• Un grupo de venezolanos organiza torneos de softbol en Lima, disciplina de la que se conocía muy poco en tierras incas. Entrenan y juegan cada semana e incluso los deportistas calificados de alto nivel representaron al Perú en su debut en los Juegos Panamericanos Lima 2019

El domingo se convierte en el día más esperado por decenas de venezolanos, que han encontrado en el softbol la mejor forma de conectarse con su país. Se reúnen y comparten como lo hacían en Venezuela. Y es que ese día se espera, como si de ver a la familia se tratara.

Después de largas jornadas laborales e incluso antes de ir a trabajar, los deportistas venezolanos se dan cita en el circuito de playas de la Costa Verde, a unos pocos kilómetros de la Quinta de los Libertadores, residencia en la que José de San Martín y Simón Bolívar tomaron importantes decisiones sobre el proceso de independencia de Perú.

Softbol en Lima, Perú, venezolanos
Foto: Rolly Reyna

Estos venezolanos fomentan un estilo de vida saludable, aprovechando el tiempo libre de forma recreativa, alejados de vicios, actos delictivos y demás prejuicios negativos con los que en varias ocasiones se suelen vincular equivocadamente a los venezolanos en Perú.

Lima, Perú, venezolanos
Foto: Rolly Reyna

En un país donde el fútbol se ha convertido en el deporte bandera, los venezolanos comparten su pasión por el softbol, variación del beisbol que consiste en golpear una pelota más grande con un bate y en la que el pitcher efectúa el lanzamiento por debajo del hombro. El jugador debe pasar por las tres bases hasta llegar a home y anotar una carrera. El softbol es una disciplina que se practica en Venezuela y en la que son formados a temprana edad.

La llegada de los migrantes venezolanos amplió el panorama deportivo en Perú, en el caso del softbol visibilizó un deporte que no era tomado en cuenta y del que se empezó a conocer más en los Juegos Panamericanos que se realizaron en Lima en 2019.

Softbol en Lima, Perú venezolanos
Foto: Rolly Reyna

El privilegio de hacer lo que te gusta

Freddy De Freitas es un joven venezolano que llegó a Perú hace cuatro años. En su constante búsqueda de seguir practicando y jugando softbol como lo hacía en Caracas, conoció a un grupo de peruanos que practicaban la disciplina y con los que empezó a jugar.

Tiempo después y con la llegada masiva de los venezolanos a Perú, Freddy vio que así como él, decenas de sus compatriotas buscaban practicar el deporte. Fue así como se convirtió en el principal organizador de los torneos de la Liga de softbol “Veneperú” en Lima.

Freddy cuenta que todo empezó con una “caimanera”, un juego entre amigos, sin árbitro, sin público y con mucha alegría. Con el tiempo se impuso la formalidad que este tipo de eventos deportivos requiere: inscripción de equipos, jugadores uniformados, reglamento en el que se establezcan las reglas del juego y premiación para los ganadores.

Rolly Reyna foto
Foto: Rolly Reyna
Me gustaría crear una academia deportiva y formar a peruanos y venezolanos en el beisbol y softbol, no solo adultos, a los niños también, así como aprendimos nosotros desde pequeños” dice Freddy De Freitas en entrevista para El Diario.

Actualmente decenas de atletas conforman más de 18 equipos que participan de los torneos. Ellos juegan ante la inmensidad del Océano Pacífico, ese mar que les recuerda el Caribe de la tierra que los vio nacer y a la que cada día representarán con orgullo a donde quiera que vayan.

Lima, Perú
Foto: Rolly Reyna

Perú, el segundo destino de los migrantes venezolanos

Según los datos recopilados por la Plataforma de Coordinación para Refugiados y Migrantes de Venezuela (R4V), al mes de febrero del presente año más de un millón de venezolanos residen en Perú.

Se trata de personas que han huido de su país, escapando de la escasez de alimentos y medicinas, inseguridad, hiperinflación y la violación de los derechos humanos, convirtiéndose en una de las principales crisis de desplazamiento del mundo, de acuerdo a datos oficiales de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Más de 496.000 han solicitado la condición de refugiado en territorio peruano, lo que convierte al país en la primera nación de acogida de personas venezolanas con necesidad de protección internacional y en el segundo destino de refugiados y migrantes venezolanos en todo el mundo, según Acnur.

Exportación de talentos

Los jugadores Eyzer Antony Mujica Gil y Daniel José Ramírez Martínez, nacidos en Venezuela, representaron a Perú en los Juegos Panamericanos Lima 2019 tras la aprobación de una ley que permitió nacionalizar a deportistas calificados extranjeros residentes en el país.

Los dos venezolanos se comprometieron a representar a Perú en competencias internacionales, especialmente en aquellos deportes con poca participación. Fue así como la selección peruana de softbol participó, por primera vez en su historia deportiva, en unos Juegos Panamericanos.

Lima Perú
Lima 2019

Eyzer recuerda el 28 de julio de 2019 como uno de los días más emotivos en su trayectoria deportiva, pues ese día se enfrentaban las selecciones de softbol de Perú y Venezuela, partido en el que Eyzer nunca se hubiese imaginado estar hace cinco años cuando salió desde su natal Barquisimeto (estado Lara)  en Venezuela.

Fue unos de los momentos más emocionantes que recuerdo de los Juegos Panamericanos, ver los asientos del estadio repletos de venezolanos apoyando la selección y aunque jamás me imaginé que representaría otro país que no fuese Venezuela, di lo mejor de mí y jugué con orgullo, porque soy quien soy gracias a mi país”, cuenta Eyzer para El Diario.

Ahora Eyzer Mujica tiene 4 años como instructor deportivo y es parte del staff de técnicos y entrenadores de la Federación Deportiva Nacional Peruana de Softbol en la que trabaja como coach de lanzadores.

Confeccionando metas y sueños

La indumentaria que se requiere para jugar softbol no es fácil de conseguir en Lima. Los jugadores aseguran que bates, guantes, pelotas, cascos y parte del uniforme lo han traído desde Venezuela o lo han tenido que comprar en el extranjero a través de Internet.

Sin embargo, en Lima desde el emporio comercial de Gamarra, el centro textil más grande de Latinoamérica, se confeccionan uniformes para los jugadores de softbol y beisbol.

Foto 7 Lima Perú
Foto cortesía

Mario Dávila es un joven peruano que vivió en Panamá, país en el que descubrió la pasión por el softbol. Tiempo después, cuando regresó a Perú, conoció los torneos en los que participaban los jugadores venezolanos. Junto a su padre y un equipo de trabajadores se inició en el mundo de la confección de uniformes deportivos.

Foto cortesía

El pasado 20 de diciembre de 2020, se llevó a cabo la competencia regulada -fase 4 del regreso a los entrenamientos seguros Perú vs venezolanos residentes en Lima, organizado por la Federación Peruana de Beisbol. Los uniformes que utilizaron los venezolanos fueron confeccionados por Mario, su padre y su equipo de trabajadores.

Foto cortesía

Deporte en tiempos de coronavirus

Desde la llegada de la pandemia por el coronavirus, las prácticas se suspendieron. Después de varios meses, con las flexibilizaciones de las medidas restrictivas, cumpliendo los protocolos de bioseguridad establecidos por las autoridades sanitarias para evitar posibles contagios y con el permiso de las autoridades municipales, los torneos de softbol se retomaron. Ya no con la misma afluencia de personas, pero sí con las mismas energías de los primeros días.

Foto: Rolly Reyna

Con el fin de frenar la propagación del covid-19, el gobierno peruano ordenó cuarentena total en Lima y otras regiones del Perú, desde el 31 de enero hasta el 14 de febrero, por lo que las prácticas y juegos de sóftbol quedarán suspendidos hasta nuevo aviso.

Softbol: el deporte que los hace sentir como en Venezuela 

Los deportistas piden apoyo a las instituciones, ONG que representan a la comunidad venezolana, municipalidades y autoridades en Lima. Quieren acondicionar el terreno y crear un campo de juego seguro en el que puedan seguir practicando softbol; siempre y  cuando las autoridades sanitarias así lo autoricen.

Hoy, desde Perú, cada equipo sueña con anotar la carrera más importante de su vida: el anhelado reencuentro familiar en una Venezuela libre y próspera; en donde nadie se vea obligado a dejar su casa y en el que cada día se construya un país lleno de oportunidades para todos.

Foto: Rolly Reyna
Noticias relacionadas