• El equipo de El Diario recopiló algunos momentos importantes en la vida del cantante mexicano para recordar, después de un año, el inmenso legado de su carrera artística

La balada fue el ritmo que marcó parte de la segunda mitad del siglo XX en Hispanoamérica. Las voces rasgadas, con tonos graves y pesados, acompañadas de letras escritas con el dolor de la despedida o la nostalgia del amor no correspondido, resonaron en todo el continente y en la península ibérica como nunca antes. Leonardo Favio, Roberto Carlos, Julio Iglesias, José Luis Perales, Joan Manuel Serrat, entre otros, fueron la cumbre de la música en español para esa época. José José, conocido como el Príncipe de la Canción, fue uno de ellos y a un año de su muerte sus aficionados lo recuerdan con uno de sus versos más famosos: “qué triste fue decirnos adiós, cuando nos adorabamos más”. 

El 28 de septiembre de 2020, con los tapabocas, cientos de admiradores se reunieron en la Ciudad de México para homenajear al cantante nacido en Azcapotzalco, Ciudad de México, el 17 de febrero de 1948, bajo el nombre de José Rómulo Sosa Ortiz. Su fallecimiento ocurrió el 28 de septiembre de 2019 en la ciudad de Homestead, Florida, Estados Unidos. 

La carrera de José José, con una voz potente que se alarga entre el fraseo y las notas, despegó en la década de los setenta con la canción “El triste” en el Festival de la Canción Latina celebrado en la Ciudad de México, en 1970. La presentación de José José encantó a todo el público y el tema quedó marcado, a través de los años, en la memoria de todos los fieles a la balada. Durante esos años grabó los temas “De pueblo en pueblo”, “Hasta que vuelvas”, “Déjame conocerte”, “Gávilan o Paloma”, entre otros. Incluso, durante esos años, Frank Sinatra, el reconocido tenor estadounidense, le pidió a José José una colaboración que nunca se concretó por desacuerdos con la disquera. 

Su inicio musical ocurrió en la adolescencia. Tocaba la guitarra en algunas serenatas. Antes de trabajar su voz como el principal instrumento participó en distintas bandas de jazz y bossa nova como bajista. Luego de su descubrimiento en 1970 su voz logró equipararse con los grandes baladistas de la época y, entonces, cada radio que sonaba en las horas matutinas llevaba una canción del príncipe de Ciudad de México.

Una carrera llena de triunfos

En la década de los ochenta firmó un contrato con la compañía disquera Ariola Records y en poco tiempo se convirtió en el artista número uno de México y en uno de los más importantes del continente. En 1983 estrenó el disco Secretos, del que se han vendido más de 18.000.000 de unidades en el mundo.

La importancia de José José en el espectro musical rompió, incluso, las barreras del idioma y llegó a países como Rusia, Israel y Japón. Ese primer álbum fue nominado a Mejor Álbum de pop latino en los Premios Grammys de 1985.

El cantante mexicano continuó con su exitosa carrera y en 1985 comparte escenario con Plácido Domingo, José Luis Rodríguez, Roberto Carlos, entre otros, para el sencillo “Cantaré, cantarás”. Era la reunión de distintos exponentes de la música en español para una causa justa de unión. Luego, protagonizó su película autobiográfica Gávilan o Paloma. Mientras su vida transcurría entre los escenarios, las cabinas de avión o los asientos de un autobús, con la magnificencia del espectáculo, como cáscara brillosa, su lado personal se hundía en el alcoholismo. Un problema que lo persiguió hasta los últimos años de su vida. 

En la década de los noventa, luego de años de éxitos y una vida transmutada en la luz de las farolas de un escenario, su voz empezó a claudicar. En un principio eran pequeños momentos de extrañeza, pero con el pasar del tiempo y el excesivo consumo de alcohol, empezaron a notar ciertos rasgos de deterioro en su voz. De igual forma, su éxito no se detuvo y seguía siendo una figura primordial del espectro musical latinoaméricano. En 1990 estrenó su álbum En las buenas… y en las malas con el sencillo “Amnesia” que repitió, como sus trabajos discográficos anteriores, como primer lugar en la lista Hot Latin Songs. En 1993 se celebró en Puerto Vallarta, en Jalisco, el aniversario de los 30 años de carrera artística de José José. Grandes artistas como Rocío Durcal y Camilo Sesto lo acompañaron. Pero, a pesar de las celebraciones, en este año el alcoholismo del príncipe de la canción se agravó y en 1994 fue internado en rehabilitación para apaciguar los embates de la adicción. 

Al llegar el nuevo siglo sus problemas vocales se mantuvieron y la voz impoluta de los setenta solo mostraba pequeños vestigios. En 2001 grabó su última producción llamada Tenampas. El compositor fue Juan Gabriel. La crítica trató este trabajo como un fracaso. Luego, en 2006 participó como actor en la producción mexicana La bella más fea, una adaptación de la reconocida telenovela colombiana Betty la fea. Su labor actoral lo llevó a recibir un premio TvyNovelas en el año 2007. 

Su última presentación fue en 2012 en el Hard Rock Hotel & Casino en Miami, Estados Unidos. En esa ocasión celebraba sus 50 años de carrera artística. 

La polémica de su muerte

José José falleció, según notificaron sus hijos, el 28 de septiembre de 2019. Pero desde los días anteriores a su muerte se mantiene un proceso legal entre sus hijos, de distintas parejas. Incluso, en ese momento, sus hijos Marysol y José Joel demandaron a su hermana Sara. 

Foto: cortesía

La muerte del príncipe de la canción agudizó la crisis una relación, ya conflictiva, entre sus hijos y, hoy día, a un año de su muerte siguen las dudas y las peleas por el patrimonio económico del cantante. Lo único seguro es que José José sigue presente en el corazón de todos sus aficionados y encontró, entre la tristeza de decir adiós, el cariño de cientos de personas que todavía lo escuchan día a día. 

Noticias relacionadas