Es falso. Recientemente se difundió a través de las redes sociales y el portal de noticias Miami Diario la supuesta noticia que señala que la fiscal Fatou Bensouda se retiró de la Corte Penal Internacional (CPI).

Sin embargo, no hay registros de medios o agencias de noticias oficiales que hayan publicado la supuesta información. La página de la CPI indica que la fiscal Bensouda permanecerá en su cargo hasta junio de 2021.

El fake news se difundió luego de que el economista venezolano José Toro Hardy publicó un tuit el 19 de septiembre donde indica que la fiscal Fatou Bensouda se retira de la Corte Penal Internacional “con una carga en su conciencia”. Agregó que la persona que la reemplace “no podrá seguir tapándose los ojos”.

El rumor se difundió rápidamente en las redes sociales. Lo replicaron en algunos portales de noticias citando el tuit de Toro Hardy.

Lo verdadero

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, anunció el 2 de septiembre que su país impuso sanciones en contra de la fiscal de la CPI, Fatou Bensouda, por la investigación que adelanta este organismo sobre la presunta responsabilidad de militares estadounidenses y miembros de la CIA en crímenes cometidos en Afganistán.

Sin embargo, esta no es la primera sanción estadounidense en contra de Bensouda. Desde 2019, el gobierno de Donald Trump le retiró la visa a la investigadora internacional. En junio de 2020 impuso sanciones a varias de las personas que trabajan con ella.

Las recientes sanciones también fueron impuestas a Phakiso Mochochoko, efe de la División de Jurisdicción, Complementariedad y Cooperación de la CPI.

Pompeo acusó a la CPI de «intentos ilegítimos de someter a ciudadanos estadounidenses a su jurisdicción».

La Corte rechazó la decisión y la catalogó como “otro intento de interferir con la independencia judicial y fiscal de la Corte”. Además, el organismo aseguró que los “actos coercitivos” de EE UU “constituyen graves ataques contra la Corte, el sistema de justicia penal internacional del Estatuto de Roma y el estado de derecho en general”.

El 9 de septiembre de 2020 la fiscal Bensouda confirmó la recepción de una denuncia interpuesta por el gobierno interino de Bolivia para investigar los bloqueos de carreteras sucedidos el pasado mes de agosto en todo el país, instados según por el expresidente Evo Morales.

“El Estado remitente solicita a la fiscal que inicie una investigación por crímenes de lesa humanidad presuntamente cometidos en el territorio de Bolivia, a los fines de determinar si se ha de acusar de la comisión de tales crímenes a una o varias personas”, señala el comunicado.