• Los gobiernos de derecha en América Latina experimentaron crecimientos sostenidos en el indicador económico del Producto Interno Bruto hasta 2019. Las proyecciones de este 2020 indican que la pandemia tendrá un impacto negativo en esas economías

Un texto de Luinerma Márquez.

Latinoamérica es un término que según la Real Academia Española hace referencia a los países cuya lengua deriva del latin (español, portugués y francés). Si se toma como referencia este parámetro, se obtienen 21 naciones de las cuales 16 han sido gobernadas en los últimos dos años por políticos identificados con la derecha.

En concordancia con un trabajo previo sobre el indicador económico del Producto Interno Bruto en las naciones que con Venezuela han sido gobernadas por la izquierda, se fija ahora la lupa en 7 de los 16 gobiernos latinos de derecha y su PIB.

Los resultados de la revisión documental indican que Brasil, Colombia, El Salvador, Ecuador, Perú, Uruguay y Chile, habían experimentado un crecimiento positivo y sostenido hasta el cierre de 2019, el cual se ha visto truncado en 2020 por la incidencia de la pandemia por covid-19.

Foto: France24

El balance de la derecha contrasta con las conclusiones obtenidas en el texto periodístico titulado “Declive del PIB en la izquierda latinoamericana”, en el cual se determinó que prevalece un patrón de reducción del indicador en los últimos años. De los 5 países de izquierda, Venezuela acumula 6 años consecutivos de contracciones en el nivel de actividad económica.

El PIB es un indicador que arroja una estimación significativa de la riqueza de un país. Para la revisión de este indicador en los gobiernos de derecha se tomó como punto de partida el período transcurrido entre 2016 y 2019, con proyecciones de este indicador para el 2020, considerando que los efectos Covi-19 han desplomado muchas economías en el mundo.

El origen de la izquierda y la derecha

La historia señala que en 1789 en Francia -constituido el tercer estado con una Asamblea Nacional- el partido en el poder formado por los aristócratas y conservadores se sentaban siempre a la derecha, dejando la izquierda para la oposición compuesta por radicales y progresistas. Fue entonces cuando surgieron estas distinciones.

Hay quienes piensan que los conceptos de “derecha” e “izquierda” están agotados y que solo se trata de formas distintas de ver el mundo. Norberto Bobbio, uno de los mayores pensadores políticos contemporáneos, en su libro titulado Derecha e Izquierda respondió positivamente a esta dicotomía.

Más allá de la discusión académica se puede señalar que estos términos son una herramienta de referencia sobre la tendencia política e ideológica.

En el caso de América Latina se observa que el comportamiento político e ideológico ha sido inestable. La región se ha caracterizado por tener continuos cambios de gobiernos y algunos países conservan su “tradición política”. 

Ricardo Ríos, politólogo egresado de la Universidad de Los Andes (ULA), explica lo siguiente sobre el mapa político- ideológico de latinoamérica: 

El periodo estelar de la derecha en América Latina fue durante los años 2014 al 2018, tomando en cuenta a Mauricio Macri en Argentina, ya que un lustro considerable durante los años de 2005 a 2010 la protagonista ideológica fue la izquierda, aunque ahora no esté muy claro a dónde gira la región”.

Los recientes acontecimientos del referéndum en Chile y los comicios presidenciales en Bolivia, podrían modificar la proyección política del territorio latinoamericano, hasta ahora dominado por gobiernos de derecha en la mayoría de los países.

Vinculación entre política y economía

Las características históricas de las economías latinoamericanas se basan en la producción agrícola y ganadera, sin embargo el crecimiento de estas economías también está vinculado a la industria. Aunque el mayor peso de los criterios de desarrollo en América Latina gira alrededor de dos sectores: el desarrollo de la política y de los partidos políticos.

Un informe publicado por la Universidad Autónoma de Bucaramanga en Colombia, escrito por el Dr. en política Luis Dallanegra Pedraza, titulado El Sistema Político Latinoamérica”, lo explica y además confirma lo que menciona Ríos -especialista en planificación global y analista político- sobre los partidos políticos, definidos como “la organización que representa los sectores de la sociedad de acuerdo a sus intereses, los cuales están caracterizados por la actividad económica, ya sea agrícola o industrial”.

Foto cortesía

Brasil entre retrocesos y avances

El país más grande de América y el quinto más grande del mundo es Brasil, actualmente está gobernado por Jair Bolsonaro, simpatizante de la derecha. El PIB de esta nación aumentó 1.1%, durante su primer año de mandato. 

Cuando Brasil estuvo gobernado por la izquierda de Dilma Rousseff, este indicador económico sufrió una disminución entre 2015 y 2016 estimada en menos 3 puntos. Comenzó a recuperarse en los años 2017 y 2018 con el presidente de centro-derecha, Michel Temer.

La agencia de noticias EFE publicó en junio de 2020, un artículo donde informa que el PIB en este país caerá en más de 6% como evidencia los devastadores efectos de la pandemia.

Colombia tradicional con la derecha

Colombia ha registrado  una buena salud económica, por encima de 2 puntos y 3 puntos en el PIB desde 2015 al 2020, con los gobiernos de derecha de Juan Manuel Santos e Iván Duque Márquez.

Duque, del partido Centro Democrático, ganó las elecciones al lograr un puntaje por encima del 50%, esta es una nación que tradicionalmente se ha catalogado de derecha, los informes del Banco Mundial para el territorio Colombiano este año señalan que la economía podría contraerse un 7,2%.

Foto: Reuters

El Salvador estable hasta 2019

Nayib Bukele, cumplió el 1° de junio de 2020 un año como presidente de El Salvador, los resultados del PIB fueron positivos, con un incremento de 2,4%. Antes, en el periodo de 2015 a 2018, esta nación fue dirigida por el segundo presidente proveniente de un partido de la izquierda, Salvador Sánchez,  y el comportamiento del Producto Interno Bruto fue similar, es decir no hubo una variación considerable entre el gobierno de la izquierda y el de la derecha.

La proyección de la Cepal para 2020 prevé que El Salvador experimente un impacto negativo en su economía, con una contracción de menos 8,6%.

Ecuador con balance positivo

El 8 de junio de 2015 se desencadenó una serie de protestas contra el gobierno de izquierda presidido por Rafael Correa, en Ecuador. Los manifestantes criticaron su modelo político y económico. El comportamiento económico en el Producto Interno Bruto fue de 0.1 % y para el siguiente año (2016) hubo una contracción en menos 1 %.

En 2017 ganó las elecciones populares Lenín Moreno, quien también simpatiza con la izquierda -aunque posteriormente realizó alianzas con sectores de derecha en el sector privado-. Moreno logró mantener porcentajes positivos de  2.4%, 1.3% y 0.1% del PIB, lo que le generó opiniones económicas positivas.

Foto: AFP

En el portal del Banco Central de Ecuador se encuentra una publicación del 30 de septiembre 2020 donde se indica que la economía ecuatoriana decreció en el segundo trimestre a menos de 12.4 %.

Perú registra crecimiento sostenido

Perú, al igual que Colombia, ha mantenido una orientación política e ideológica de centro derecha y derecha. Desde 2011 a 2016 con Ollanta Humala, y de 2016 a 2018 con Pedro Pablo Kuczynski. Durante los dos años y 8 meses de la gestión de gobierno de Martín Vizcarra, (2018 a noviembre de 2020) se experimentó un crecimiento del Producto Interno Bruto a una tasa anual de 6 %.

Recientemente el diario El País publicó que el Fondo Monetario Internacional apunta una caída de menos 13 % para el territorio peruano. Hoy liderado por Manuel Merino, del partido Acción Popular y presidente de la transición impulsada recientemente; es uno de los países más afectados, un desplome causado por el imprevisto del coronavirus.

Foto cortesía

Uruguay con indicadores moderados

Uruguay tradicionalmente gira desde el punto de vista político de la centro izquierda a la centro derecha, con gobiernos bastante moderados. Actualmente el máximo mandatario es Luis Lacalle, quien asumió el poder este año a inicios del mes de marzo de 2020. Su antecesor Tabaré Vázquez había logrado un crecimiento muy moderado en el PIB de 0.2% y 2.6% en el mejor año.

El gobierno presentó en el portal oficial del Banco Central de Uruguay los datos de Cuentas Nacionales con referencia al segundo trimestre del año. Se detalla una caída del PIB en 9%.

Chile creció en los últimos dos años

En términos del PIB, Chile es la sexta economía de América Latina. En los dos últimos años, administrado por la derecha de Sebastián Piñera, el país logró un crecimiento de casi 4 puntos y 1 punto, respectivamente. 

Pero antes, la centro izquierda representada por Michelle Bachelet entre los años de 2015 a 2017, también obtuvo logros. El crecimiento fue de 1 y 2 puntos en el producto interno bruto respectivamente, esta administración recibió críticas positivas en cuanto al área económica.

El Banco Central de Chile prevé una contracción en la economía de este país entre 4,5% y 5,5%, también atribuido a los efectos demoledores de la pandemia, así lo reseña la agencia de noticias EFE en una nota publicada en septiembre.

Proyecciones negativas

Las últimas proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) arrojan una brusca caída en la economía mundial de -3 %; mientras que el Banco Mundial (BM) señala una contracción en la región latinoamericana de 7,9%.

Ambos informes tienen un punto de encuentro en cuanto a este escenario económico que se avecina. Es más perturbador que la crisis financiera mundial del 2008.

Foto cortesía

Sin embargo, en el continente latinoamericano las predicciones de la caída del PIB son aún más desalentadoras de lo anticipado por el FMI y el BM. Esto de acuerdo con los informes económicos que presentaron en julio de 2020 algunos bancos centrales de América Latina.

En paralelo a estos informes financieros, un reportaje publicado por el diario El País asegura que “la economía de América Latina sufrirá en 2020 su mayor retroceso en 120 años”.

Sustentado con los datos que expone la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Ricardo Ríos, especialista en planificación global y analista político, hace una advertencia. Se necesitan considerar muchas variables para determinar los resultados de la economía en cada nación al cierre de 2020; entre ellas las cifras macroeconómicas de los países, el nivel de deuda, el índice de desigualdad, pobreza y desempleo.

Noticias relacionadas