• Los centros electorales abrieron a las 8:00 am y cerrarán a las 5:00 pm. Entre los candidatos favoritos se encuentran el izquierdista Luis Arce, del partido de Evo Morales, y el centrista Carlos Mesa. Foto: EFE

Luego de casi un año de la renuncia del entonces mandatario Evo Morales, los bolivianos eligen este domingo, 18 de octubre, a un nuevo presidente en un contexto de polarización política y ante el riesgo de otro conflicto social.

Desde las 8:00 am hora local, y hasta las 5:00 pm, se mantienen abiertos los centros electorales para que 7.300.000 de bolivianos acudan a sufragar bajo resguardo militar y medidas de bioseguridad por el coronavirus.

Entre los candidatos favoritos destacan Luis Arce, del Movimiento al Socialismo (MAS), y el expresidente Carlos Mesa del partido centrista Comunidad Ciudadana.

Los resultados preliminares de las elecciones deberían darse una hora después de que hayan cerrado los centros electorales.

Previo a las elecciones de este domingo, se han registrado algunos enfrentamientos en las calles bolivianas entre manifestantes a favor y en contra de Evo Morales, quien por primera vez en 20 años no participa en una elección.

Este 18 de octubre, el órgano electoral boliviano defendió la fiabilidad del sistema de cómputo de votos para las elecciones generales de esta jornada, tras descartar el recuento provisional inicialmente previsto, detalló EFE.

El cómputo será “seguro, confiable y verificable”, subrayó el presidente del Tribunal Supremo Electoral de Bolivia, Salvador Romero, en el acto protocolario en La Paz previo al inicio de la votación.

Medidas de bioseguridad

Durante la jornada de votación se registraron largas colas a las puertas de los centros de votación. El motivo de ello, además de la participación ciudadana, fueron las medidas de bioseguridad asumidas para evitar posibles contagios de coronavirus.

Como parte del protocolo de seguridad, cada elector debía ser rociado con un líquido desinfectante a su ingreso a los centros de votación y posteriormente recibían gel alcoholizado en las manos antes de llegar a su mesa de votación.

Otra de las políticas preventivas fue la implementación del terminal del documento de identidad para definir la franja horaria en la que se podía ejercer el derecho al voto.

No obstante, las autoridades de algunas zonas del país indicaron que esta medida no fue acatada por la población, pues bien sea por desconocimiento o por estar mal informados acudieron a votar en horarios que no les correspondían.

También comentaron que un número significativo de ciudadanos asistieron a los centros de votación sin portar tapabocas, el cual era un requisito para poder podían sufragar.

“La impaciencia de las personas por querer emitir su voto es la mayor dificultad con la que nos hemos tropezado”, indicó a Efe el notario electoral Osmar Rúa.

Resultados preliminares

Este 17 de octubre el Tribunal Supremo Electoral (TSE)de Bolivia decidió, de forma unánime, cancelar el programa de Difusión de Resultados Preliminares (Direpre) de los comicios a efectuarse este domingo.

Justificaron la decisión diciendo que no podían garantizar el funcionamiento óptimo del sistema por lo cual era preciso su suspensión.

Salvador Romero, presidente del TSE, detalló que desde el organismo prefirieron privilegiar la certeza de los resultados por encima de la rapidez.

blank
El objetivo del Tribunal Supremo Electoral es tener un cómputo que sea seguro para toda la ciudadanía, seguro para las organizaciones políticas en competencia y que los resultados sean confiables”, afirmó Romero.

Esta medida fue aplaudida por la Organización de Estados Americanos (OEA) por considerarla oportuna y estar dirigida a evitar poner en riesgo la difusión correcta de los resultados electorales.

“Las misiones observaremos el desarrollo del cómputo, a fin de verificar su funcionamiento y la publicación de los resultados oficiales”, se lee en un comunicado difundido por la OEA.

Exhortaron además a los diversos actores políticos a que “actúen con responsabilidad” y eviten realizar pronunciamientos anticipados.

Asimismo, realizaron un llamado a los ciudadanos bolivianos para que ejerzan su derechos al voto y posteriormente acompañen el proceso hasta que sea difundida la información oficial acerca de los resultados

El retiro de la Jeanine Áñez

El 17 de septiembre la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, anunció su retiro de la candidatura electoral para, según dijo, evitar que gane el izquierdista Luis Arce, abanderado de Morales.

blank
Si no nos unimos, vuelve Morales; si no nos unimos, la democracia pierde; si no nos unimos, la dictadura gana”, expresó Áñez en aquella oportunidad.

La mandataria esperaba que su decisión ayudara a consolidar los votos en un candidato único que enfrentara a Arce, sin embargo, esa medida no se logró.

Áñez, de 53 años de edad, asumió la presidencia interina de Bolivia en noviembre de 2019 y dijo que el llamado a elecciones estaría entre una de sus prioridades. Sin embargo, los comicios presidenciales y legislativos se prorrogaron en varias oportunidades.

Por ello, varios críticos a su gestión consideraron que su postura ayudó a fragmentar más la oposición y su retiro de la candidatura es visto como una derrota electoral anticipada.

Noticias relacionadas