• Bajo el gobierno de Rómulo Betancourt se inauguró este espacio el 19 de enero de 1961, un parque insigne para muchos caraqueños que hoy en día, debido a su deterioro, inseguridad y soledad, han dejado de visitar 

El Parque del Este cumple 60 años desde su inauguración el 19 de enero de 1961, construido bajo el mandato del presidente Rómulo Betancourt. En el año 2002, por órdenes del entonces presidente, Hugo Chávez, pasó a llamarse Parque Generalísimo Francisco de Miranda. 

Está ubicado en el este del Área Metropolitana de Caracas, a un costado de la avenida Francisco de Miranda y ocupa más de 80 hectáreas. Fue diseñado por el arquitecto paisajista brasileño Roberto Burle-Marx y de asociados Fernando Tábora y John Stoddart. Además se integraron los venezolanos Leandro Aristeguieta, botánico, y el arquitecto Alejandro Pietri. 

Al entrar, el usuario era recibido por las fuentes cortinas, el jardín de esculturas y el planetario Humboldt. Luego de pasar la zona cultural el parque se divide en dos, teniendo de lado izquierdo a los animales y del lado derecho se encuentra el área de jardines xerófilos, el bosque tropical y zona de expansión y relajación.

Lagos. El parque cuenta con 5 lagos: Jardín hidrofítico, lago Carlos Guinand, lago Las Corocoras, lago Los Patos y lago Los Botes, en este último se pueden alquilar botes de pedales para dar un paseo.

El Parque del Este también cuenta con la Concha Acústica, una edificación de hormigón donde se podían realizar espectáculos folklóricos, culturales, deportivos y artísticos. Además posee un terrario, un vivero, una biblioteca, dos zonas amplias de estacionamiento, sanitarios, cafeterías y dos áreas de juegos infantiles. 

Una de las atracciones de antaño era la carabela de Cristóbal Colón, una réplica de la embarcación conocida como Santa María que adquirió la Corporación Venezolana de Fomento de Barcelona, España en 1967. Dentro se podían encontrar figuras alegóricas de Colón, armas, escudos, pabellones, vestimentas, instrumentos de navegación, etc. 

En 2008, por decreto del ejecutivo de Chávez, la Santa María fue desmantelada para dar paso a una réplica de la corbeta Leander y un museo en honor a Francisco de Miranda. Se pueden ver objetos que traía el precursor venezolano a bordo, entre ellos, una réplica de la primera imprenta que llegó al país.

Foto cortesía

Un parque que se deterioró por el olvido gubernamental

De acuerdo con Institutional Assets and Monuments of Venezuela (IAM Venezuela), la entrada original del Parque está clausurada, varias de sus caminerías están mutiladas o modificadas y los patios sufrieron alteraciones que atentan contra el diseño inicial de los espacios. 

Las fuentes cortinas que recibían a los visitantes, ya no están operativas y las caminerías y lagos de este patrimonio caraqueño están en malas condiciones. 

La soledad es la que ahora reina en el parque, los usuarios ya no trotan por estos espacios y los bebederos y baños no sirven. 

La variedad de especies animales, ya casi no existe en el Parque del Este. Debido a los escasos cuidados que recibían poco a poco fueron falleciendo.

Foto: Crónica Uno

Debido al poco personal que aún queda, que se fueron por las malas condiciones laborales, el parque no posee un buen servicio de seguridad, tampoco cuenta con servicio de atención médica de primeros auxilios. 

Asimismo, la delincuencia ronda por los espacios del parque, los usuarios constantemente denuncian que son víctimas del hampa. A diario reportan hurtos de vehículos, robo de carteras, celulares, y hasta calzado. 

El ambientalista Hernán Papaterra, indicó para Crónica Uno que la acción preventiva y de detección de delincuentes es casi nula. Criticó además al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) porque los delitos de robo y hurto no son su prioridad, salvo cuando se trata de vehículos.

Foto cortesía

Tarifas en dólares

El periodista venezolano Arnaldo Espinoza publicó una imagen de la taquilla para la entrada al terrario del Parque Generalísimo Francisco de Miranda, mejor conocido como Parque del Este. En la fotografía se pueden ver los precios en dólares para ingresar a la atracción. 

La entrada normal es de 2 dólares, equivalente a 3.097.866, 64 bolívares o según la tasa del Banco Central de Venezuela del día. La entrada solidaria ( para niños de 4 a 11 años y adultos mayores) es de 1 dólar (1.548.933,32 bolívares).

La atracción también cuenta con una promoción de “tarifa solidaria” para grupos de al menos cinco personas, equivalente a 1 dólar.

Espinoza detalló para El Diario que no pudo entrar al terrario debido a que la taquilla no tenía sencillo para dar cambio.

Entre otras modalidades de pago, el terrario acepta transferencias bancarias, pago por punto, pago móvil y pago clave. El alquiler de botes, por su parte, tiene un valor de 2 dólares para un disfrute de 15 minutos.

El Parque del Este, porque así quedó su nombre para muchos venezolanos, fue un espacio de esparcimiento y recreación familiar muy querido. En la actualidad, el conjunto de elementos que empeoraron la situación del parque dificultan que los ciudadanos deseen disfrutarlo.

Noticias relacionadas