• Cientos de personas se congregaron en Buenos Aires este jueves 28 de enero en apoyo al caso de la joven venezolana de 18 años que fue abusada sexualmente

Este jueves 28 de enero tuvo lugar una manifestación pacífica en Paso 693 (Once), en Buenos Aires, Argentina, para exigir justicia en el caso de la venezolana de 18 años que fue abusada sexualmente por Irineo Garzón el 23 de enero.

Desde las 10:30 am se concentraron venezolanos y argentinos en la dirección del local de venta de uniformes médicos que administraba Garzón y en el que violó a la joven. Al grito de «Garzón violador» los manifestantes exigían que el responsable fuera detenido nuevamente y pagara por su crimen.

Mensajes como «Tan violador es el que lo hace 10 veces como el que lo hace 1 vez» y «estamos contigo, paisana» se podían leer en los carteles que llevaban los protestantes.

Foto: La Nación

Asimismo, algunas pancartas acusaban de cómplice a la jueza Karina Zucconi, por dejar en libertad 48 horas después a Garzón alegando que «no tenía antecedentes» y ordenar una investigación por «abuso sexual simple».

Posteriormente, Zucconi informó que la investigación ahora sería por «abuso sexual agravado por acceso carnal», continuando libre de esta forma el agresor. La concentración se convirtió en una marcha que no se detuvo a pesar de la lluvia. Los presentes en su andar expresaron «preso el violador».

Foto: La Nación

Su camino estuvo acompañado por residentes de las zonas por las que transitaban, que se asomaban a los balcones y ventanas y con aplausos apoyaban la manifestación. De igual forma, motorizados y venezolanos que trabajan realizando delivery, se unieron a la marcha y también clamaron justicia para la venezolana abusada. 

Al grito de «Garzón Violador, a la cárcel el agresor», llegó la marcha a los tribunales y allí le exigieron a la jueza Zucconi justicia. Además, entonaron las notas del Himno Nacional de Venezuela, como símbolo de protesta.

La protesta, no fue solo en Buenos Aires, en Twitter la etiqueta #GarzonViolador se hizo tendencia tanto en Venezuela como en Argentina y este viernes 29 de enero fue convocada una concentración enfrente de la embajada de Argentina en Caracas.

¿Cómo ocurrieron los hechos?

Durante la mañana, la joven estuvo en una jornada de prueba como vendedora en el comercio de Garzón. En varias ocasiones el sujeto le ofreció bebidas; sin embargo, ella se negó a tomar algo. Fue hasta mediodía cuando la joven aceptó un vaso de agua. Luego de beberla, la joven se sintió mareada y atinó a enviarle un mensaje a su mamá advirtiéndole sobre la situación. “Creo que el dueño de donde trabajo me drogó porque me siento mareada”, le escribió por WhatsApp a su mamá. 

En una entrevista al canal TVVNoticias, la joven relató que el sujeto comenzó a cerrar con llave y a bajar las persianas del local. Poco antes de cerrar, ingresaron unas señoras a la tienda. Ella se levantó y le dijo que luego de atender a las personas iba a tomar agua del filtro que se encontraba en el lugar. Sin embargo, cuando terminó de atender a los clientes se dio cuenta de que el agua ya estaba servida en un vaso. 

“Hacía mucho calor y estaba tan metida en hacer mi trabajo que no me percaté  de que ya la había servido”, dijo en la entrevista. Luego de tomar el agua la joven sintió que se le durmieron las manos. En medio de la desesperación fue cuando avisó a su madre. Luego de eso perdió el conocimiento. 

La joven contó a TVVNoticias que cuando se despertó  el hombre le estaba poniendo el pantalón. Luego volvió a quedar inconsciente. 

Al enterarse de la situación, la madre se comunicó con la policía. Los funcionarios ingresaron al local  a la fuerza luego de tocar varias veces la puerta. Cuando entraron la venezolana se encontraba inconsciente en una escalera, semidesnuda y bajo los efectos de alguna sustancia, así informaron fuentes policiales a El Clarín. El hombre fue detenido y la joven fue llevada al Sistema de Atención de Emergencia para realizar las evaluaciones forenses pertinentes y constatar la agresión sexual.

La indignación creció en la comunidad argentina luego de que Garzón Martínez estuviese 48 horas detenido. Fue acusado de agresión sexual simple y puesto en libertad condicional hasta el día del juicio por no tener antecedentes penales.

Noticias relacionadas