• Bolivia, México y Turquía son las tres naciones a donde se podrán dirigir los viajeros venezolanos quienes aspiren a conectarse con el mundo en este mes. Ninguna empresa privada nacional cubre estas rutas con lo cual se favorece a Conviasa y a Turkish Airlines, en detrimento de la golpeada industria aeronáutica nacional

La decisión de Nicolás Maduro de restringir la movilidad aérea internacional en el país, dejando solo a México, Turquía y Bolivia como conexiones entre Venezuela y el mundo, preocupa a empresarios nacionales. Consideran que cada día se cierran los espacios para los negocios de la industria y para la circulación de viajeros en este mes de flexibilización del confinamiento.

Fuentes del sector privado consultadas por El Diario señalaron que hay mucha incertidumbre entre los empresarios que se ocupan de la transportación internacional de pasajeros. “Ha habido marchas y contramarchas en las decisiones de Maduro y las pérdidas para las líneas aéreas y para los viajeros de placer o negocio son enormes. Se han reprogramado varias rutas y fechas y los tres destinos autorizados son operados por empresas de naciones afines al régimen y busca, sin dudas, favorecer a Conviasa que vuela a Bolivia y a México y a Turkish Airlines que conecta a Caracas con Estambul. No hay posibilidades para que operadores nacionales o extranjeros independientes puedan trasladar carga o pasajeros”, dijo el informante bajo condición de anonimato.

Durante este lunes 14 de diciembre hubo reuniones entre empresarios aéreos para definir estrategias de trabajo que serán presentadas a las autoridades del Instituto Nacional de Aviación Civil (INAC). Incluso, trascendió que la gerencia de una línea aérea (Avior) está dispuesta a pedir permiso al régimen de Maduro para volar hacia Bolivia y México.

“Todos los actores del sector analizan la situación y validan qué tan conveniente sea cambiar de rutas”, dijo el informante, al tiempo que añadió que “Conviasa está desde este lunes abriendo nuevas fechas y venta de boletos a Cancún, a un costo de 600 y 700 dólares one way, es decir, una sola ruta. Es un vuelo ideal para hacer conexiones a Estados Unidos”, explicó la fuente

Gremios se activan

Por su parte, la representación de empresarios turísticos se pronunció este lunes sobre el tema.  La Asociación Venezolana de Agencias de Viajes y Turismo (Avavit) dijo en un comunicado que “manifiesta su profunda preocupación por la reciente decisión del gobierno nacional de suspender las rutas en vuelos internacionales según comunicado oficial emitido el día de ayer motivado a razones de prevención del covid-19, permitiéndose exclusivamente los vuelos hacia y desde Bolivia, México y Turquía”.

En el documento agregan: “Nuestra preocupación radica en el impacto que dicha medida genera en pasajeros y familiares, público en general y Venezuela como destino turístico. Es importante destacar que las rutas más afectadas son aquellas que ofrecen mayores conexiones a diferentes destinos donde se encuentran la mayor parte de nuestros conciudadanos”.

Para Avavit, la mayoría de las opciones de viajes tomadas recientemente por venezolanos y extranjeros que hacen vida en el país estuvieron orientadas a la reunificación familiar por la época decembrina y la posibilidad de ver a familiares en el exterior, así como de regresar a sus casas en medio de la difícil situación que genera la pandemia.

Con esta nueva restricción, el regreso de venezolanos y residentes extranjeros en el país desde Panamá, República Dominicana, España, Chile, Argentina, Brasil, Perú o Estados Unidos, los destinos favoritos de la diáspora criolla, es incierto.

Por tal motivo, Avavit solicitó al régimen de Maduro “reconsiderar la medida para el restablecimiento de las rutas al tiempo de contemplar ampliar las medidas de bioseguridad sanitaria para un mayor control de ingreso de pasajeros, lo cual permitiría a los ciudadanos realizar sus viajes previstos, regresar los que pudieron salir y mantener un control sanitario en los puntos de entrada al país”.

Destino Panamá

El gremio de los pilotos comerciales, agrupados en la Cámara de Empresas Venezolanas de Transporte Aéreo (Ceveta), emitió este lunes un comunicado en el que se refiere al caso específico de la suspensión de las rutas de conexión entre Venezuela y Panamá, cerradas horas antes del anuncio de Maduro de restringir la movilidad internacional hacia Bolivia, México y Turquía.

Nos hacemos eco de la profunda preocupación por la posición de Panamá de prohibir los vuelos de aerolíneas venezolanas hacia su país, bajo la excusa de una ilógica posición basada en un no menos complicado argumento de presunción de no reciprocidad, sin tomar en cuenta que la aerolínea demandante (COPA Airlines) tiene una estructura económica varias veces más grande que la suma de todas las aerolíneas venezolanas”.

Por esta razón, Ceveta expresa su profundo rechazo ante tal medida que deja en la orfandad a muchos nacionales que a razón de la cuarentena global pretendían volver a casa, sobre todo en esta época de navidades. “Por otra parte, no debemos dejar por fuera las cuantiosas pérdidas económicas que causa a estas pequeñas aerolíneas que luego de este año tan difícil han vuelto a comenzar a funcionar”.

El gremio se ofreció como mediador entre los gobiernos de Panamá y Venezuela “para lograr la meta final, que no es más que la de adecuar nuestra industria aeronáutica en perfecta sincronía dispuesta a la superación satisfactoria de todos los retos que implica adecuarnos a esta nueva normalidad global decretada por una pandemia que vino para quedarse”.

Noticias relacionadas