• El vicepresidente del Foro Penal, Gonzalo Himiob, indicó para El Diario que el indulto debe tomarse como una medida política y no jurídica

El régimen de Nicolás Maduro concedió un indulto presidencial a más de un centenar de exiliados, perseguidos y presos políticos de la oposición venezolana. Sin embargo, según los datos que maneja el Foro Penal hasta este 5 de septiembre, todavía existen 334 personas privadas de su libertad por motivos políticos.

El vicepresidente del Foro Penal, Gonzalo Himiob, confirmó para El Diario que la medida de indulto se ha aplicado a las personas que estaban efectivamente recluidas. Indicó que en la primera enumeración que realizaron de los beneficiarios, constataron que habían 50 personas que estaban privadas de libertad (38 en centros de detención y 12 bajo arresto domiciliario).

Himiob expresó que todos los que estaban en centros de detención ya están fuera y dos personas que estaban bajo arresto domiciliario también fueron liberadas.

Detalló que el indulto también ha sido aplicado a varias personas que se encontraban bajo medidas cautelares, “aunque esa verificación es un poco más difícil” y están en el proceso de recaudación de datos.

blank
Foto: Cortesía
blank
La liberación a través de un indulto tiene que ser libertad plena, porque es un perdón absoluto, eso es lo que debería pasar, y de hecho ha sido así en todas las libertades (de los beneficiarios de la medida) que hemos corroborado y verificado”, precisó.

Indultos a personas sin procesos judiciales

Sobre aquellos que solo estaban bajo investigación y se les aplicó la medida, Himiob resaltó que el caso es complejo debido a que la figura utilizada que es la del indulto abarca básicamente casos de procesados.

Himiob resaltó que había personas exoneradas de responsabilidades, que estaban ya en libertad plena y que no tenían condenas se les otorgó el indulto. “Eso no tiene ningún sentido, hay personas que no habían sido ni siquiera presentadas ante los tribunales que también fueron destinatarias de la medida”, precisó.

El abogado resalta que en consecuencia es complejo analizarlo desde el punto de vista jurídico, indicó que se debe asumir como una medida política. 

“Como medida estrictamente jurídica tiene muchos vacíos difíciles de llenar sobre los cuales es difícil argumentar”, expresó.

Presos políticos con más tiempo recluidos

El abogado Gonzalo Himiob resaltó que las personas que llevan más tiempo recluidos por razones políticas son los funcionarios de la Policía Metropolitana y los hermanos Guevara. 

Luis Enrique Molina, Arubel Pérez, Erasmo Bolívar, Héctor Rovain, Marco Hurtado, Lázaro Forero, Henry Vivas, Julio Rodríguez e Iván Simonovis, fueron los primeros presos políticos de la “revolución bolivariana”.

A los nueve funcionarios de la Policía Metropolitana (PM), se les responsabilizó por lo ocurrido el 11 de abril de 2002 en los alrededores de Puente Llaguno.

Los funcionarios fueron apresados en 2003 y empezaron a cumplir sus condenas desde 2009. Sin embargo, cinco de ellos ya han podido salir de los barrotes de Ramo Verde, tres con la medida de arresto domiciliario y solo uno ha conseguido la libertad plena.

En 2014,  Simonovis, obtuvo medida sustitutiva de libertad, también por medidas humanitarias. El comisario escapó de su domicilio el pasado 19 de mayo de 2019 y ahora se encuentra exiliado en Estados Unidos. Además fue nombrado por el presidente interino Juan Guaidó  como comisionado especial de seguridad e inteligencia.

Molina, Pérez, Bolívar y Rovaín tienen 17 años presos en la cárcel militar Ramo Verde, en el estado Miranda, pese a que su defensa ha solicitado en múltiples ocasiones medidas humanitarias.

Los funcionarios Rolando Guevara y Otoniel Guevara, tienen 16 años presos luego de ser condenados a 27 años de prisión por ser autores materiales de la muerte del fiscal Danilo Anderson el 20 de diciembre de 2005. 

Desde el año 2011 los hermanos Guevara podrían estar libres debido a que ya tenían acceso a medidas alternativas por el cumplimiento de la pena. Sin embargo, la corte de apelaciones ratificó la sentencia.

blank

Gonzalo Himiob resalta que además de ellos hay otras personas que merecen también su libertad y desconoce por qué fueron excluidos de la medida.

 Medidas de racionalidad política

“En un contexto como el nuestro en el que no hay estado de derecho cuando se producen medidas de esta naturaleza la discusión jurídica debe quedar en un segundo plano porque la racionalidad detrás de este tipo de medidas es de carácter político”, puntualizó el abogado.

Himiob señala que la medida implica varias cosas y lo primero sería que se está reconociendo que detrás de las fórmulas de prisión y persecución, la motivación si es política, es decir, que se acepta que es verdad que en Venezuela hay hostigamientos y encarcelamientos por motivos políticos.

El vicepresidente del Foro Penal indicó que aunque las personas pueden alegrarse por los beneficiados por la medida, también se debe “voltear la moneda” y ver al inmenso grupo de personas que no fueron favorecidas y a las que es virtualmente imposible explicarles la razón.

blank
Es imposible explicarles porque si fuera la racionalidad jurídica la que se impone, como abogado puedo perfectamente decirles el por qué unas personas son favorecidas y otros no pero como se trata de decisiones políticas, es complejo tratar de discernir el por qué a una personas si se les concede y a otras no”. Gonzalo Himiob

Himiob preciso que lo que corresponde ahora es seguir luchando por los que no fueron favorecidos, es decir, los más de 300 presos políticos que siguen en las cárceles y por las más de 9.200 personas que siguen sujetas a procesos políticos pero bajo medidas cautelares por oponerse al régimen.

Noticias relacionadas