Es verdadero. El portal de rastreo de embarcaciones marinetraffic.com informó este lunes 28 de septiembre que el buque petrolero Forest, el cual transporta gasolina iraní a Venezuela, se encuentra frente a las costas de Nueva Esparta.

La cuenta en Twitter de Tanker Trackers (servicio online independiente de actividades marítimas), también informó que uno de los buques que traen combustible al país llegaría el 29 de septiembre.

Por su parte, los buques Fortune y Faxon, los cuales fueron registrados por última vez cercanos a la costa de Angola, llegarán a Venezuela el 1º y 4 de octubre, según estimó Tanker Trackers.

La ruta del tanquero Forest en la página de MarineTraffic.com. indica que podría llegar a la refinería El Palito, ubicada en Puerto Cabello. Sin embargo, se desconoce si descargará en ese puerto.

blank

Entre las tres embarcaciones traen un cargamento de 825.000 barriles de gasolina, aproximadamente unos 13.117.500 litros de combustible en total.

“Los barcos iraníes vienen; ya pasaron (evadieron) los controles y el acecho de los Estados Unidos, pero nos prohibieron tomarles fotos cuando lleguen al muelle de la refinería El Palito. Tenemos órdenes de apagar los teléfonos celulares; hay muchos guardias nacionales en el área”, precisó un técnico de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) al portal El Pitazo.

Trabajadores de la refinería El Palito, en el estado Carabobo, informaron para el mismo medio que militarizaron a Pdvsa ante la inminente llegada de buques iraníes cargados de combustible.

“Los muelles de la refinería El Palito están militarizados desde este 25 de septiembre en espera de los buques, que entrarán al país con el GPS apagado para no ser detectados”, aseguró una fuente del complejo refinador.

Los tres tanqueros que zarparon de Irán en agosto optaron por tomar una ruta más larga bordeando África, donde es más fácil para los barcos mantener apagados sus sistemas de rastreo para evitar a las autoridades estadounidenses, según reseñó Reuters.

Primer cargamento del buque

Como parte de un acuerdo entre el régimen de Nicolás Maduro y el gobierno iraní, cinco tanqueros partieron desde Irán cargados con al menos 1.400.000 de barriles de gasolina valorados en unos 45.000.000 de dólares.

El 23 de mayo llegó a aguas venezolanas el primero de cinco buques enviados por Irán con combustible y productos petroleros. Los otros cuatro tanqueros fueron ingresando al país en los días siguientes.

En ese momento, Nicolás Maduro anunció que la gasolina proveniente de Irán fue pagada en dólares y, por tal motivo se debía cobrar. 

Desde el 1º  de julio un nuevo esquema de precios y de suministro de gasolina empezó a funcionar en Venezuela. La gasolina subsidiada a través del carnet de la patria quedó con un costo de 5.000 bolívares el litro pero solo se pueden surtir hasta 120 litros al mes a este precio. Otras estaciones de servicios cobran al precio internacional establecido de 0,50 dólares, sin límite de litros mensuales.

Sin embargo, luego de unos meses en que las colas habían disminuido, el combustible volvió a escasear y el país regresó al mismo panorama de largas horas de espera para surtir combustible.

Actualmente Venezuela atraviesa una grave escasez de combustible. Los venezolanos tienen que realizar largas colas para poder surtir su vehículo de combustible, sin embargo, en muchas zonas del país se registran protestas diariamente en exigencia de la gasolina y otros servicios básicos.