• Desde el fin de semana el estado de Texas en Estados Unidos experimentó temperaturas bajo cero que que llegaron incluso hasta los -18°C 

El estado de Texas, al suroeste de Estados Unidos, experimentó temperaturas de hasta -18°C, la más fría en al menos 30 años. La entidad, que en algunas regiones tenía un calor desértico, ahora es el epicentro de una insólita ola de frío que incluso dejó sin electricidad a millones de ciudadanos en Texas y en el norte de México. 

Las principales compañías de electricidad tuvieron que cortar el suministro este lunes 15 de febrero, dejando a unos 4.000.000 de hogares y comercios sin luz, esto de acuerdo con el portal poweroutage.us. Pese a que en otras ocasiones los cortes suelen ser de 15 a 45 minutos, en esta oportunidad fue de al menos 24 horas. 

En Texas se registraron nevadas
Foto cortesía

Las autoridades del estado aseguraron que a medida que se reduzca la nieve y las ráfagas de viento helado aumenten durante la noche, existen más probabilidades de que más hogares se queden sin luz. 

El temporal invernal ocurre mientras que en Estados Unidos se lleva a cabo el proceso de vacunación masiva contra el coronavirus. Tennessee y Texas han tenido que cerrar sus sitios de vacunación y cancelar las citas de la primera o segunda dosis hasta nuevo aviso. 

La carreteras de Texas cubiertas de nieve
Foto: AP

Debido a las bajas temperaturas que se han registrado, el presidente de EE UU, Joe Biden, declaró el domingo 14 de febrero a través de un comunicado, el Estado de emergencia y movilizó asistencia federal para ayudar a las localidades afectadas.

¿Cuál es la explicación meteorológica?

De acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional estadounidense (NWS, por sus siglas en inglés), hay un “brote ártico” procedente de la zona fronteriza entre Canadá y Estados Unidos, que genera nieve y bajas temperaturas. 

El NWS explicó que este tipo de fenómenos meteorológicos generalmente se mantienen en el Ártico, pero este brote se trasladó a través de Canadá y se extendió a Estados Unidos hace una semana. 

Texas cubierta de nieve
Foto: AP

Nueva York vivió una historia similar

El noreste de Estados Unidos sufrió a principios de febrero el impacto de un gran temporal invernal que amenazó con dejar hasta medio metro de nieve en Nueva York. La Gran Manzana tuvo que decretar Estado de emergencia y paralizar su campaña de vacunación contra el covid-19.

Según el servicio meteorológico federal, Nueva York solo ha sufrido nevadas de ese tamaño siete veces desde 1800, con la mayor acumulación registrada en enero de 2016, que fue de casi 70 centímetro.

Los cortes de luz persisten

Los temporales invernales tienen al estado de Texas sumido en una crisis eléctrica desde hace al menos tres días. Más de 2.500.000 hogares y comercios no poseen luz ni calefacción debido debido al congelamiento de los generadores eléctricos. Una nueva avalancha de aguanieve y lluvia helada durante la jornada han profundizado la crisis.

El gobernador de la entidad, Greg Abbott, firmó una orden ejecutiva que obliga a los proveedores de gas natural a detener los envíos fuera del territorio y dirigirlos a los generadores de energía de Texas. También confirmó que todas las fuentes de energía se han visto comprometidas, desde el carbón y la energía renovable hasta la planta de energía nuclear del Estado. Más de dos tercios del suministro de energía en Texas proviene de la generación de combustibles fósiles. 

La oficina del Servicio Meteorológico Nacional en Austin / San Antonio aseguró que la nueva tormenta que se aproxima podría ser “la peor de todos los eventos invernales de la semana pasada”. La ola gélida ha afectado principalmente al centro y sur del país, pero abarca al menos 30 estados. Hasta la tarde del miércoles 17 de febrero, se registraron al menos 31 muertes por frío y accidentes automovilísticos en la carretera.

Foto: AP

México también sufrió consecuencias

Los estados de Nuevo León, Chihuahua, Tamaulipas y Coahuila, al norte de México, registraron cortes del suministro eléctrico debido a la falta de gas natural para las plantas generadoras. Esto debido a que es Texas el que suministra el combustible a las centrales eléctricas en esos estados.  

Texas también sufrió cortes eléctricos
Foto: Reuters

“Ya nosotros estamos tomando medidas. Desde hace una semana estamos trabajando en este tema para surtir, si se necesita, las fuentes de combustibles”. Así lo aseguró el presidente de México, Andrés López Obrador el lunes 15 de febrero. 

Se espera que para final de la tarde de este martes 16 de febrero las temperaturas en Texas empiecen su curso a la normalidad ya que de acuerdo con el NWS, el fenómeno meteorológico se irá moviendo hacia el norte de Estados Unidos.

Nota actualizada el 18 de febrero.

Noticias relacionadas