• La economista y exministra nigeriana posee un extenso currículo en el que destaca por haber sido la segunda al mando en el Banco Mundial y otras organizaciones como la Alianza Global para la Vacunación e Inmunización

La Organización Mundial del Comercio (OMC) eligió a la economista nigeriana Ngozi Okonjo-Iweala como su nueva directora general, luego de una asamblea virtual con el voto de sus 164 países miembros celebrada el lunes 15 de febrero. No solo es la primera mujer en ocupar el cargo, sino también la primera representante del continente africano en hacerlo.

La vacante dejada por el anterior director, el brasileño Roberto Carvalho de Azevedo, tardó meses en ser ocupada debido a la falta de consenso para elegir su sucesor. Aunque Okonjo-Iweala era la opción principal, Estados Unidos se negó a apoyar su candidatura y se inclinó a favor de la surcoreana Yoo Myung Hee. Sin embargo, con el cambio de gobierno en la Casa Blanca, la Administración de Joe Biden respaldó la elección.

Sede de la Organización Mundial de Comercio. Foto: The New York Times

La economista y diplomática tomará las riendas de la OMC a partir del 1° de marzo, y su periodo durará hasta el 31 de agosto de 2025, con opción a ser renovado. 

¿Qué hace la Organización Mundial del Comercio?

La OMC es un ente independiente creado en 1995, con base en el antiguo Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio de 1947. Tiene la función de:
· Administrar los acuerdos internacionales en materia de intercambios, importaciones y exportaciones.
· Servir como foro para negociaciones y resolver disputas comerciales entre países.
· Examinar las políticas comerciales de sus Estados miembros.
· Apoyar a los países en vías de desarrollo con programas de formación y asistencia técnica.

Extenso currículo

Okonjo-Iweala nació en Ogwashi-Uku, Nigeria, el 13 de junio de 1954. Es hija del reconocido matemático y economista Chukwuka Okonjo, quien además de profesor y diplomático de las Naciones Unidas, fue cabeza de la familia real Obahai de Ogwashi-Uku.

Pasó su juventud en Nigeria, y en 1976 se mudó a Estados Unidos para estudiar Economía en la Universidad de Harvard. Allí se graduó con la mención honorífica magna cum laude y en 1981 obtuvo su doctorado en Economía para el desarrollo. También ha recibido títulos honoríficos en 16 casas de estudios, entre ellas la Universidad de Yale, la Universidad de Pensilvania, la Universidad de Tel Aviv (Israel) y el Trinity College de Dublin (Irlanda). Es autora además de múltiples libros relacionados a las ciencias económicas, desarrollo económico regional, lucha contra la corrupción y liderazgo femenino.

Durante 25 años ocupó altos cargos en el Banco Mundial, donde llegó a estar de segunda en la línea de mando como directora de Operaciones. Allí creó diferentes iniciativas para apoyar en materia de alimentación y desarrollo a países de bajos recursos durante la crisis económica de 2008 y supervisó una cartera de más 81 millardos de dólares para las regiones de África, Europa y Asia. En 2012 fue candidata para ocupar la presidencia del Banco, pero perdió contra el surcoreano Jim Yong Kim.

Igualmente, fue ministra de Economía y Finanzas de Nigeria entre 2003 y 2006, durante el gobierno de Olusegun Obasanjo. Allí destacó por reducir la deuda externa y obtener la primera calificación crediticia soberana del país, además de liderar una cruzada contra la corrupción. En 2006 fue cambiada al Ministerio de Relaciones Exteriores, donde solo duró dos meses antes de volver a sus funciones con el Banco Mundial.

Foto: Cortesía

Entre 2011 y 2015 repitió como ministra de Economía, esta vez bajo el mandato del presidente Goodluck Jonathan. Allí destacó por promover créditos hipotecarios para viviendas y programas de subsidios para mujeres. Fue creadora del programa YouWin, destinado a financiar proyectos de jóvenes emprendedores y generar cientos de empleos. Continuó con su lucha contra la corrupción, lo cual le valió varias amenazas de muerte y el secuestro de su madre de 82 años de edad.

En 2020 fue nombrada “Ministra de la década” por votación popular en un sondeo del diario Nigeria’s This Day. Ese mismo año fue reconocida por la revista Forbes como la “Africana del año”, además de obtener  el Premio al Servicio Internacional de los Consejos de Asuntos Mundiales de América y el Premio Aminu Kano al Liderazgo.

Okonjo fue además presidenta de la Junta Directiva de la Alianza Global para la Vacunación e Inmunización (GAVI), creada por la Fundación Bill y Melinda Gates y recientemente fue nombrada enviada especial para África de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la atención de la pandemia de covid-19. También fue consejera de la Fundación Rockefeller, la Iniciativa Global Clinton y el Foro Económico Mundial contra la Corrupción.

Entre otros reconocimientos, ha figurado por cuatro años consecutivos en la lista de las 100 mujeres más poderosas del mundo de Forbes y en 2014 entró en el top de las 100 personas más influyentes, de la revista Time. También estuvo en la lista de los 50 líderes más importantes del mundo de la revista Fortune en 2015.

Fuera del ámbito institucional, Okonjo es miembro de la Academia de Artes y Ciencias de Estados Unidos y fue consejera de importantes empresas bancarias como Lazard y Standard Chartered. Desde 2018 integra el Consejo de Directores de Twitter.

Noticias relacionadas