• El presidente del gremio que agrupa a las empresas áreas privadas, Humberto Figuera, estimó que todas las compañías venezolanas deben cubrir las rutas internacionales que autorizó el régimen de Nicolás Maduro

Los gerentes de las líneas aéreas que trabajan en Venezuela han enfrentado un año complejo. Paralización de actividades durante ocho meses debido a la pandemia, escaso músculo financiero para mantener operaciones y una política estatal errática y cambiante en cuanto a la reactivación de los vuelos comerciales hacia el exterior.

Las órdenes y contra órdenes del régimen de Nicolás Maduro, en materia de autorización de rutas y permisos, han generado zozobra e incertidumbre en las empresas. Desde hace unos días, el Instituto Nacional de Aviación Civil (INAC) ejecuta la orden de Maduro de autorizar vuelos entre Venezuela con Bolivia, México y Turquía.

“Tememos que favorezca al monopolio estatal de la empresa Conviasa que solo viaja a México y a Bolivia. Para la nación del norte, Conviasa tiene cuatro vuelos al día y siete a la semana, lo cual es una ventaja enorme si la operación solo la hace el gobierno; no sería sano para el mercado. Hay que abrir espacios para las aerolíneas privadas venezolanas que tuvieron que suspender sus frecuencias a República Dominicana y Panamá por la cancelación de las rutas. Queremos evitar la inestabilidad en el sector, luego de las órdenes y contra órdenes que se han emitido en los últimos días”.

Así lo informó para El Diario Humberto Figuera, presidente de la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela (ALAV).

—¿Hay contactos directos entre líneas aéreas nacionales con el INAC para la reasignación de rutas?

—No tenemos conocimiento de contactos directos. Nosotros como asociación enviamos una carta al INAC en donde solicitamos a las autoridades que asignen las rutas de Bolivia y México entre todas las empresas nacionales. Las privadas están en capacidad para volar a los destinos aprobados. 

—¿Qué tan costoso es trasladar un avión a México, una ruta que comienza a ser atractiva para los venezolanos que aspiraban ir al norte del continente?

—Son gastos operativos importantes, es un tema de logística, de pago de personal en tierra, a los mecánicos de aviones, a los pilotos.

Para mover un avión a México hay que invertir unos 10.000 dólares; los privados están dispuestos a asumir ese costo”.

—¿Cuántos pasajeros dejarán de viajar a República Dominicana y Panamá, los destinos suspendidos por el INAC?

—Si contamos desde el 14 de diciembre, fecha inicial de la restricción, al 14 de enero, fecha en la que finalizaría la misma, son 50.000 los viajeros que ya compraron sus boletos y que no podrán viajar a Panamá y a República Dominicana. Miles de ellos tenían conexiones aéreas hacia otras naciones como Estados Unidos, Canadá, Chile, Perú o Argentina. 

—¿Conviasa puede seguir diversificando su oferta de destinos internacionales a otras naciones? Es una empresa sancionada internacionalmente.

—Las sanciones son elementos políticos que afectan a los económicos y no es competencia de empresas privadas participar en este tipo de diatribas. Abogamos porque todas las empresas aéreas venezolanas puedan volar por el continente y Conviasa no es la excepción, apostamos a que trabajen sin restricciones.

Empresas con permisos

Desde este sábado en la mañana comenzaron a circular anuncios en redes sociales de empresas nacionales quienes ya recibieron el permiso del INAC para volar desde Caracas y Valencia a Cancún y Toluca, en México.

Se trata de Turpial Airlines, que anunció que en los próximos días volará desde Valencia a Cancún. En tanto que La Venezolana hará la conexión entre Caracas y Toluca. Aún faltan por definir las frecuencias y días. Trascendió que los costos por one way (una vía) están por el orden de los 540 y 600 dólares, informó un mayorista de turismo para El Diario.

“Si el INAC aprueba más rutas a México y a Bolivia, vendrá una competencia interesante de tarifas y de calidad de servicio, en este momento tan difícil para las empresas aéreas nacionales”, dijo el informante.

Noticias relacionadas