• Miles de alemanes manifiestan en contra de las medidas que se implementaron para frenar los contagios por covid-19

Este sábado 29 de agosto las autoridades de Berlín, Alemania, bloquearon la marcha convocada por colectivos contra las restricciones por la pandemia de covid-19. Los asistentes están en contra del uso obligatorio de la mascarilla.

La Policía de Berlín optó por ordenar la disolución de la marcha horas antes de arrancar hacia el punto fijado para la concentración final. Al menos unas 18.000 personas caminaban por la capital alemana en ese momento.

Dos condiciones esenciales impuestas para lidiar con la pandemia, distancia social y uso de las mascarillas, estaban siendo ignoradas por la mayoría de los asistentes. Esto porque el objetivo de la protesta en Berlín era justamente negar la necesidad de tales restricciones.

Medidas para enfrentar el coronavirus

En Alemania las autoridades recientemente informaron que aumentarías las restricciones para frenar los contagios por covid-19.

Algunas de estas medidas serán la implementación de multas para quienes no usen mascarillas y la limitación del número de personas que pueden reunirse. Esto de acuerdo con un proyecto entre regiones y el gobierno.

Además, las autoridades van a reforzar los controles para garantizar que las cuarentenas se están cumpliendo y también pondrán multas si no es el caso, según lo negociado por el gobierno de la canciller Angela Merkel y las 16 regiones alemanas.

Según este proyecto, el gobierno limitará a 25 las personas que pueden reunirse en actos privados. El incumplimiento del uso de mascarillas donde es obligatorio será multado con el pago de 50 euros.

Aunque la propagación del virus es “actualmente inferior al pico alcanzado en marzo y abril”, las autoridades señalan que “estas últimas semanas, el número de infecciones volvió a aumentar”.

Berlín en contra de las restricciones

La convocatoria de este sábado reunió tanto a defensores de teorías de la conspiración o antivacunas como a ciudadanos que consideran vulnerada su libertad de movimientos. Un encuentro en el que también estaban grupos ultraderechistas, líderes de los llamados “Identitarios” y reconocidos negacionistas del Holocausto.

El responsable del Interior del gobierno regional de Berlín, Andreas Geisel, había justificado su veto a la manifestación en el argumento de que este derecho no significa el “derecho a infringir la legalidad”, afirmó. La canciller alemana, Angela Merkel, había expresado su comprensión al veto, pese a reconocer el derecho a la manifestación y también el de los convocantes a recurrirlo.

Permitir o no la marcha en Berlín colocó a las autoridades ante el dilema de garantizar ese derecho fundamental o hacer prevalecer el interés por la salud pública en la lucha contra la pandemia.

Foto: AFP

Los participantes de la marcha en Berlín sostienen una pancarta en la que se lee “Primera ola, ¿segunda ola?, ¿ola permanente?”.

Foto: AFP

Manifestantes llevan pancartas en la que muestran a los ministros alemanes como prisioneros.

Foto: AFP

Robert F. Kennedy Jr., abogado, activista medioambiental estadounidense y sobrino del expresidente John F. Kennedy, aparece en una pantalla mientras se dirige a los manifestantes en la avenida 17 de junio, en Berlín.

Foto: AFP

La mayoría de quienes están reunidos en la protesta en contra de las restricciones por la pandemia no está usando mascarilla.

Foto: AFP

Los manifestantes llevan una pancarta en la que se lee “Revolución de la verdad”, mientras protestan en capital alemana.

Foto: AFP
Foto: AFP

Una de las pancartas que lleva una de las personas que protesta en Berlín muestra a la canciller alemana Ángela Merkel como una prisionera.

Las manifestaciones en contra de las restricciones en Alemania se han registrado desde julio. Para la movilización de este sábado se habían desplazado a la capital grupos de ciudadanos de todo el país.

Pese a la vistosidad de las marchas, autoridades indican que la opinión mayoritaria alemana respalda las restricciones en el país. Una nación en la que ni en los momentos más álgidos se confinó a la población.

Con información de EFE.

Noticias relacionadas