Es falso. Recientemente se difundió a través de la plataforma de mensajería WhatsApp una cadena donde se recomienda a las personas a cerrar las llaves del gas en apartamentos, viviendas o bombonas de gas doméstico debido que supuestamente este ya no contiene el químico que le da olor, razón por la cual se han registrado explosiones.

Sin embargo, aunque el manejo de gas siempre ha sido peligroso, en El Diario realizamos una encuesta a personas que reciben bombonas de gas doméstico y estas señalaron que pueden percibir el olor del mismo.

Aunque este 2020 se han registrado varias explosiones en viviendas debido a fugas de gas doméstico, no existe evidencia que estos hechos hayan ocurrido por la supuesta falta del químico odorizante mercaptano.

El texto falso ha circulado en otras versiones similares en las que le atribuye la supuesta alerta a los “bomberos de Mérida” y en otro a los “bomberos de Venezuela”.

Lo verdadero

El metil mercaptano es una sustancia que suele añadirse en poca cantidad al gas natural para darle olor, con el fin de alertar al usuario sobre fugas. 

También es conocido como metanotiol, es un gas incoloro que tiene un olor parecido al repollo podrido.

“Se encuentra en el alquitrán y los destilados de petróleo y de carbón como una emisión del papel y de las fábricas de celulosa. El metil mercaptano se manifiesta de forma natural en algunos alimentos (por ejemplo, cebollas, rábanos, espárragos, algunos frutos secos y queso). Se forma de manera natural por el metabolismo de la microflora de las proteínas en ambientes marinos y en los tractos gastrointestinales de los humanos y animales”, según la organización Chemical Safety Facts.

No hay registros de que en Venezuela exista escasez del mercaptano. En agosto de 2019 el especialista petrolero Emill Brandt, extrabajador de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y coordinador regional de Vente Venezuela en Barinas, propuso la utilización directa de gas a través de tuberías o licuado en cilindros, con mercaptano.

En el texto difundido, Brandt comenta sobre una posible solución a la falta de gas doméstico en la entidad, no menciona que exista una escasez de la sustancia utilizada para darle olor.

Prevención

En Venezuela y otros países existen protocolos de prevención para evitar accidentes ocasionados por fallas en el envase o fugas de gas en viviendas. La mayoría de las normas son similares.

Sobre el uso:

  1. Transportar y colocar el cilindro de forma vertical
  2. Ubicar el cilindro en una área ventilada, alejada de la estufa o fuentes de calor
  3. Para abrir: primero encender la llama, luego abrir la hornilla.
  4. Al concluir, asegurar cerrar las hornillas en uso.
  5. Si se percibe algún olor, cerrar inmediatamente la alimentación o válvula del tanque y verificar si existe un escape

Sobre cuidados:

  • No permitir que menores de edad manipulen el cilindro.
  • Evitar dejar su cilindro en lugares húmedos o sobre tierra para evitar oxidación.
  • Al salir de la casa por uno o varios días, se debe dejar el cilindro cerrado por seguridad.
  • No golpear el cilindro y la válvula.
  • Instalar el cilindro en un área ventilada.
  • No exponer el cilindro a fuentes de calor o fuego directo.
  • Nunca intentar detectar fugas con fuego (llama abierta). Se debe utilizar agua espumosa.
  • En caso de fugas apagar de inmediato todas las llamas, ventilar el área abriendo puertas y ventanas; no encender ni apagar bombillos ni electrodomésticos.
  • Solo personal cualificado podrá revisar y reparar sus instalaciones de gas.

Aunque el gas doméstico siempre ha resultado peligroso y las explosiones se han registrado en múltiples ocasiones anualmente, seguir los protocolos de seguridad podría disminuir la posibilidad de riesgos.