• Los jugadores de Cardenales de Lara fallecieron la madrugada del 7 de diciembre de 2018 en un accidente de tránsito | Foto: Nestor Vivas

Viajar por carretera se convirtió en un desafío para la vida de cualquier venezolano. Estas vías son sinónimo de peligro, y el deporte no se escapa de tal amenaza. Este 7 de diciembre se cumplen dos años de una jornada sumamente trágica para el béisbol nacional, de esas que son recordadas con tristeza e incredulidad por el impacto que causó.

Mientras se desarrollaba la temporada 2018-2019 de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP), José “El Hacha” Castillo y Luis Valbuena, peloteros de Cardenales de Lara, perdieron la vida en un accidente de tránsito cuando regresaban de disputar un juego contra Leones del Caracas en la capital del país.

Alejados de la comitiva que escoltaba al autobús en el que viajaba el combinado crepuscular, Castillo y Valbuena se encontraban dentro de la camioneta de su compañero Carlos Rivero, quien sobrevivió al accidente junto con Raúl Medina, su chofer.

La camioneta Toyota Fortuner se desplazaba aproximadamente a las 2:00 am por la autopista Centro Occidental Cimarrón-Andresote, entre los estados Lara y Yaracuy, y colisionó contra una “lavadora”  — bolsas negras llenas de piedras que son colocadas en la vía para robar a los conductores— en la tramo del sector La Morita.

Castillo
Foto: Twitter

Elvis Escobar, relevista de Cardenales, pudo ver parte de lo sucedido desde un vehículo que iba detrás de la camioneta blanca de Rivero. Cuando intentó socorrer a Castillo y Valbuena, se dio cuenta de que sus compañeros se encontraban tendidos en el pavimento sin signos vitales.

“Yo venía detrás de ellos, en el carro de atrás venían Vicente Campos y Francisco Arcia. Yo me bajé corriendo y vi a Carlos gritando y entre nosotros tres lo agarramos y lo sentamos. No tenía ningún daño (…) El muchacho que venía manejando se quedó dentro de la camioneta y se salvó de milagro porque cuando estaba dentro del vehículo fue impactado por una gandola, luego que ocurrió eso lo pudimos sacar”, contó Escobar a Promar TV, luego del accidente.

La Gobernación de Yaracuy informó en ese entonces sobre la captura de cuatro sospechosos: Rodolfo Sánchez, Alexander Salcedo, Gleimer Maldonado y Yonder Machado, quienes presuntamente provocaron el accidente. A uno de los detenidos se le incautó el teléfono celular de Valbuena y otras pertenencias. Sin embargo, hasta la fecha, el crimen sigue impune.

Sabíamos que la intención de eso era que nos paráramos para robarnos, cosa que no ocurrió, aunque por ahí he escuchado que han dicho que sí. Yo agarré casi todas las pertenencias de ellos, junto a (Francisco) Arcia y (Vicente) Campos. Lo único que se pudo perder fue una maleta de Carlos Rivero, que no quisimos ir a buscar por miedo a que nos robaran porque cayó al monte luego del impacto de la gandola”, afirmó Escobar.

Trayectorias

Castillo y Valbuena
Foto: @josegrasso

José Castillo nació en Las Mercedes, estado Guárico, el 19 de marzo de 1981 y militó en la LVBP durante 19 campañas. Allí vistió la camiseta de seis novenas: Leones del Caracas, Bravos de Margarita, Caribes de Anzoátegui, Tiburones de La Guaira, Tigres de Aragua y Cardenales de Lara.

El Hacha se desempeñaba como tercera base y dejó un promedio de 303 en la pelota venezolana. En los 914 compromisos que disputó, concretó 1.030 hits, 165 dobles, 90 cuadrangulares, 61 bases robadas, 555 carreras impulsadas y 458 anotadas. Días previos a la tragedia, se convirtió en el octavo jugador en la historia en completar el millar de inatrapables.

También estuvo en las Grandes Ligas durante seis años, con Piratas de Pittsburgh, Astros de Houston y Gigantes de San Francisco. Asimismo, vio acción en la Liga Japonesa con Chiba Lotte Marines, y en la Liga Mexicana con Rojos del Águila de Veracruz y Pericos de Puebla.

Luis Valbuena nació en Caja Seca, estado Zulia, el 30 de noviembre de 1985. Jugó para el combinado larense durante toda su carrera y estuvo 11 años en las Grandes Ligas, con Indios de Cleveland, Cachorros de Chicago, Astros de Houston y Angelinos de Los Ángeles. 

Valbuena, quien se desempeñaba como tercera base, vio acción en 372 encuentros en la LVBP, en los que dejó 349 incogibles, 42 vuelacercas y un average de 280. Una semana antes del accidente, agradeció en sus redes sociales a Dios por haber cumplido 33 años de vida.

Último juego de Castillo y Valbuena

Castillo
Foto: @cardenalesdice

Más allá de que Cardenales perdió la noche del 6 de diciembre con marcador de 5-4 ante Leones, en el Estadio Universitario de Caracas, José Castillo y Luis Valbuena conectaron los últimos imparables de sus vidas.

El Hacha tuvo una jornada destacada, pues se fue de 3-4, incluyendo un jonrón con tres carreras remolcadas y dos anotadas; mientras que Valbuena se fue de 4-1.

“Hacha” inmortalizada. Leones del Caracas, Caribes de Anzoátegui y Bravos de Margarita retiraron la camiseta con el número 14 de José Castillo.

En el primer aniversario de la tragedia, Cardenales de Lara inmortalizó a José Castillo y Luis Valbuena en una ceremonia en la que retiró las camisetas número “23” y “1”, respectivamente, y entregó a sus jugadores los anillos de campeones de la campaña 2018-2019.

El legado de José Castillo y Luis Valbuena quedó almacenado en el corazón de los fanáticos de la LVBP. Sus almas partieron vuelo como un cardenal. Independientemente de las organizaciones en las que estos dos peloteros formaron parte, su recuerdo prevalecerá en el tiempo y su figura como referencia del béisbol venezolano.

Noticias relacionadas