• Tras año y medio del asesinato de la adolescente en Ciudad Guayana, su familia continua exigiendo justicia, mientras sobrellevan el dolor de una pérdida irreparable

El asesinato de Ángela Aguirre, una adolescente de 16 años, fue un crimen que conmocionó al país. Puso rostro a los femicidios en Venezuela y demostró la apatía de las autoridades en torno a este caso. Yerlis Yaguare, madre de la víctima, denuncia la inacción y corrupción. 

“La apatía por parte de los funcionarios, la falta de protección a la mujer, son los que permiten los femicidios y la impunidad les premia el delito. Ambos aumentan la cifra de víctimas. Creemos que la solución está en hacer todo lo que se pueda para evitar el incremento de estas cifras”, relató para El Diario.

El 23 de marzo de 2019 la familia Aguirre se despidió de su hija adolescente, sin saber que esa sería la última vez que la verían con vida. Ese sábado, Ángela salió de su casa para celebrar el cumpleaños de un amigo. Sin embargo, la ribera del río Caroní, en el estado Bolívar, fue testigo de un crimen atroz. 

Angela Aguirre la noche de su muerte
Foto: Cortesía

La noche del 23 de marzo la adolescente no regresó a su casa, lo que preocupó a sus padres. Transcurrían las horas y no había información sobre su paradero. Inició así una búsqueda en los alrededores del Club Italo Venezolano, en Ciudad Guayana, lugar que tiene acceso a una isla semiprivada llamada La Terecaya. En ese sitio la adolescente celebraba, junto con sus amigos, el cumpleaños de José Alberto Cedeño, de 18 años de edad. 

La búsqueda terminó luego de tres días. El cuerpo sin vida de la adolescente lo encontraron flotando río arriba vistiendo solo un traje de baño negro y un chaleco del mismo color. También presentó signos de violencia. La familia Aguirre se topó de frente con una escalofriante realidad: su hija adolescente fue asesinada. 

Al cumplirse un año y medio del hallazgo del cuerpo de Ángela Aguirre su familia aún exige justicia, puesto que los presuntos responsables del crimen se encuentran detenidos pero sin condena. “Ellos están detenidos, porque aunque lo intentaron no pudieron burlarse de nosotros evadiendo la justicia”, comenta Yerlis Yaguare.  

Siete personas fueron detenidas por estar presuntamente vinculados con el crimen: José Alberto Cedeño (18 años), José Zorrilla (44 años), Glauder Zorrilla (19 años); Orlando Salazar (35 años), Wilmer Díaz (30 años), Joselyn Barreto (18 años), y Dayana Nicieza (28 años),

La muerte de Ángela no fue lo único que debió soportar la familia. Yaguare señala que fueron víctimas de un ataque mediático por parte de los familiares de los presuntos responsables del crimen. Sin embargo, destaca el apoyo que recibido en las redes sociales gracias a la campaña que impulsan para exigir justicia por el asesinato de la joven. A todos los que de alguna manera han expresado su apoyo y solidaridad, la familia Aguirre les agradece de corazón. 

Angela Aguirre en vida
Foto: Cortesía

Juicio por caso Angela Aguirre en pausa

La pandemia por covid-19 ha detenido los procesos judiciales en el país. El caso de Ángela Aguirre está pausado y la familia espera el reinicio de las actividades en tribunales para continuar con un proceso que califica de “doloroso y difícil”. 

Para la madre de la víctima debe existir en Venezuela políticas más severas con respecto al maltrato contra la mujer y los femicidios. También pide más interés y menos apatía por parte de los funcionarios policiales con respecto a estos casos. 

“Dios ha peleado el caso por nosotros”, afirma Yerlis Yaguare,  quien no ha guardado silencio ante la corrupción e irregularidades en torno al caso de Ángela.

La primera autopsia realizada al cuerpo de la adolescente reveló agresiones físicas antes de su muerte y signos de abuso sexual.  Sin embargo, realizaron una segunda autopsia sin autorización de los padres en la que negaban todo lo descrito en el procedimiento forense anterior. Los abogados del caso calificaron este estudio como inadecuado. 

Al cumplirse un año del asesinato, Yerlis Yaguare denunció, en una entrevista para Amnistía Internacional, la corrupción por parte de los fiscales que llevaban el caso.

Señaló que los fiscales Emiliys Hernández y Reny Amundaraín negaron la realización de pruebas importantes y desviaron la investigación efectuada por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) dejando “viciado” el proceso. 

“Desde un principio no nos hemos quedado callados ante tanta corrupción e irregularidades. Yo solo espero que con la ayuda de Dios haya justicia porque hay muchos funcionarios corruptos. Nosotros esperamos que la justicia y la verdad prevalezcan”, sentencia para El Diario.

blank

Una pérdida irreparable

Antes de que en Venezuela se decretara el confinamiento por covid-19, las audiencias por el caso de Ángela Aguirre se realizaron una vez por semana en Caracas. Su familia siempre estuvo presente en los tribunales. Pero el tortuoso proceso judicial no tiene comparación con el dolor constante que sienten al no tenerla entre ellos. 

blank
“No nos acostumbramos a estar sin ella, nos cambiaron la vida por completo” confiesa Yerlis Yaguare.

El dolor por la muerte de Ángela no empaña los recuerdos que mantienen de ella. Una adolescente ocurrente y alegre. “Era muy cariñosa y sociable, hacía rápido amistades. Nuestros mejores recuerdos son sus ocurrencias que nos hacían reír todo el tiempo y la nobleza de su corazón. Ella era muy compasiva”, expresa su madre. 

  • Si pudieras decirle algo al hombre que le arrebató la vida a Ángela. ¿Qué le dirías? 

Le diría que Dios no dará por inocente al culpable.  

Los recuerdos de la vida que hasta hace más de un año y seis meses tuvieron al lado de Ángela acompañarán a la familia Aguirre por siempre.

Mientras tanto, sus esfuerzos están abocados a la búsqueda de justicia por uno de los crímenes que, junto a muchos otros, ha puesto rostro a los feminicidios en Venezuela. 

Noticias relacionadas