• La ciudadana venezolana, de 38 años de edad, fue consultada por El Diario sobre los hechos donde denunció ser víctima de un secuestro el pasado 21 de enero. Fuentes extraoficiales indicaron a este medio de comunicación que la investigación sobre el supuesto secuestro fue cerrada tras las averiguaciones por parte de las autoridades 

Dos hombres entraron a la residencia donde la venezolana Jennys Meizas se hospedaba durante su visita a Bimini, en Las Bahamas. Se encontraba sola, relata, pues la persona que la había invitado al viaje había salido del lugar junto a su pareja.

Desde su habitación, ella vio que dos sujetos entraron al sitio, por lo que se escondió en uno de los baños de la casa. Su reacción fue empezar a grabar lo que sucedería en los minutos siguientes. En un video que se viralizó en las redes sociales pidió ayuda a la Embajada de Venezuela porque temía que los hombres que ingresaron se la llevaran en un barco con destino a Albania. Ella alegó en exclusiva para El Diario que su nombre fue cambiado a “Client problem 21-01”.

Meizas relató que en su llegada a la isla se encontró con un grupo de personas entre las que se encontraba el viudo de Joselyn Cano (la modelo estadounidense que falleció en diciembre de 2020 por complicaciones en un procedimiento estético). Luego, ellos se devolvieron a México y ella se quedó con el hombre que habría ordenado su secuestro en Bimini.

En el último tuit que publicó la venezolana de 38 años de edad el pasado 21 de enero, refería que este hombre que supuestamente la iba vender a una posible red de trata de personas había regresado a la residencia. Lo que sucedió después fue relatado de la siguiente manera:

“Él tenía la llave de la habitación, abrió la puerta y yo salí a confrontarlo. El hombre me preguntó que por qué había llamado a la policía. Posteriormente, me levanta la mano para intentar golpearme, pero yo saqué mi teléfono para simular que estaba grabando. Yo entré en pánico porque me había dicho unas horas antes que sí me iba a poder ir de la isla, pero no a Cancún, donde resido. Lo siguiente fue que la policía llegó y fui a declarar lo sucedido. Actualmente existe una investigación por este caso”.

Meizas también indicó que ese día le comunicó al hombre que ya tenía un pasaje con el que planeaba abandonar Las Bahamas. Su respuesta fue que no hacía falta, pues ella se iría en un vuelo privado a la 1:00 pm y que realizaría unas llamadas. “Él me había dicho que no habían vuelos los días jueves ya sea para viajar a Panamá o México. Luego, me pidió que dejara de preguntar”, agregó.

Días anteriores, comenta Meizas, el hombre  “le quitaba por algunos momentos su pasaporte” cuando se enteraba de que estaba haciendo solicitudes para abandonar Las Bahamas. También denuncia que la dejaba incomunicada por periodos de hasta dos horas.

Me di cuenta de que tenía mi teléfono hackeado cuando me pedía que dejara de buscar boletos y me exigía que no siguiera diciéndole a mis allegados cuál era mi ubicación”, dijo.

Ella también afirma que le habían llegado comentarios en los que señalaban que este hombre “se encargaba de botar la basura en el mar cerca de un cementerio de Bimini cuando la situación se complicaba”.

Meizas llegó a estar en tres oportunidades en ese lugar. Explica que cuando le preguntaba al hombre que cuándo se podría ir de Las Bahamas, le respondía lo siguiente: ‘Si tú te quieres ir, te vas a ir nadando’. Esto me lo dijo mientras me señalaba la dirección hacia Miami, Aruba y Venezuela”.

La ciudadana venezolana también sostiene que “existen rumores de chicas que fueron llevadas a barcos que zarpaban de la isla a la 1:00 pm, pero que más nunca se supo algo más sobre ellas”.

“Yo logré escuchar la conversación que el hombre sostuvo minutos antes de que se fuera de la residencia. Dijo que habían dos mujeres que tenían que abordar un barco que se dirigía a Albania y necesitaban que alguien las viniera a recoger. Fue eso lo que me hizo realizar el video y denunciar. Los dos hombres que llegaron decían que buscaban al “Client problem 21-01”, concluyó. 

La versión de los medios locales 

El periodista local de Las Bahamas Jared Higgs informó a través de su cuenta en Twitter el pasado 22 de enero que dos mujeres venezolanas y un hombre extranjero fueron puestos bajo custodia de las autoridades de inmigración en Bimini luego de los hechos. 

La información también detalla que los agentes del Departamento de Investigación Criminal de ese país se trasladaron hacia Bimini, para investigar un incidente luego de que Meizas hiciera una denuncia por secuestro.

El reportero agregó que la policía de ese país y los funcionarios de migración de New Providence, una isla de Bahamas, se unieron a la investigación de este supuesto caso de trata de personas, que se encontraría en primera fase.

“Se conoció que una mujer venezolana y un hombre mexicano están colaborando con los funcionarios policiales”, finaliza el tuit.

La versión del embajador de Venezuela de Bahamas 

Rafael Domínguez, embajador de Venezuela en Las Bahamas, dijo para El Diario el pasado 22 de enero que Meizas, en su declaración de los hechos a la policía, manifestó que había llegado a Las Bahamas por voluntad propia y fue en Bimini donde supuestamente fue llevada en contra de su voluntad.

Domínguez detalló que la ciudadana venezolana alegó que se encontraba en el sitio sin ningún tipo de documentación. Sin embargo, Meizas luego se contradijo, en declaraciones a la policía de Las Bahamas, y señaló que llegó a Bimini en un vuelo comercial y que le quitaron su pasaporte por algunas horas y luego se lo devolvieron mientras estuvo en el sitio. 

Por ello, la posición de la embajada respecto a este caso fue que a pesar de las incongruencias en el hecho, se realizaran las gestiones necesarias para atender la denuncia de supuesto secuestro y poner a salvo la vida de Meizas. 

Actualmente, Meizas se encuentra fuera de territorio de Las Bahamas. La venezolana aseguró, al ser consultada por el equipo de El Diario por este punto, que existe una investigación sobre el caso a pesar de que no procedió a realizar ninguna denuncia en el departamento de policía de este país. Fuentes extraoficiales a las que tuvo acceso este medio de comunicación afirmaron que la investigación fue cerrada puesto que Meizas declaró lo siguiente a las autoridades: “En su entrevista indicó que no fue víctima de ningún delito y que realizó el llamado de emergencia porque quería irse a su casa”. La información concluye en que se realizará un informe sobre la situación que será enviado a la Embajada de Venezuela en Las Bahamas. 

Noticias relacionadas