, a partir del 20 de septiembre de 2020.

¿Por qué vetar TikTok?

La decisión de impedir que TikTok continúe operando en Estados Unidos tiene su origen en la posibilidad de que el gobierno chino puede acceder a la información personal de ciudadanos norteamericanos. Especialmente de empleados federales que utilizan la aplicación.

La preocupación por el manejo de la información radica en el hecho de que bajo legislación china las empresas deben colaborar con el trabajo de inteligencia llevado a cabo por el gobierno. Este hecho ha sido motivo de inquietud para expertos en seguridad, tomando en cuenta la gran cantidad de información personal que TikTok recopila de sus usuarios.

Estas apps recogen cantidades significativas de datos privados de los usuarios, y China podría tener acceso y utilizar la información. TikTok tiene un historial documentado de censura de la libre expresión para ajustarse a la propaganda del Partido Comunista de China, y nosotros nos tomamos los datos de los estadounidenses muy seriamente», indicó la Secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany.

Por este motivo, previo a la firma de la orden ejecutiva, la Administración de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos (TSA, por sus siglas en inglés) prohibió el uso de la plataforma por considerarla un “riesgo”.

La visión de Trump con respecto a la aplicación de videos es compartida por importantes figuras del partido demócrata como el senador y líder de la minoría Chuck Schumer, quien ha señalado que los riesgos que supone la plataforma son “muy reales”.

¿Quiénes resultan afectados con esta decisión?

La posible suspensión de actividades de la aplicación podría suponer que unas 1.500 personas, entre trabajadores de ByteDance y TikTok, pierdan sus empleos en Estados Unidos. Esto ha llevado a que emprendan acciones legales para intentar frenar la orden ejecutiva por considerarla anticonstitucional.

Especifican que esta orden viola las enmiendas número cinco y 14 de la Constitución de EE UU, debido a que contraría el derecho a la propiedad sin el debido proceso judicial.

Otros que también resultan afectados por el posible cese de operaciones de la aplicación son los casi 100.000.000 de usuarios de TikTok que viven en Estados Unidos. Así mismo la medida implica la cancelación de los planes que tenía la app de crear 10.000 puestos de empleo en California, Texas, Nueva York, Tennessee, Florida, Michigan, Illinois y Washington.

¿Cuál fue la respuesta de TikTok?

Luego de conocerse la decisión de la administración de Donald Trump desde la aplicación decidieron presentar una demanda solicitando que se anule la orden ejecutiva. Plantean que la medida se tomó sin que existieran pruebas para fundamentarla, por lo que consideran que es una acción desproporcionada.

“Sentimos que no tenemos más remedio que tomar medidas para proteger nuestros derechos y los derechos de nuestra comunidad y empleados”, indican en el comunicado.

La app sostiene que pese a que realizaron esfuerzos para atender las preocupaciones en materia de seguridad expresadas por el gobierno estadounidense, estas no fueron tomadas en cuenta al momento de emitir la orden ejecutiva. 

En el texto apuntan que muestra de ello es que el personal clave responsable de TikTok, incluido Kevin Mayer su CEO, así como el director global de seguridad, son norteamericanos, razón por la cual las leyes chinas no aplican sobre ellos. Lo mismo sucede con el equipo encargado de la moderación del contenido que se publica en la plataforma.

Añaden que la información de los usuarios que se recaban a través de la aplicación son almacenadas en servidores que se encuentran en Estados Unidos y Singapur, por lo que tampoco puede aplicarse la legislación china.

La app detalla que la administración de Trump tiene conocimiento de cómo es el manejo de la información y donde es almacenada. Esto debido a un riguroso análisis al que fueron sometidos luego de que ByteDance comprara la red social Musical.ly.

El comunicado finaliza asegurando que la firma de la orden ejecutiva no fue realizada de “buena fe”, pues en ningún momento se aportaron pruebas que sustentaran las afirmaciones acerca de un uso inadecuado de la información de los usuarios residenciados en Estados Unidos. Consideran que como consecuencia de ello el mandatario estadounidense se extralimitó en sus funciones, lo que convierte la medida en un acto carente de validez.

¿Alguien quiere comprar TikTok?

Varias han sido las empresas que han expresado su interés en la compra de TikTok, la cual tiene un valor estimado de 30.000.000.000 de dólares. Entre ellas destacan los gigantes tecnológicos Microsoft y Oracle. 

Este último contaría con el apoyo de Trump, tal y como él mismo lo ha expresado recientemente. 

“Creo que Oracle sería sin duda alguien que podría manejarlo”, fueron las palabras del mandatario.

Miles de millones de dólares y cientos de puestos de trabajo se encuentran en peligro debido a la decisión de Trump. La demanda interpuesta por TikTok demuestra que el conflicto entre la app china y la administración del presidente estadounidense tan solo está empezando.

Noticias relacionadas