• La selección dirigida por José Peseiro perdió 0-1 ante Paraguay y se ubica en el penúltimo escalón de la clasificación, con cuatro goles en contra y ninguno a favor | Foto: Prensa FVF

Decepcionante y preocupante, así se podría catalogar el inicio de la Vinotinto en las Eliminatorias Mundialistas. Luego de dos partidos disputados, la selección que dirige José Peseiro no ha sumado puntos en lo que va del camino hacia Catar 2022 y se ubica en el penúltimo escalón de la clasificación.

Venezuela perdió 0-1 ante Paraguay en el Estadio Metropolitano de Mérida, una derrota que complica las aspiraciones de un combinado que sueña con clasificar a un mundial de mayores por primera vez en su historia. Sin más que añadir, en El Diario te presentamos lo bueno, lo malo y lo feo de este encuentro.

Lo bueno

En comparación con el duelo contra Colombia, en el que la Vinotinto fue goleada 3-0 en Barranquilla, la selección presentó tres cambios en su formación: Rolf Feltscher por Ronald Hernández, Cristian Cásseres Jr en lugar de Jefferson Savarino y Rómulo Otero por Jhon Murillo.

La Vinotinto
Foto: Prensa FVF

En lugar de salir con el sistema 4-2-3-1 (cuatro defensas, dos volantes de contención, tres volantes ofensivos y un delantero), Peseiro formó un 4-3-2-1 (cuatro defensores, tres volantes de contención, dos extremos y un delantero).

Venezuela corrigió las transiciones y mostró solidez defensiva en varios tramos del partido. A Paraguay le costó generar ocasiones manifiestas de gol. El bloque conformado por Jhon Chancellor y Wilker Ángel se mantuvo compacto, sobre todo en el juego aéreo (22 duelos ganados).

Cristian Cásseres Jr movió los hilos del colectivo en el mediocampo, mientras que Rómulo Otero sacó provecho de su pegada y desequilibrio en tres cuartos de cancha. Asimismo, Wuilker Faríñez demostró seguridad bajo los tres palos.

Lo malo

La selección venezolana no tuvo buen control del balón
Foto: Prensa FVF

A la Vinotinto le costó presionar y recuperar el esférico. En lugar de retenerlo y hacerlo circular en territorio paraguayo, apostó por el pelotazo largo. De hecho, solo tuvo 33% de posesión y 77% de acierto en pases, según los datos proporcionados por Sofascore.

Más allá de que en el segundo tiempo mejoró en cuanto a la fluidez de juego, Venezuela solo tuvo dos remates; sin contar el tiro libre de Rómulo Otero que impactó contra el travesaño de  Antony Silva y el tanto anulado por el VAR de Yangel Herrera.

Darwin Machís, quien suele jugar por el costado izquierdo, se vio intermitente e impreciso en los mano a mano por el costado derecho. A Sergio Córdova no le llegaron balones claros. Además, tuvieron que pasar 77 minutos para que José Peseiro realizara las primeras sustituciones.

Lo feo

Yangel Herrera falló un penal por la Vinotinto
Foto: @Albirroja

Cuando solo faltaban cinco minutos para que finalizara el tiempo reglamentario, Paraguay aprovechó un despiste defensivo y rompió el cero. Tras recibir el gol, Peseiro trató de darle variantes ofensivas al combinado, pero ya era demasiado tarde.

Independientemente de que Yangel Herrera falló un penal en el tiempo añadido (90+3’) y dejó escapar la oportunidad de empatar el compromiso, Venezuela pecó de inocente en Mérida, no aprovechó la localía para proponer y hacerse fuerte.

Con este resultado, la Vinotinto suma cero puntos de seis en el camino hacia Catar 2022, con cuatro goles en contra y ninguno a favor. El próximo 12 de noviembre visitará a Brasil, que en la segunda fecha de las Eliminatorias derrotó 4-2 a Perú y lidera la clasificación con puntaje ideal.

Noticias relacionadas