• El bote se encontraba desaparecido desde hace tres días. Hasta el momento se desconoce el número total de tripulantes que navegaban en la embarcación. Foto: Referencial

19 cuerpos fueron encontrados en altamar cerca de las costas de Güiria, en el estado Sucre. La Guardia Costera venezolana realizó este sábado 13 de diciembre labores de rescate de un grupo de personas, entre ellos siete adultos y cuatro niños, que viajaban en un bote que se encontraba desparecido desde hace tres días, de acuerdo con la denuncia realizada por Rocío San Miguel, presidenta de la ONG Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional. 

Los migrantes fallecieron ahogados a poco más de 11 kilómetros del puerto de Güiria, en la Península de Paria, luego de ser retornados por las autoridades de Trinidad y Tobago.

David Smolansky, comisionado de la Organización de Estados Americanos (OEA) para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos, indicó que familiares de las víctimas informaron que sus parientes zarparon el pasado domingo 6 de diciembre en un peñero desde Güiria hacia la isla.

El peñero fue devuelto de la isla y habría naufragado. Se han encontrado cadáveres flotando en el mar, muy cerca de las costas venezolanas”, escribió el político en la red social. Agregó que entre los fallecidos hay mujeres y niños. “Huyeron del régimen y Trinidad viola el principio de no devolución. Han consignado imágenes a nuestra oficina. No las compartiré por respeto a la familia. Crueldad pura”, dijo el comisionado.

Por su parte, Carlos Valero, diputado a la Asamblea Nacional, informó este domingo que a bordo de la embarcación “Mi Recuerdo” se trasladaban 11 personas: cuatro hombres, cuatro mujeres, dos niños y una niña. Agregó que los cuerpos fueron trasladados a la morgue del hospital de Carúpano, en el estado Sucre. 

El hecho ocurre tres semanas después de que un grupo de migrantes venezolanos, incluidos 16 menores de edad, fuesen deportados de Trinidad y Tobago, permanecieran 48 horas en altamar, y luego retornaran amparados en una orden judicial. Las autoridades alegaron que cualquier migrante que entre de manera ilegal sería declarado una persona indeseable y, posteriormente, deportado.

El régimen de Nicolás Maduro no se ha pronunciado directamente sobre los hechos.

El 26 de noviembre el canciller Jorge Arreaza dijo que convocarían a las autoridades del gobierno de la isla a “una necesaria reunión” para revisar temas que incluían la movilidad humana. También, se indicó, que debatirían sobre seguridad, lucha contra la delincuencia y narcotráfico.

Foto: Puerto de Güiria

Deportaciones irregulares

José Antonio Oropeza, abogado y magíster en derechos humanos, señaló en una entrevista concedida a El Diario que las deportaciones realizadas por las autoridades migratorias de Trinidad y Tobago carecen de los debidos procesos legales.

Afirmó que en el momento en que los migrantes venezolanos son detenidos por el delito migratorio de haber ingresado ilegalmente a la isla, estas personas tienen el derecho de solicitar refugio de acuerdo con la Declaración de Cartagena. 

Este instrumento exige garantizar protección a ciudadanos que estén huyendo de su país porque su vida se encuentra en riesgo, además de establecer que migrantes y refugiados no pueden ser retornados a su país de origen. 

Oropeza también explicó que estos procedimientos se consideran deportaciones irregulares por no cumplir con el debido proceso en una corte de ese país y se está violando el derecho universal al asilo por razones humanitarias.

El régimen admite el hecho

El régimen de Nicolás Maduro informó este domingo 13 de diciembre que sobre el hallazgo de 11 personas fallecidas en alta mar, en las costas de Güiria.

En un comunicado reconocen que el hecho se produjo debido a un naufragio, y señaló que no descarta que pudiera estar vinculado a una acción de bandas delictivas que operan en la zona.

De acuerdo con el documento, las autoridades hallaron tres de los fallecidos en la playa, dos hombres y una mujer.

Los cadáveres fueron trasladados por una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) a la morgue del hospital central de Cumaná, en el estado Sucre.

Noticias relacionadas